Las Moscas de Horacio Quiroga

Las Moscas de Horacio Quiroga | Noviembre Nocturno 1

Las Moscas de Horacio Quiroga

 

No es de extrañar que Horacio Quiroga sintiera el halo evocador que generan estas diminutas y molestas criaturas, capaces de oler la podredumbre a km de distancia, asociadas con frecuencia a la cercanía de la muerte y la tragedia. No en vano la vida del Maestro Quiroga cuenta con más muertes trágicas que una tragedia Griega. La muerte se hizo presente en su vida siendo muy joven, y dejó una huella indeleble que le acompañaría para los restos. Porque si existe el instinto de muerte, si ese instinto se contagia, Quiroga lo compartió con nuestras protagonistas de esta noche… El escritor urugayo Vivió la el fallecimiento de su madre, de su padre y su padrastro, de sus hermanos y amigos a edades tempranas en una combinación imposible de fatalidades e injusticias que impregnaron en buena parte de su obra el aroma de la parca. Es por eso que nuestro relato de esta noche tiene tantas cosas que decir al respecto de la muerte, una muerte alada, una muerte solitaria, una muerte dedicada a una de las criaturas más curiosas que esta pobre humanidad ha tenido la fortuna de contemplar, deleite del distraido, incordio del durmiente, sigan el zumbido lejano que ya se escucha agolpándose en algún oscuro rincón de su imaginería, y déjense llevar a través de la prosa hechizada por el genio de Quiroga, hasta el evocador universo de las moscas …

 

quiroga_horacio_2

 

La muerte le era ya tan familiar a Quiroga que no pudo evitar sentir que, en cierto modo, regresaba a casa con la suya propia. Hoy nos sigue sorprendiendo la entereza con la que vivió su tragedia mayúscula, sus ganas de plasmar la tendencia inevitable a la destrucción intrínseca en la naturaleza, su capacidad para traducir ese dolor y convertirlo en magia, porque de todas las visiones que se han dado a lo largo de la historia acerca de la muerte, realizadas desde enfoques biológicos, filosóficos, antropológicos o religiosos, una de las que, pese a parecer ligera e irónica, mas se acerca al sentimiento humano, es aquella que la considera como uno de los espectáculos más atractivos, por cuanto oculta el mayor de los misterios. Precisamente el no saber, más que el saber, es lo que ha hecho a la humanidad evolucionar desde sus orígenes, y en esa falta de conocimiento se encuentra la genesis de uno de los motores evolucionistas más potentes en la historia del ser humano: la magia.

 

Así que ya lo saben amigos… No huyan, no se escondan, no se callen, acometan el relato como un radiante suicidio, pronuncien si así lo quieren el gran No a la vida; pero no nos priven del privilegio de su compañía, haganlo desde el mundo de los vivos, y eviten sus tendencias autodestructivas, entonces sus sentidos, forjadores de indecibles desórdenes, trazarán el esquema de un delirio integral que se perderá en la innombrable arquitectura de los tiempos. Parte de este programa ha sido realizado gracias al trabajo de Juan Ledo dedicado a las moscas.

No Comments

Post a Comment

2 × uno =

Uso de cookies

Los Primigenios nos obligan a advertir que este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de sectario. Si continua navegando está dando su consentimiento para la invocación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: