Forum

Avisos
Borrar todo

La Gran Guerra

Página 7 / 8

Fasa_Ape
(@fasa_ape)
Acólito Eminente
Registrado: hace 4 meses
Respuestas: 44
Iniciador de tema  

Ya era 15 de enero de 1913, quien lo habría dicho, unos meses antes, para todos los estadounidenses era 1910.
Las festividades navideñas habían estado muy deslucidas ese año, con una guerra, en territorio nacional,estancada en todos los frentes, con una niebla que cubría la mayor parte del país, concentrándose especialmente en los estados del sur, donde la vida humana ya era imposible, ahora eran una zona desmilitarizada que se alzaba entre las tropas de méxico y estados unidos, solo la costa oeste estaba libre de su opresiva presencia.
Tampoco era nada bueno, desde San Francisco hasta las aguas del canal de Panamá, una especie de hombres pez lo asolaba todo.
Ya habían demostrado una gran habilidad táctica y estratégica al infiltrarse en los servicios secretos de la dos principales naciones contendientes, ahora, para colmo de desgracias, los hombres pez iniciaban una campaña propagandística, claramente enfocada a detener la presión militar sobre ellos.
Los documentales,que exponian con toda impunidad en los cielos de las ciudades más importantes del mundo, mostraban tanto a mexicanos como a estadounidenses como crueles monstruos, dando a entender que su lucha era inutil y solo traia sufrimiento.
Ja, como si los hombres pez fueran a traer el amor universal a la tierra, pensó Philander Knox, estaba de pie, en el balcón del despacho oval, junto al presidente Tarf y otros miembros del gabinete de crisis.
Miraban al cielo, donde se estaba representando uno de esos exagerados y dañinos documentales, en ese momento, un niño raquitico escarbaba entre las ruinas, de lo que segun el documental, era una calle de la asediada San Francisco, tras una serie de tomas realmente torticeras, que buscaban la lagrima facil, la imagen se fundio en negro y unas letras en blanco, gritaron a todo el que supiera leer: La guerra solo lleva al sufrimiento, salva tu humanidad, di no a la guerra.
Tarf se puso rojo, casi morado, apretó en su mano derecha la pelota que le habían recomendado presionar cuando se sintiera estresado.
"¡Esto es el colmo, lo próximo que querran esas monstruosidades será que nos abramos las venas y les entreguemos todo el planeta!" grito, lanzando la pelota al marchito jardín de la casa blanca "quiero que se abran nuevas vías diplomáticas, con todos los países posibles, estos hombres pez son una amenaza para todo el planeta, y quiero a los que estan rodando estas aberraciones".

Esta publicación ha sido modificada el hace 1 mes 2 veces por Fasa_Ape
Esta publicación ha sido modificada el hace 4 semanas por Fasa_Ape

shadow_rokhan y Alegorn les gustó
ResponderCitar
shadow_rokhan
(@shadow_rokhan)
Acólito de Confianza
Registrado: hace 4 meses
Respuestas: 75
 

JOSE JOAO DA SILVA, ALMIRANTE AL MANDO DE LA FLOTA COMBINA DE LOS PAISES SUR AMERICANOS.

Telegrama dirigido al Directo de la agencia de inteligencia mexicana.

La situación se vuelto sumamente desesperada; en los últimos días hemos perdidos una gran cantidad de  navíos, buques mercantes y otros tipos de embarcaciones; debido a los constantes enfrentamientos con los hombres pez, han estado asaltando los puertos; muelles, astilleros entre otras  infraestructuras cercanas al mar, la flota marítima combinada apenas pueda mantener a raya a esos malditos peces, hace 48 horas nos enfrentamos a un pez humanoide de aproximadamente 40 metros de altura, destruyo 6 cañoneros antes de que pudiéramos abatirlos, perdimos 100 hombres, las costas ya no son seguras en ningún pais, por el momento no podemos dividir la flota o seriamos barridos del mapa.

Lamento informar que no podemos brindar apoyo para mantener seguras las costas mexicanas, por el momento tenemos las manos demasiado ocupadas, ahora hay una secta que se auto denomina la secta esotérica de Dagon; la cual esta conformada por ocultistas que intercambian mujeres y niños por oro, joyas y favores de los hombres pez; esa secta esta ganando un poder inmenso en las costas de muchos paises, tanto es así que se ha vuelto una amenaza real en cuestión de semanas, si permitimos que sigan acumulando poder y gente, seremos vencidos desde adentro.

Almirante JOSE JOAO DA SILVA.


Alegorn le gustó
ResponderCitar
cuervos
(@cuervos)
Acólito Eminente
Registrado: hace 6 meses
Respuestas: 37
 

Diario de Swami Chandraputra

 

Primer día tras el velo del sueño:

Encontramos el monte Aran atestado de gentes de diversas procedencias, lugar del que parten los barcos que navegan por el cielo sobre el mar Cerenio.

El miedo creciente debido a la oscura corrupción que asola Celephaïs precipita la huida desesperada de todos aquellos temerosos del Rey, al que apodan “Carmesí”. La bella tierra de Ooth-Nargai camina hacia un destino incierto y las pesadillas plagan las mentes de todo aquel que permanezca a la sombra de la antaño, majestuosa ciudad principal.

Descubrí en el monte algunas facetas desconcertantes y posiblemente el origen del apelativo que Bob había mencionado en alguna ocasión. Sus "dos pistolas" deleitaron con su serenata al tumultuoso grupo que trataba de embarcar, abriendo fuego sin miramientos contra todo aquel que tratase de interponerse en nuestro camino. A pesar de lo rudimentario y violento de tales maneras, logro su propósito y no encontramos mayor inconveniente para embarcar en la primera nave que zarpo de allí. Reconozco que aquello despertó cierto temor sobre la estabilidad mental del tejano, que hasta ese momento, no había demostrado rasgo alguno que pudiese poner en tela de juicio, la aparente personalidad sosegada que me había mostrado desde el inicio de nuestro viaje.

A pesar de no ser mi primera vez, me sobrecogió la maravilla al sentir el barco alzando el vuelo sobre el mar para navegar entre las nubes, regalándome con ello las imponentes y gloriosas vistas de la tierra soñada.

A punta de pistola surcábamos el cielo en dirección a la oscura meseta, ya con la misteriosa roca sin nombre a la vis...c ...ca...car...

Caaaaarterrrrr....estoy cansado de cederte el control...Caaarter , prometiste devolverme el cuerpo hace ya mucho tiempo...lo quiero de vuelta... lo quiero ya...

 

Surcábamos el cielo, ya con la misteriosa roca sin nombre a la vista, cuyos extraños alaridos procedentes de ella ya había escuchado y sobre la cual se me aconsejo no hablar; No lo hice, pero pude percibir el pavor de los pocos que habían accedido a subir al navío a pesar de su destino. Los deseos de alejarse de la ciudad maldita debían superar el miedo a recibir un balazo.

A medio camino de Leng, fuimos presa de lo que hoy puedo definir como una “tormenta de fluctuaciones espacio-temporales aleatorias ”, cuyas grietas se abrían y cerraban mostrando diferentes realidades. Algunas eran reconocibles, otras en cambio eran incomprensibles, llevando a la locura a algunos de los pasajeros, que se arrojaron por la borda al contemplar los horrores mostrados por alguno de aquellos agujeros.

Una de aquellas grietas se abrió repentinamente frente a la popa y resulto imposible evitar entrar por ella. A media que el barco atravesaba aquella brecha entre realidades, pude ver bajo el cascaron el manto brumoso esmeralda infinito, por el cual solo asomaban las copas de los árboles más prominentes.

Justo en el momento en el que se encontraba en el punto medio entre ambos mundos, el portal se cerro partiendo en dos el navío.

Recuerdo la mirada aterrada de Bob mientras caíamos hacia la niebla.

En aquel angustioso momento, sentí el abrazo de una masa formada por múltiples seres peludos; Aquellos que me habían ayudado en el pasado lo hicieron de nuevo, saltando para ponerme a salvo y llevarme de vuelta a la tierra del sueño.

Ahora estoy en Ulthar, y comprendo que el rescate no ha sido fortuito. Mis viejos amigos han recurrido a mi pues esta realidad, al igual que la tierra de donde provengo, sufre los efectos del colapso creciente del los universos, amenazando con ello la integridad del tejido espacio-temporal y por ende la existencia misma.

Solo espero que Bob haya logrado sobrevivir.

Esta publicación ha sido modificada el hace 4 semanas por cuervos

shadow_rokhan y Alegorn les gustó
ResponderCitar
cuervos
(@cuervos)
Acólito Eminente
Registrado: hace 6 meses
Respuestas: 37
 

Las cronicas de Elsa Barker: Contratiempos / parte 1.

 

La vieja locomotora ahora arrastraba únicamente un vagón de carga y avanzaba ligera y exultante, ignorando la edad de sus metales. Una ola de pesimismo reposaba sobre los tres supervivientes. Tras el incidente en Illinois días atrás, apenas habían compartido impresiones o sentimientos al respecto y por si fuera poco, la falta de víveres y la dificultad para conciliar el sueño generaba un terrible mal estar que les sumía en un deprimente letargo. La niebla y sus extrañas características aún desconocidas, al igual que los efectos derivados de la larga exposición sumaban aun mayor incertidumbre.

El ultimo soldado Británico, que metódicamente se centraba en su labor de maquinista, albergaba serias dudas acerca del suceso que se llevo a sus tres compañeros; El relato sobre criaturas masivas y magia no resultaba fácil de asimilar para su escueta y simplona mente militar.

Elsa Barker aun arrastraba ciertos efectos adversos por el esfuerzo realizado en el trance durante el fatídico episodio. Su acolito, inexperto y poco habituado a labores fuera de los muros del templo, se debatía entre el cansancio y el pánico.

El mermado grupo había logrado atravesar Indiana y Ohio sin mayores complicaciones mas allá del hambre y el nulo descanso, además de la imposibilidad de discernir el día y la noche o el clima cambiante, que pasaba de fuertes tormentas a copiosa nieve, para regresar al calor sofocante en cuestión de horas.

Atravesaban ahora Pensilvania. Sus montañas y densos bosques de secuoyas estimulaban la quebrada mente de la bruja, que apenas había tenido oportunidad en su vida de admirar la belleza de la naturaleza. Incluso a través de la bruma, que añadía sobre cualquier estampa características mortuorias, podía detener la emoción que sentía.

Atrás dejaron Pittsburg. Las mismas escenas descorazonadoras sobre antiguos vivos sumidos en perpetua repetición, las mimas penas de los aún vivos matándose por un pedazo de pan mohoso...

En las afueras de la ciudad, donde la niebla pareció gemir con mayor intensidad , Willson juró ver un grupo de personas devorando un cuerpo inerte tendido en el suelo. Elsa no reparo en el detalle, obsesionada por descifrar los enigmas del rumor que portaba la niebla.

Las zonas boscosas en el estado eran abundantes y constantes, lo que propició el fatídico accidente.

Paso rápido; Tras una sucesión de bocinazos de la locomotora, llego el grito desesperado del ultimo soldado:

-¡ Saltad !-fueron sus ultimas palabras.

Un árbol el la vía sentencio a la vieja maquina, que descarriló llevándose consigo todo lo que arrastraba.

Elsa Barker volvió en si tras un tiempo indefinido y escucho los lamentos lejanos del aterrado Willson, que había quedado parcialmente aplastado por el vagón de carga. La peor parte sin duda había caído sobre el soldado, cuyos partes quedaron mezcladas entre los metales y piezas de la locomotora.

La parte del acolito que no había quedado bajo el vagón realizo sus últimos estertores.

Elsa Barker, dolorida y conmocionada por el brutal accidente, se había quedado sola. Con terrible pesar, cerro los ojos del ya difunto Willson y mientras se alejaba del accidente, escucho como la niebla mostró sus efectos sobre el joven atrapado bajo el pesado vagón...

Sin mirar atrás, se adentro en el bosque sumido en el neblinoso y extraño rumor.

En el cielo, la mitad de una antigua embarcación caía sobre la tierra...

Esta publicación ha sido modificada el hace 4 semanas 2 veces por cuervos

shadow_rokhan y Alegorn les gustó
ResponderCitar
cuervos
(@cuervos)
Acólito Eminente
Registrado: hace 6 meses
Respuestas: 37
 

Las corinas de Elsa Barker : Contratiempos parte 2.

 

Exhausta y sin destino caminó durante horas la bruja a través del frondoso laberinto de secuoyas. El corte abrupto del bosque dio paso a una amplia extensión llana, en la cual separados por grandes distancias; Graneros, Granjas, silos y pequeñas viviendas formaba una de las comunidades Amish propias de Lancaster.

La niebla, al igual que en la extensas planicies de Illinois, se repartía perdiendo cierta densidad.

Desesperada, Elsa Barker busco en cada uno de los edificios, que parecían atrapados en épocas pasadas y cuyas maderas presentaban los efectos propios de la humedad y la falta de cuidados.

A diferencia de las ciudades y pueblos varios que había atravesado en su viaje, allí no encontró rastro alguno de vida, ya fueran supervivientes o resucitados en repetición.

Durante largo rato continuó buscando, atravesando plantaciones marchitas, campos de maíz devastados, letrinas y cuadras, recorriendo hasta en el ultimo rincón de la peculiar comunidad.

La soledad pasaba factura y el silencio viciado de maldiciones llevo la mente trastocada de la bruja a un estado de abrasiva desesperanza. Recordó entonces momentos mejores y puso en duda tantos otros; Estos, cuyos aspectos mas profundo solo brotaban en situaciones extremas o bajo el influjo de sustancias propias de rituales ocultos, llegaron en tromba a su mente. Renegó con furia al destaparse imágenes reprimidas que la llenaron de avergonzado arrepentimiento... Pareció ser aquel el juicio que todo ser humano recibe en los momentos previos a la muerte.

Revolcada entre penas y fracasos, llego a ella una leve sensación, un hálito de vida que la aguda percepción de la bruja guio hacia una pequeña cabaña alejada y oculta tras algunos arboles, que había pasado completamente desapercibida.

Sus ventanas estaban completamente entablilladas y aun así, podía escucharse la voz de su morador. Por una pequeña oquedad de la madera Elsa Barker miro hacia el interior y vio a un hombre extremadamente delgado en el centro. Se mecía de forma mecánica, rodeado por un circulo de velas a medio quemar y los restos de otras tantas, mientras farfullaba:

-No ve vais a atrapar...no a mi...malditos perros...no a mi...no a mi...- reiteraba con voz apagada.

-¡Por favor!... -dijo la bruja – por favor... necesito ayuda...-.

El hombre detuvo por un momento su oscilación, para comenzar de nuevo segundos después.

-Casi me atrapan...casi lo consiguen...pero a mi no van a engañarme...no..-continuó-.

-Por favor...he perdido a todo mi grupo...estoy al borde de morir de inanición...- contesto Elsa Barker desesperada.

El hombre hizo caso omiso a las plegarias de la bruja y continuo con su extraño mantra. Aquello la exaspero y decidida, fue hasta la puerta de la cabaña y empujo con fuerza. Tras varios intento finalmente cedió.

Al atravesar el marco noto como sobre ella cayo una especie de arcilla seca, que debió ser lo que había ofrecido resistencia.

Aquel famélico hombre se abalanzó sobre ella y la aparto de un empujón. Cerro la puerta con violencia y comenzó a aplicar la arcilla, visiblemente aterrorizado, sobre todos los ángulos que esta formaba. Cuando hubo terminado la faena, se giro hacia Elsa, que engullía pan reseco y el dudoso contenido de algunas botellas que el hombre atesoraba en su refugio.

-¡Tu!- grito tosiendo exageradamente- ¡nos has condenado!-.

El viejo Amish temblaba sin control, resultaba difícil entender como la piernas desgastadas y huesudas podían mantenerle en pie. Elsa medito un segundo sobre la arcilla en la puerta, se dio cuenta entonces que todas las equinas y aristas de la pequeña cabaña estaban cubiertas por la misma sustancia, creando un espacio ovalado carente de ángulos rectos.

-Los perros...los perros se han llevado a todos los que conocía...pero no lo lograran conmigo...- dijo algo mas calmado.

-¿Los perros?- preguntó Elsa.

Vienen de los rincones mas oscuros de la cuarta dimensión, son moradores del tiempo cautivados por las formas orgánicas de nuestro mundo. Sus cuerpos no tienen definición exacta y los aullidos anuncian su llegada...Solo pude verlos durante un horrible segundo...me miraron. Acechan y buscan entrar en nuestra dimensión a través de los ángulos, representación de lo impuro. Les impela la sed de nuestra esencia, nuestra pureza, pero necesitan atraernos hacia su abismo...- el hombre continuó hablando pero Elsa, que en absoluto se sorprendió por el relato, ya estaba sumergida en pensamientos buscando en uno de sus libros algo que había recordado, pues no era la primera vez que se encontraba con posibles entidades mas allá de la pobre percepción humana.

El hombre caminaba de lado a lado de la cabaña aterrado. Elsa Barker haciéndole un gesto de calma saco una tiza de su túnica y comenzó a realizar símbolos sobre todos aquellos lugares en los que la arcilla redondeaba las intersecciones. Ensimismada en su labor, se tomo tiempo para asegurarse que las formas de los símbolos eran correctos. Los había ido copiando de un viejo grimorio, cuyos ejemplares podían contarse con los dedos de una mano, ignorando por completo al hombre que había detenido ya su constante balbuceo.

-Bien, con esto debería bastar para mantenernos a salv...- La bruja paro en seco.

Elsa Barker no entendió el porqué de aquello, había realizado escrupulosamente los símbolos ocultos de protección en cada uno de los lugares en los que simple arcilla había bastado hasta aquel momento. Sintió entonces el pesar al comprender el error cometido que había producido el terrible desenlace. Al abrir la puerta, la bruja había retirado parte de la masa que curvaba los ángulos de la puerta y aunque fueron segundos, había bastado para condenarle.

El esquelético amish acurrucado en una esquina temblaba horriblemente. Alzó sus brazos al aire tratando de agarrarse a algo y cayó al suelo cuando las piernas le cedieron. Gemía y se arrastraba por el suelo, mostrando los dientes y de su boca salía espuma blanquecina. Comenzó a caminar a cuatro patas en dirección a la bruja mientras emitía sonidos semejantes a ladridos...

...la bruja grito de puro espanto.

Algo comenzó a golpear la puerta de la cabaña y tras varios intentos se abrió de par en par, llamando con ello la atención del amish a merced de la entidad, que ya se encontraba sobre Elsa Barker.

Recibió el hombre todas la balas que los revólveres del oportuno extraño pudieron disparar.

-Saludos señorita...- Dijo el malherido tejano aún con las pistolas humeantes- disculpe la...intromisión...

Entonces se desplomó junto al amish ya muerto, que por unos instantes, había sido un Perro de Tíndalos.

Esta publicación ha sido modificada el hace 4 semanas 2 veces por cuervos
Esta publicación ha sido modificada el hace 3 semanas por cuervos

ResponderCitar
Donchaves
(@donchaves)
Acólito Eminente
Registrado: hace 5 meses
Respuestas: 22
 

Durante incontables jornadas por las galerías subterráneas, hemos viajado con incontables escaramuzas. Montamos una guerra de guerrillas contra los seres esperpénticos que nos acosaban, debíamos devolver las tornas. 

 

Y así fue, como por uno de los pasadizos llegamos, maltrechos, a una enorme prisión, llena de despojos humanos. Finlay por desgracia no pudo soportar tal visión y en un descuido nuestro se voló la tapa de los sesos ante nosotros. Me acongoja el corazón que después de tanta lucha todo acabase en una violenta fuente sanguinolenta de vísceras y trozos de cráneo.

 

Sin embargo el horror se encontraría más adelante, cuando llegamos a una enorme sala. Reconocí aquel lugar: eran las mazmorras de “El presidio” convertidas en un infernal templo al más puro de los mares. Las criaturas allí realizaban sacrificios humanos usando para ello a los cientos de familias negras apresadas durante la locura de los días anteriores. 

 

Realizaban este infame en honor a 3 grotescos ídolos: Dos de ellos eran similares a las criaturas,aunque de proporciones titánicas. Cada uno de ellos abrazaba de manera obscena un enorme pilar fálico recubierto de infames inscripciones y estaban esculpidas en una piedra de tonos verdosos y amarronados, con la sensación de estar siempre húmedas. Y presidiendo aquel infame Aquelarre,la estatua ultraterrena un monstruoso demonio de piel demasiado orgánica, alas deformes, temibles garras y una grotesca cabeza parecida a la de un pulpo o calamar, embadurnado en los fluidos hemáticos provenientes de incontables rituales obscenos e inenarrables ¿Acaso aquellos eran sus dioses? ¿O tal vez sus maestros? 

Asqueados, envolvimos a aquellas criaturas infectadas y les atacamos en mitad de sus ritos mientras se postraban ante sus repugnantes ídolos, lo que igualó su superioridad numérica. Quizas esta sea nuestra batalla final, pero venderemos nuestras vidas a un precio enorme para ellos.

 

Y aquí nos encontramos, heridos pero victoriosos. José y Matthew hicieron los honores de dinamitar aquellos ídolos impíos que ofendían a todo lo que es bueno. 

 

Si alguien lee estas, mis últimas palabras, que conozca las hazañas que realizamos en pos de la humanidad, americanos y mexicanos juntos.

 

-Tom Wilson. Resistencia unificada de San Francisco

 

Postdata: El edificio parece comenzar a venirse abajo, y frijolito solo hace mirar a una esquina con una ligera fluorescencia mientras nos maulla. ¿qué debemos hacer?

Encuesta para el público:

[ENTRAR EN LA GRIETA]  [QUEDARNOS EN EL EDIFICIO]


ResponderCitar
NoviembreNocturno
(@noviembrenocturno)
Miembro Admin
Registrado: hace 6 años
Respuestas: 52
 

Gana en el directo "Entrar la grieta"... ^(;,,;)^


shadow_rokhan le gustó
ResponderCitar
Fasa_Ape
(@fasa_ape)
Acólito Eminente
Registrado: hace 4 meses
Respuestas: 44
Iniciador de tema  

Nicola Tesla, estaba trabajando en la instalación de sus torres de resonancia Schumann a lo largo del cinturón de hierro. Había llegado a la conclusión de que alterando la frecuencia de emisión, podría quemar los cerebros de los muertos, ya que estos tenian poca actividad eléctrica, pero la justa para ser interferida. Más adelante esto se podría alterar para atacar también el cerebro de los vivos.

De repente lo sintió, miles de vidas apagándose en un único y ardiente segundo.
En ese mismo instante, en algún lugar del atlántico, a unas millas de Irlanda, el acorazado USS Connecticut, había disparado dos proyectiles nucleares, alcanzando de lleno sus objetivos en la isla de Hyl Brasil.
El mismo dio las instrucciones a la armada de donde debían desarrollar las pruebas, ahora tenía la confirmación de que Hyl Brasil estaba donde había previsto que estaría.

Por supuesto la tripulación del Connecticut, creía que estaban probando la nueva munición. Sin lugar a dudas la Cofradía de la Frontera lo tomaría como una declaración de guerra por parte de los Estados Unidos.
Los mortales eran tan simples, ese Riouk Art, había salido de la nada, llevando a cabo una campaña propagandística, desarrollada con una tecnología, que los habitantes de esta dimensión sólo podían asociar a los profundos. Esto junto a que no se tomó la molestia de desmentir esa confusión, ya le había granjeado la enemistad de medio planeta. Este último movimiento, estaba destinado a que esa animosidad fuera mutua.

Llevaba siglos tramando este plan, él había conducido a este mundo al punto justo de maduración. Fueron siglos de siembra, sutil como el aleteo de una mariposa, al propiciar la aparicion del pensamiento especulativo y, brutal como un golpe en la mesa, con la invención de la pólvora.
Su plan no se limitaba solo a destruir esta realidad. Fue él quien envenenó la mente del rey Kuranes, con dulces mentiras y amargas medias verdades. Fue él quien atrajo la atención de Dagon. Y sería él, quien danzaría en honor a su señor Azathoth, entre las cenizas del multiverso.

"Señor Tesla ¿se encuentra bien?" la voz de Herbert West, le sacó de sus pensamientos.

"Perfectamente, doctor, solo estaba pensando en lo maravilloso que será este mundo, cuando acabemos con esta guerra" respondió Tesla con una sonrisa.

Esta publicación ha sido modificada el hace 4 semanas 2 veces por Fasa_Ape

shadow_rokhan y cuervos les gustó
ResponderCitar
Donchaves
(@donchaves)
Acólito Eminente
Registrado: hace 5 meses
Respuestas: 22
 

Decidí adelantarme a mis hombres junto con el frijolito. Parecía seguro, más seguro que quedarse allí abajo, así que ordené a Tadeo preparar la traca final de “fuegos artificiales” encendiendo la mecha cuando el último de nosotros entrara en la grieta. Si algún maldito pez quedase se encontraría con un buen espectáculo.

Aún así este lugar es lo más extraño que hemos visto en nuestras vidas. Solo ver el cielo parece un espectáculo sacado de un cuadro de los pintores modernos más extravagantes como el ese tal van Gogh o como quiera que se pronuncie, con un paisaje con árboles llenos de espirales de color, de pinceladas vivientes. Extraños entes cruzan esos pintorescos cielos acompañados de un sonido de flautas del que desconocemos su origen. Y en la lejanía distinguimos lo que parecían unas ruinas en las inmediaciones de un lago. 

Tras un prudente reconocimiento, decidimos alejarnos, pues parecía estar habitada por una versión degenerada de esos odiosos hombres pez, solo que estos estaban en una especie de catatonia. Aún así eran muchos y no debemos malgastar nuestra munición pues ya no hay vuelta atrás. 

 

No hay vuelta atrás... 

 

-Tom Wilson


ResponderCitar
cuervos
(@cuervos)
Acólito Eminente
Registrado: hace 6 meses
Respuestas: 37
 

 

--La crónicas de Elsa Barker: vida, muerte y voluntad.--

 

La sangre no paraba de brotar por las múltiples heridas pobremente suturadas y  repartidas por todo el cuerpo de Bob dos pistolas.

El desafortunado tejano que días atrás hubo caminado por tierras soñadas, sentía ahora que la vida se apagaba lentamente en alguna zona remota de EEUU, tras la aparatosa caída del navío volador partido en dos por la grieta que se abrió entre realidades. Elsa Barker había cargado con el durante días a través de los laberínticos bosques de Pensilvana y al fin, habían lograron alcanzar el pequeño condado de Wayne, frontera con el estado de Nueva York.

Tras perder a todo su grupo en el fatídico accidente de tren, la bruja arrastraba cierta desidia. Sentía un vacío existencial derivado del pensamiento constante sobre tantos años de estudio y ritual, tanto esfuerzo dedicado al aprendizaje sobre los misterios ocultos y las ramas esotéricas mas complejas. Tantos años entregados a la mermada Aurora Dorada, a la orden Rosacruz de Alfa et Omega... tantas renuncias en pos de ascender hacia un estado superior que ahora se disipaban y parecían insignificantes ante las realidades y horrores mostrados...ante el ominoso futuro que estaba por llegar.

Descubrieron las peculiaridades de la mancomunidad propia de Pensilvania cuando llegaron a Honesdale, cuyos habitantes demostraron, aun vivos y organizados, una hospitalidad inusitada para los aciagos tiempos, cuya estructura social parecía trabajar al margen de la política del país.

Lograron finalmente encontrar descanso en aquella pequeña población.

La familia que les acogió, dándoles comida y posada, incluso poseía aún algunos caballos, que a pesar del aspecto cochambroso, demostraban aun vitalidad y brío.

Aquellos gestos de amabilidad y humanidad resultaron reconfortantes para la bruja pues la bondad parecía haber abandonado el país.

Para Bob ya era tarde....sus heridas presentaban síntomas de gangrena y a pesar de los intentos del medico del pueblo, el pronostico no era halagüeño.

En la pequeña habitación que la amable familia había habilitado para ellos, Bob asumió su destino:

-Señorita....-dijo apenado.

-Por favor Bob , llámame Elsa- contesto rápido la bruja.

-Señorita...Elsa..., ha llegado mi momento...y lo acepto, ahora escucha con atención-

Elsa Barker se puso en pie sobresaltada.

-¡No digas tonterías! ,podríamos...- frenó la bruja ante un gesto del tejano.

 

-No hay nada que pueda hacerse y mientras me quede un hálito de vida, mientras pueda decidir, no permitiré que esta maldita niebla me lleve....- se detuvo unos segundos, incorporándose pesadamente quitándose el poncho y el cinturón en cuya fundas, reposaban sus dos pistolas. Saco una de ellas y le entrego ambos objetos a la bruja. Está los acepto mientras sus mejillas sentían las lagrimas dado que comprendía lo que el tejano estaba a punto de hacer, aquel que días atrás la había salvado del horror angular.

Bob con cierta parsimonia vació el tambor del revolver, dejando únicamente una bala en el.

-Pero Bob ...por favor...tiene que haber algo que yo pueda hace.- dijo buscando alterada entre las paginas de su viejo Grimorio -

-Elsa, es suficiente, se acabo. Ningún “abracadabra” vale ya para mi y a decir verdad, ya he tenido suficiente de ellos...permíteme al menos decidir como acabar mi historia.

La bruja apretó los dientes y asintió.

Quiero que me prometas algo- añadió Bob- Camino de Arkham, necesito que hagas una parada Providence y le entregues esto a un amigo, el sabrá darle valor...-

Bob le entrego una vieja libreta, el nombre y la dirección de su destinatario.

-Lo haré Bob, te lo prometo...-contestó entre resignación y lagrimas.

No se pronunciaron más palabras en aquella pequeña y acogedora habitación. Elsa se acerco entonces al tejano. Con cariño beso su frente y sobre ella dibujo un hexagrama unicircular con su propia sangre.

Mientras la bruja caminaba hacia la puerta escucho girar el tambor y pudo notar el cañón reposando sobre la sien...

                      ...un “click”...

                                             ...dos “clicks”...

 

...no sonó un tercero, Bob estaba muerto.

Elsa respiro profundamente frente a la casa, tumba del valiente tejano y meditó durante largo rato:

“ha muerto bajo su voluntad”

 

Ya estaba lista para ponerse en marcha. Sobre su cadera apretó el cinturón; una funda vacía y en la otra un Colt 45 y sobre su ajada túnica vistió el poncho heredado.

Lo amables lugareños había tenido a bien ofrecer uno de aquellos famélicos caballos. La bruja se acomodo sobre el mientras pensaba en la palabra dada, que seria ahora su prioridad en el camino.

El viejo cuaderno que Bob le había entregado estaba bastante desgastado y maltrecho, pero en su portada aún podía leerse lo que parecía darle titulo...

“CONAN”

 

 

 

 

Esta publicación ha sido modificada el hace 3 semanas por cuervos

Donchaves, shadow_rokhan, Learntofly y 1 gente le gustó
ResponderCitar
shadow_rokhan
(@shadow_rokhan)
Acólito de Confianza
Registrado: hace 4 meses
Respuestas: 75
 

@cuervos magistral el final del buen Bob, me temo que me caía muy bien el personaje, pero el, eligió su final.


cuervos le gustó
ResponderCitar
shadow_rokhan
(@shadow_rokhan)
Acólito de Confianza
Registrado: hace 4 meses
Respuestas: 75
 

Teniente Rodolfo Huerta.

Informe de campo.

Nuestro regreso a las cruces ha sucedido sin contratiempo; alimentamos a los caballos, los ensillamos y nos pusimos en camino a Dallas, mientras tanto Tala me ha enseñado muchas cosas referentes a los conocimientos chamanísticos; también me ha explicado como puedo confeccionar los tokens para protección, en el camino que tenemos por delante necesitaremos todo el equipo que podamos para no caer victimas de la niebla que se hace mas densa conforme avanzamos al este, durante nuestra cabalgata, hemos podido notar los estragos en los edificios hechos de madera, se han desvencijado, los cultivos se han destruido, casi toda la vida ha sido extraída del suelo y los animales. Es lamentable el estado en que se encuentran.

Pero confió en que nuestro ejercito podrá contener a la horda de muertos y los hombres pez, después de todo si hemos logrado resistir hasta ahora es por la resiliencia pura que tiene nuestro pueblo. durante el camino hemos recolectado algunos componentes para confeccionar los tokens, aunque es un trabajo laborioso; sin duda los tendremos listos antes de llegar a dallas, nos quedan 2 días de viaje aun, pronto estaremos con el General Lauro Villar.


ResponderCitar
Fasa_Ape
(@fasa_ape)
Acólito Eminente
Registrado: hace 4 meses
Respuestas: 44
Iniciador de tema  

La luz apenas pasaba entre los tablones que bloqueaban las ventanas de su oficina. Lo cierto es que el profesor Edgard Jenkins, solo tenía ojos para la puerta de su oficina y la caja donde guardaba Eso.
Unos meses antes, cuando consiguió Eso, pensaba que solo era un trasto más con el que adornar las vitrinas de la facultad de etnología de la universidad de miskatonic, hasta que Eso le hablo. Le mostró imágenes de destrucción, el fin de toda vida.

Jenkins intentó advertir al mundo y le tomaron por loco, intentó unirse a la Orden Hermética de la Aurora Dorada, para entregarles Eso, para detener lo inevitable y, se rieron de él.

Tiempo después, desesperado, le preguntó a Eso cómo podía evitar toda esa destrucción. Y Eso, le mostró un ritual, le dijo dónde, le dijo cuando. Si lo detenía salvaría al mundo entero.

Y Eso le engaño. Detuvo el blasfemo ritual, pero no evitó nada.

Cuando salió del sótano, donde se celebraba la impía ceremonia, todo había cambiado, una niebla empezaba a cubrirlo todo, más adelante descubrió horrorizado lo de los muertos.

Regreso a la ciudad de Arkham tan pronto como pudo. Al principio, trató de llevar una vida normal, yendo de su casa a la universidad todos los días, pero decidió que era peligroso, Eso estaba en una caja, en su oficina ¿y si alguien lo robaba?.

Empezó a vivir en su oficina, al principio, salía para comer e ir al servicio, pero demasiada gente volvía la cabeza con disimulo para mirarle, demasiados cuchicheaban entre ellos, querían quitarle Eso, Jenkins estaba seguro.

No volvió a salir de su despacho, al principio, hacía sus necesidades en un cubo que vaciaba por la ventana, pero decidió que delataba el lugar donde se escondía,tapió las ventanas con tablones, ahora, sus excrementos se amontonaban en una esquina de la oficina, no importaba, el solo tenia ojos para la puerta y la caja donde guardaba Eso.

No quería mirarlo, solo mostraba muerte y mentiras, pero al final siempre lo miraba.
Eso le había engañado, lo odiaba, pero no podía deshacerse de él, sabía que si lo tirara al fondo del mar se sentiría aliviado, pero no tenía fuerzas para hacerlo.

Deseaba que alguien se lo quitara, pero si intentarán quitárselo, mataria por el.

Temia que los dueños de Eso vinieran a buscarlo, y deseaba que lo hicieran de una vez.

Ahora estaba famelico, acuclillado detrás de la mesa de su despacho, vestido con harapos, podía oír su reloj de pared, pero hacía semanas que no le daba cuerda.

El profesor Edgard Jenkins, solo tenía ojos para la puerta y para Eso.

Esta publicación ha sido modificada el hace 3 semanas 2 veces por Fasa_Ape

Donchaves, Alegorn y cuervos les gustó
ResponderCitar
cuervos
(@cuervos)
Acólito Eminente
Registrado: hace 6 meses
Respuestas: 37
 

-Diario de Swami Chandraputra-

 

Segundo día tras el velo del sueño:

No recordada lo maravillosa y embriagadora que resulta Ulthar; sus pequeñas casas bajas y sus calles empedradas, sus hospitalarias gentes y sus gatos sagrados. Aún si cabe, la terrible niebla verdosa añade mayor misticismo y belleza al lugar mas hermoso que debe existir en esta y en cualquier tierra.

He caminado por el templo de los antiguos, que albergó en sus estantes los antiguos manuscritos y he visitado a Atal, el sacerdote ajado y abrumado por el conocimiento que fue discípulo de Barzai el sabio, que tiempo atrás se perdió en las montañas por la vanidad.

Hablé con el viejo estudioso acerca del perdido Kuranes y su corrupción y me revelo sus verdades acerca del origen de tales horrores. Pronuncio entonces el nombre del posible responsable, lo que me hizo estremecer... de ser certera su creencia, nos encontramos ante una incógnita irresoluble y podríamos estar avocados al fracaso y la destrucción...

Mañana según dijo Atal, se ha convocado una reunión inaudita en las tierras del sueño, un concilio extraordinario que tendrá lugar mas allá del rio Sky , que supondrá un evento sin precedentes. Personalidades de muchas regiones se darán cita en la ciudad con el objetivo de analizar y debatir sobre el estado de la tierra y su creciente confusión. Se espera que de allí salga una alianza de los pueblos con la intención de hallar la forma de frenar esta amenaza que hace temblar los pilares de la existencia. Sin duda, este encuentro insólito despierta mi curiosidad y no puedo estar mas que honrado de poder presenciarlo.

Durante la tarde, he paseado por sus calles. Visitando a viejos conocidos y hablando con los lugareños mas antiguos. Me han trasmitido sus temores y me han dado detalles de los extraños eventos que han ido surgiendo desde que Celephaïs cambió. He disfrutado del recuerdo de aventuras pasadas con un nutrido grupo de felinos, los cuales también temen lo que pueda estar por venir.  Jamás había visto ni esta ni tierra alguna un desbarajuste cósmico de tales proporciones.

Hace mucho que los dioses de la tierra no juegan en el Hatheg-Kla...

Entrada la noche permanecí sentado en una sus hermosas plazas y vi como los invitados comenzaron a hacer acto de presencia.

Los primeros fueron los moradores del bosque encantado colindante, los Zoogs. Los roedores grisáceos de bocas tentaculares que tanto habían despreciado a los gatos, ahora honraban el pacto que existía entre ellos por el bien común.

Vi después aparecer un grupo de formas caninas que reconocí al instante, los Gules. Con aquellos habitantes de las zonas inferiores también viví situaciones complicadas en el pasado y fueron grandes aliados cuando me hizo falta. Entre ellos reconocí a un viejo amigo; Pickman. El abrazo que nos dimos sorprendió a muchos y asusto a otros, la felicidad me embargo por el encuentro.

Y vi tras ellos alzados sobre el suelo, un pequeño grupo de ángeles descarnados, negros como la noche, que me llevo a pensar que contábamos con el beneplácito de Nodens ,lo que añade esperanza y fortaleza a nuestros temores.

Me habló Pickman sobre en inframundo y los cambios que allí habían sufrido. Desde que comenzó la locura, habían visto hermanos y amigos caer presa de los Dholes con demasiada frecuencia. Vieron a esos mismos muertos regresar a la vida y morir otra vez por los gigantescos gusanos que habitan el tiempo entre mundos, los que parecían ahora contar con múltiples entradas que se multiplicaban cada día de forma impredecible.

Tras los gules, llego la más singular de las apariciones que he visto esta noche de eclipse en Ulthar; Un pequeño grupo de hombres de Leng. Algunos de estos salvajes, esclavos de las bestias lunares, me habían puesto en grandes aprietos en el pasado camuflados como mercaderes en Dylath-Leen. Su presencia me inquietó, pero rápido me di cuenta de ciertas peculiaridades. Eran pocos y no ocultaban sus extraños rostros. Vestían ropas singulares cuyos símbolos parecían manifestar que eran hombres libres, independientes de sus terribles amos. A fin de cuentas habían sido invitados por igual a concilio, así que intuyo que mañana de despejaran todas la dudas.

Pero muchos invitados han de llegar bajo el eclipse perpetuo....

Esta noche dormiré entre los felinos, pues no existe manera mas segura, dulce y placentera de soñar en esta ciudad que mecido por el ronroneo constante.. de los gatos de Ulthar.

 

Esta publicación ha sido modificada el hace 3 semanas 5 veces por cuervos

ResponderCitar
shadow_rokhan
(@shadow_rokhan)
Acólito de Confianza
Registrado: hace 4 meses
Respuestas: 75
 

Diario de campaña, Lauro Villar.

El frente se mantiene firme pero las bajas han estado aumentando; hemos perdido ya a 800 hombres que han acaecido, victimas de la plaga carmesí y otras enfermedades que se han estado dispersando por el campo de batalla, combatir muertos vivientes es demasiado arriesgado e insalubre; justo cuando estaba temiendo lo peor, que quizá pudiera desatarse un plaga de ratas de proporciones monumentales, las cuales esparcirían enfermedades por todos lados, sucedió algo sin precedentes en nuestro territorio comenzaron a llegar  gatos de colores muy variados, su presencia al principio fue un poco desconcertante; pero rápidamente se ganaron la confianza de los hombres, porque cazaban a las ratas durante la noche y  durante el día; evitando que las ratas destruyeran nuestras raciones de comida, que dañaran inmobiliario e incluso permitieron a los  hombres dormir un poco mas tranquilos sin temor a despertarse junto a una rata, los gatos pusieron bajo control la situación de insalubridad propiciada por las ratas, haciendo un poco mas sencillo luchar con los resucitados. Estos visitantes inesperados, tienen una agudeza mental mayor a la de los gatos convencionales, tienden a avisarnos sobre los ataques de los resucitados antes de que sucedan; son aliados poco usuales pero muy apreciados han elevado la moral de los hombres en gran medida; no logro entender porque tenemos gatos ayudándonos pero no puedo quejarme de ello.

Esta publicación ha sido modificada el hace 3 semanas por shadow_rokhan

Alegorn le gustó
ResponderCitar
Página 7 / 8
Compartir: