Los Mejores Cortometrajes animados de Terror. Hoy: «Sandman» de E.T.A. Hoffman y Paul Berry

Los Mejores Cortometrajes animados de Terror.  Hoy:  "Sandman" de E.T.A. Hoffman y Paul Berry | Noviembre Nocturno 4

Los Mejores Cortometrajes animados de Terror. Hoy: «Sandman» de E.T.A. Hoffman y Paul Berry

 

 

Sandman es un personaje legendario del folclore tradicional del norte de Europa; uno de los muchos habitantes nocturnos de relato infantil, experto en el manejo del sigilo y servidor de una mágica prevención contra los malos sueños y las pesadillas.

 

Sus cualidades parafísicas le permiten adentrarse en los dormitorios de nuestros desprevenidos infantes, esparciendo sobre sus ojos una suerte de arenas mágicas que inducen al buen dormir y las fantasías oníricas. Básicamente, se trata de un amable personajillo al que recurrir cuando los niños deciden no dormirse a la hora convenida por sus mayores, con el alentador mensaje de una visita del tierno y divertido Sandman. Las legañas cristalinas, por ejemplo, suelen ser prueba evidente de su paso por las estancias de nuestros pequeños. No obstante, como sucedía con la mayor parte de los cuentos tradicionales,especialmente en el medievo; cada familia manejaba su propia versión, transmitida y transmutada de generación en generación en un intento, no siempre fructuoso, de calmar a los niños más traviesos antes de la hora del sueño.

 

Sin embargo, en el caso de Ernst Theordor Amadeus Hoffman (E.T.A. Hoffmann), la versión de esta historia merece una mención aparte. El relato «El Hombre de Arena» (Der Sandman) escrito en 1816, y publicado por primera vez en el recopilatorio «Die Nachtstücke» (algo así como «Fragmentos de la Noche»)incluye un giro en la leyenda de Sandman que resulta ciertamente aterrador. En esta narración, el protagonista recuerda una versión relatada por su nodriza, en la que Sandman, en lugar de alentar el sueño con reconfortantes fantasías, se convierte en amenaza de nuestro mal comportamiento… Si el niño no se duerme, Sandman utilizará su arena para arrebatarle los ojos, y transportarlos después hasta la remota luna, donde aguardan sus hambrientas crías deseosas de alimentarse… De este modo, Sandman se convierte en uno de tantos personajes de la cultura popular, que transforma su bondadosa invitación al buen comportamiento, en aterradora amenaza de castigo a los niños malos. Y así debió ser como llegó esta historia al fantástico animador de Stop-Motion Paul Berry (Pesadilla Antes de Navidad; James y el Melocotón Gigante) que la adaptó en un magistral cortometraje de animación nominado al Oscar en 1991. No duden en visionarlo, es posible que su concepto de otros amables personajes del folclore pueda sufrir una aterradora reversión en sus pervertidas mentes…

 

 

E.T.A. Hoffmann

E.T.A. Hoffmann

 

 

 

 

 

No Comments

Post a Comment

cinco × 3 =

Uso de cookies

Los Primigenios nos obligan a advertir que este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de sectario. Si continua navegando está dando su consentimiento para la invocación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: