«Los Gatos de Ulthar» de H.P. Lovecraft (Reeditado)

Los gatos de Ulthar de Lovecraft en Noviembre Nocturno

«Los Gatos de Ulthar» de H.P. Lovecraft (Reeditado)

 

 

¿Les ha gustado el relato amigos? Si quieren contribuir a la creación de nuevas ficciones sonoras no duden en hacer su donativo a través de Paypal u obtener las ventajas como fan en el botón azul del canal de Ivoox de Noviembre Nocturno!

 

^(;,,;)^ >

 

^(;,,;)^ > Hazte Mecenas en Ivoox!

 

Esta noche estrenamos la reedición sonora de «Los Gatos de Ulthar», el afamado relato dunsanyano que H.P. Lovecraft publicó en junio de 1920 en homenaje a estas fascinantes y pavorosas criaturas domésticas.

Con nueva locución y producción sonora y la traducción inédita de nuestra querida Laura Cano Sastre.

El Gato como fuente inagotable de inspiración en la fantasía y el terror, las vivencias personales de Lovecraft que marcaron su infancia y su literatura, la poesía de Jacques Sternberg y la esclavitud de la humanidad sometida al imperio felino…

«En el comienzo, Dios creó al gato a su imagen y semejanza. Y, desde luego, pensó que eso estaba bien. Porque, de hecho, estaba bien. Salvo que el gato era holgazán y no deseaba hacer nada. Entonces, más adelante, después de algunos milenios, Dios creó al hombre. Únicamente con el objeto de servir al gato, de darle al gato un esclavo para siempre. Al gato, Dios le había dado la indolencia y la lucidez; al hombre, le dio la neurosis, la habilidad manual y el amor por el trabajo. El hombre se dedicó de lleno a eso. Durante siglos construyó toda una civilización basada en la inventiva, la producción y el consumo intenso. Una civilización que, en suma, escondía un único propósito secreto: darle al gato cobijo y bienestar.

Es decir que el hombre inventó millones de objetos inútiles, y por lo general absurdos, sólo para producir los contados objetos indispensables para la comodidad del gato: el radiador, el almohadón, el tazón para la leche, el tacho con aserrín, el tapiz, la alfombra, la cesta para dormir y puede que incluso la radio, porque a los gatos les gusta mucho la música.

Sin embargo, los hombres ignoran esto. Porque lo desean así. Porque creen ser los bendecidos, los privilegiados. Tan perfectas son las cosas en el mundo de los gatos»

No dudéis en visitar el Blog de Laura:

https://bit.ly/3NzJdCQ

Nuestra tienda de reliquias

Sigue a Alva Aur


 

No Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: