Forum

Avisos
Borrar todo

Soy el omega, el caballo blanco, la muerte

44 Mensajes
5 Usuarios
0 Likes
1,192 Visitas
NoviembreNocturno
(@noviembrenocturno)
Trusted Member Admin
Registrado: hace 7 años
Respuestas: 61
Iniciador de tema  

Tema Iniciado por Coquínarte

 

Después de un tiempo comprendí, que las tinieblas eran absolutas. Lo que ocurre es que yo, como algunas bestias, y algunos monstruos, puedo ver en la oscuridad.

El extraño: de HP Lovecraft

Grabación encontrada en el almacén abandonado "El quinto" el dieciseis de Agosto de 1985, junto el cuerpo decapitado a dentelladas del doctor Eufemiano Fuentes JR.

Imagine por un solo momento una estampa de lo que para usted es la felicidad. ¿No era así doctor? Puede ser un paisaje, una casa, una habitación o un objeto. No sé… un juguete…?

Ahora mánchelo de sangre.

El paisaje se tornará batalla, la casa, prisión, la habitación, una celda y el juguete… ay… el juguete. Su sola mención es una condena para el ánimo.

Toda esa sangre…

Su existencia, el recuerdo de lo que algún día fue, te rasca el pecho desde dentro y hasta llorar retuerce los hijares. Arde pensar en esas manitas asiendo torpemente el fieltro de un oso de peluche igual que si acarrease un tesoro recién descubierto.

Me pide usted que dé forma a mi felicidad cuando la vi reventar frente a mí por el error de un funcionario… No, no, no. No se le ocurra decirme que no existe solución ni vuelta atrás para lo que está en el pasado. No pienso tragarme ese sapo. No es ese el bálsamo que yo necesito.

¡Necesito venganza doctor! No medicinas ni ansiolíticos o antidepresivos. De nada me sirve que los jefes de ese bastardo hayan aprendido a fingir disculpas finas como el pan de oro que no solucionan nada ni reconocen nada ¡Necesito arrancarme el odio de dentro al compás de su corazón moribundo mientras se apaga¡ Quiero ver sus entrañas al viento y a su padre intentando colocar esas tripitas dentro de su traje de flores. Que vea que no es posible y no puede hacer nada. Quiero que escuche como quien le quiso, cuidó y alimentó, le miente mirándole a los ojos diciéndole que todo va a salir bien. Quiero que muera sabiendo que las manchas de su sangre, nunca perderán fuerza ni brillo para quien se molesta en mentirte cuando vas a morir.

Esta voz que usted oye. Este sonido ronco que brota de mi garganta maltratada no siempre fue así. Yo era como usted. Cada día asoman más venas a mi frente porque cada vez me cuesta más entrar en una especie de sueño. No puedo dormir como lo hace su hijita cuando la acuesta por las noches. Yo, que siempre he pensado que el sentido de la vida es ser feliz, ahora tengo seguro que sigo aquí para que el infierno me conceda al fin mi recompensa.

Vivo para ver morir a ese hombre doctor y como puede comprobar, no dudaré en apagar la luz de cualquier sendero si así consigo encender la potente llama de la desesperación en la estirpe de su apellido.

¿Cómo dice doctor? ¿Acaso cree que podrá oírle algún enfermero? No me haga reír. Aquí ya no puede oírle nadie.

Creyó ser el Prometeo que traería la sabiduría del fuego a mi carcasa sin vida, para terminar exponiendo el hígado a un águila hambriento de dolor ajeno.

Sí, doctor, doctor, doctor. ¡Sí! Ahora este saco de huesos es un Zeus y el resto del mundo, un puñado de Sísifos, un manojo de Ulises, una enorme marea de Aquiles de talón roto. Hoy será el antes y después del paso de una tormenta como nunca antes haya visto un dios. Arrasaré con todo. ¡Vaya si arrasaré con todo!

De usted depende doctor, que sea rápido y piadoso, o lento y cruelmente despreciable.

¿Dónde está doctor, dónde se ha escondido el asesino de mi hija?


Citar
CoquinArtero
(@coquinartero)
Estimable Member
Registrado: hace 2 años
Respuestas: 127
 

Informe policial de la comisaría de San Juan de Telde                  A 16/08/85

Expone: Agente Antonio Raúl Cabrera Santana.

En efecto se trata de un asesinato con todas las letras que forman la palabra. La víctima se encontraba atada y amordazada incluso después de haber sido decapitada. La grabación que dejó el asesino, pues la situación del aparato y sus características dejan en evidencia que conocía su existencia, no dejan espacio para dudas acerca del móvil y deberíamos alertarnos porque una persona así ande suelta, buscando alguien de quien vengarse.

Ahora bien; después de hacer las comprobaciones, el caso del que habla el asesino, la muerte de su hija en las circunstancias que describe, los agentes implicados, no existen. Por otro lado salta a la vista que uno de sus objetivos era el doctor Fuentes, claro que a éste le hablaba como si le hubiese tratado en términos de psiquiatría. Describía secuencias propias de una terapia. El problema es que Eufemiano Fuentes desarrollaba su labor como médico deportivo.

Existe un último detalle que tiene desconcertado a todo el equipo forense. Al principio no me di cuenta pero esa forma de arrancarle la cabeza no es propia de entrar en los cánones de la normalidad. En la grabación no se escuchan ni pisadas ni gruñidos de un gran animal.

La cabeza había sido arrancada a mordiscos por alguna especie de canino o felino con dientes aserrados y una envergadura de mandíbulas entre un humano y un lobo grande o un oso. Los moldes tienen la forma circular de las mandíbulas humanas pero la cantidad de dientes y su tamaño, las marcas que dejaron nos tienen desconcertados.

A esta hora ya deben haber dejado el lugar limpio de evidencias y estará precintado. Como se puede imaginar, esa serie de lagunas necesitan una respuesta que no voy a conseguir especulando sobre este teclado, así que volveré al almacén de “El Quinto”, por si a alguien se le ha escapado alguna pista. Sólo espero no volver a encontrarme algún toxicómano rebuscando en la escena del crimen.

Acerca del sospechoso:

Hemos interrogado a los residentes cercanos a la zona. El almacén está situado en un callejón rural hacia el descampado que separa el pueblo de Jinamar de los bloques de vivienda del polígono. A los lados, los únicos testigos son los habitantes de la casa de camineros que hace esquina con el cruce de la plaza y la iglesia de la Concepción. Ni los habitantes de la casa, ni los de la plaza ni los que pudiesen haber en ese momento en la iglesia, vieron ni oyeron nada.

Hace un año y medio que la escalada de drogodependencia ha hecho que los vecinos desconfíen y se desentiendan de lo que pasa en las calles. Tienen miedo y sienten inseguridad al vernos rondar por la zona. Para ellos es señal de que el pueblo está en problemas serios y acusan a los habitantes del polígono. Qué equivocados están. La heroína se ha metido en todas las casas.

Algo sí que tengo seguro: si se trata de algún drogadicto desquiciado, no es por la heroína. Esa forma de hablar….


ResponderCitar
CoquinArtero
(@coquinartero)
Estimable Member
Registrado: hace 2 años
Respuestas: 127
 

                               Prueba 1: Extractos del diario personal de terapia del desaparecido en el caso 215/7.86

 

Diario personal

No sé si se escribe así. Quizás debería empezar por eso de “Querido diario…”, pero yo no quiero a la cosa esta. Menos cuando encima es parte de una terapia en la que no me encuentro nada a gusto.

Necesito organizar las ideas. Supongo que ponerlo por escrito me ayudará a aclararlo todo un poco.

Yendo al grano diré que hace tiempo (no sé cuánto) que no descanso al dormir y sin embargo duermo. Lo que pasa durante el sueño es el problema. No soy consciente de estar desconectado. Para mí es real, tan real que cuando despierto me parece estar en una ensoñación. No sé si me explico pero en esencia es algo así.

Me hago cargo de que en esencia estamos hablando de una especie de constructo de mi mente que tiene como origen el trauma del que, según usted… perdón (Se supone que no se lo escribo a usted), el doctor Fuentes. Eso. Según el Doctor Fuentes no es conveniente hablar del hecho que origina mis problemas nerviosos. Ahora: eso que pasa al otro lado, amigo…

Allí soy yo, un Yo distinto pero yo a fin de cuentas. Del mismo modo las cosas cambian alrededor. Es el pueblo de Jinámar con variaciones en las calles; Al principio de la “Cuesta Ramón” ya no está la iglesia de los Evangelistas y la asociación de vecinos es enorme. Casi el doble. Han quitado el muro que rodea la plaza frente a la iglesia y ahora todo el acceso son escaleras. La carretera está llena de baches y las guaguas son azules. Así como lo lee. Azules.

Todo es igual pero todo ha cambiado. Hasta yo.

Ese Yo que vive en mi sueño no reprime nada. Siento su rabia y su obsesión en oleadas de un fortísimo arrebato obsesivo. Es un hombre que usa los mejores momentos en su memoria con mi niña para fustigarse y sufrir hasta un punto en que duele. Cuando despierto mi pecho arde de pena y rabia. Me cuesta mucho rato recuperar la calma y me repito hasta perder el sentido de las palabras que las cosas no se pueden cambiar, que debo seguir adelante… y a mí me funciona.

A ese otro no.

Se alimenta del odio y busca venganza. Deja que la ira dirija sus actos y cambia. Literalmente muta en una bestia: se le transforman los hocicos, las manos se tornan garras, la visión es más intensa y nítida, su espalda se arquea, se rompe en mil pedazos para rearmarse en posturas imposibles. Lo puedo sentir todo en el proceso. Duele hasta la locura. Hasta un punto en que puedo recordarlo perfectamente cuando estoy despierto y temo volver a dormir.

Benditas sean esas pastillas. Realmente cumplen su función. Ya sabe… tengo miedo de dormir pero no puedo rehuir el sueño. Es importante para la estabilidad mental.

¿Y el descanso? ¿Es importante el descanso, doctor?

Mierda. Empiezo a expresarme como ese tipo.

En definitiva se supone que estoy organizando mis ideas. Creo que lo que veo en sueños es el anhelo de no reprimir las sensaciones y deseos que me provocan la pérdida de un ser querido en tan lamentables circunstancias. Por desgracia, ahora tengo más dudas que respuestas.

Hasta que no lo puse por escrito, no caí en la cuenta de esos pequeños cambios aleatorios en mi entorno. No sé cómo asociarlos con todo esto.

Lo reconozco. Me aterra pensar que esa realidad pueda seguir existiendo una vez haya despertado.  Ahí he hecho cosas que me son difíciles expresar por escrito.

Es todo tan… real?


ResponderCitar
Crodries
(@crodries)
Eminent Member
Registrado: hace 8 meses
Respuestas: 24
 

Subinspector Romerales

=====================

 

Las voces del comisario llenaban hasta el último rincón de la Jefatura Superior de Policía situada en la calle Luis Doreste Silva de Las Palmas de Gran Canaria.

—¿¡Dónde cojones está el subinspector Romerales!? ¡Que se presente aquí de inmediato!

—Sí, señor comisario —dijo su secretaria resignada al ya habitual mal carácter del policía.

—¿Acaso se ha ido, ignorando mis órdenes?

—No, señor comisario. Usted lo citó a las nueve en punto y todavía faltan diez minutos —añadió la mujer azorada.

—¡Eso no importa! Ya debería estar aquí —rugió el jefe de la Policía Nacional de la isla.

—Sí, señor comisario. Seguro que el subinspector Romerales estará al caer.

Y sin haber terminado la frase, la hoja de la puerta del despacho se entreabrió y la cabeza asustada del mencionado subinspector asomó por ella. De su boca salió un hilillo de voz:

—¿Da usted su permiso, señor comisario?

—¡Cuádrese cuando hable con un superior, subinspector! ¡Hostia!

El subinspector entró de un salto y se situó ante la mesa de nogal tras la que se arrellanaba el corpachón del comisario. Se llevó la mano a la frente en perfecto saludo militar y dijo:

—A sus órdenes, señor Comisario. Para servirle a Usted, a Dios y la Patria. ¡Arriba España!

—Me cago en tus muertos, Romerales. Ya hace diez años que el Caudillo nos dejó. No repitas ese saludo cuando haya gente delante o me buscarás problemas. —El comisario se giró hacia su secretaria y adoptó un tono de voz amable y conciliador—. Josefina, por favor, ¿podría usted anotar algo en mi agenda?

—Sí, señor comisario.

—Anote: «Mandar a tomar por culo a la siguiente persona que me recomiende enchufar a un familiar como el subinspector Romerales». —El aludido enrojeció de súbito tensando la mandíbula hasta el punto que parecía iba a resquebrajarse—. Siempre ocurre lo mismo, Josefina. Te dicen: «es muy buena persona, pero un poco tonto, seguro que encuentras un puesto donde no moleste mucho»; aunque con Romerales se rompió el molde de la mediocridad, y ahora nos salpica a todos.

—Pero, señor comisario, el subinspector Romerales es su hijo. Usted se lo trajo de Madrid.

—Ya lo sé, maldita sea. ¡Y no crea que no me arrepiento! La culpa es de su madre, que es una blanda.

Un destello de odio profundo se insinuó en la mirada del subinspector. Era del tipo de rencor que va macerando con el tiempo, que se cuece a fuego lento y después se infiltra por todos los rincones del alma. Ira e inquina apiñadas en el corazón del subinspector, dispuestas a liberarse a la menor oportunidad en una explosión de consecuencias catastróficas para quien tuviese la desdicha de encontrarse cerca.

Pero no ocurrió nada. Cuando el comisario Romerales posó la vista en su hijo, solo halló mansedumbre en sus ojos.

—Subinspector, queda asignado con efectos inmediatos a la comisaría de San Juan de Telde. Estará bajo las órdenes del inspector Cabrera. A ver si tenemos suerte y hace de usted un policía que no dé ganas de vomitar al verlo. —El desprecio en la voz del comisario era evidente—. Y recuerde, muchacho. Nada de grandes casos de narcotráfico ni venganzas entre cárteles. Aquí solo hay un animal salvaje que se ha escapado de un circo o un yonki chalado que cree estar en una carnicería. Nada más. Fuera de mi vista.

Esta publicación ha sido modificada el hace 8 meses 2 veces por Crodries
Esta publicación ha sido modificada el hace 7 meses por Crodries

ResponderCitar
Crodries
(@crodries)
Eminent Member
Registrado: hace 8 meses
Respuestas: 24
 

Informe del Inspector Cabrera

==========================

 

Informe nº 21/1985, de 8 de septiembre. Comisaría de San Juan de Telde.

 

Fecha: 8 de septiembre de 1985

Asunto: Actuaciones practicadas en el posible doble asesinato en el Cortijo San Ignacio.

Diligencias practicadas por: inspector D. Antonio Raúl Cabrera Santana de la comisaría de San Juan. Interviene como refuerzo el subinspector D. Luis Romerales Montoro de la Jefatura Superior de Las Palmas.

 

ANTECEDENTES DE HECHO

Con fecha 7 de septiembre, a las veintidós horas y cuarenta y cinco minutos, se recibió llamada del Cortijo San Ignacio en la comisaría de San Juan refiriendo “horribles gritos y aullidos salvajes” provenientes de los terrenos aledaños a la ermita.

El agente de guardia no aprecia urgencia pues en estos días estamos inmersos en una oleada de reyertas entre drogodependientes y esa zona, adyacente al barrio de la Majadilla, es lugar cercano al polígono de Jinámar, uno de los epicentros del tráfico ilegal de estupefacientes en la isla. Aun así, pasa aviso al coche patrulla.

Los agentes acuden al lugar de los hechos alrededor de las dos y veinte de la madrugada para investigar el aviso.

Acompañados del personal de servicio se dirigen camino a la ermita donde se divisa un bulto sospechoso en sus inmediaciones. Al aproximarse descubren un cuerpo con signos de violencia.

Inmediatamente dan parte a la comisaría de San Juan solicitando refuerzos.

 

INVESTIGACIONES PRACTICADAS

El cuerpo caído es identificado como Yeray Torres Hernández, jugador del equipo de fútbol Club Deportivo Maspalomas que milita en Regional Preferente y ese año se juega el ascenso a Tercera división.

Presenta un desgarro en el cuello por el que ha perdido mucha sangre (causa probable del homicidio) junto con heridas y contusiones de diversa consideración. Asimismo se aprecia un rictus de terror en el rostro.

En el suelo del lugar, desperdigados, se han hallado botes de vidrio etiquetados con términos médicos. A falta del resultado del laboratorio parecen sustancias dopantes ilegales empleadas para mejorar el rendimiento deportivo (posible móvil del crimen). En la escena se ha descubierto también el rastro de una persona siendo arrastrada en contra de su voluntad hacia la ermita.

La escena del interior es dantesca. Se ha descubierto un segundo cuerpo atado por las manos a la viga central del techo. En su boca se han introducido algunos de los botes de vidrio y se le ha obligado a morderlos, fracturando la mandíbula y perdiendo casi todos los dientes en el proceso (anotación a mano: ¿cuánta fuerza hace falta para romper un frasco de vidrio con los dientes?). Abundantes laceraciones en labios, encías y paladar.

Sin embargo, lo que más llama la atención es la evisceración casi completa del cadáver. A falta de los análisis forenses, parece que se le ha practicado una incisión burda desde el esternón hasta el bajo vientre, pero sin emplear los instrumentos cortantes a disposición en el escenario (anotación a mano: diría que se ha hecho a mordiscos, pero los dientes no parecen humanos).

El interfecto debió estar consciente en todo momento puesto que su rostro está desfigurado de puro terror. Al cadáver le falta el corazón.

Iniciada la búsqueda de este, el equipo ha encontrado el órgano tirado en el suelo, junto al altar. En la pared, escrito con sangre, se lee el siguiente mensaje: “¿Dónde está mi hijita? ¡Lo pagaréis caro, hijos de puta!”. También ha aparecido un macuto que que contenía algunos de los frascos.

Con la luz del día, se ha ampliado el círculo de búsqueda en el terreno adyacente, revelando lo que parecen las huellas del asaltante. En los árboles cercanos se aprecian signos de garras recorriendo las cortezas. En el camino hacia la ermita han aparecido huellas de pisadas. Lo más desconcertante es que por momentos son bípedas, pero sin patrón aparente se tornan cuadrúpedas, o quizá las extremidades delanteras sean manos rematadas en garras (se han remitido moldes al laboratorio).

 

CONCLUSIONES PRELIMINARES

Este caso es muy confuso. Las primeras investigaciones sugieren que un yonki desquiciado es el culpable de los hechos ¿cómo explicar sino el salvajismo de la agresión? También sería compatible con esta explicación el robo de sustancias estupefacientes como móvil de la agresión.

Otros miembros del equipo investigador, aunque no cuentan con el respaldo de la superioridad (anotación a mano: Romerales el pequeño es un pesado de cojones), sugieren que quizá se trate de un ajuste de cuentas entre bandas de narcotraficantes debido a lo aparatoso de los escenarios. Esta conclusión se apoya en que las sustancias encontradas no son de consumo habitual en la calle, sino que se emplean en ámbitos deportivos.

 

Esta publicación ha sido modificada el hace 8 meses 2 veces por Crodries
Esta publicación ha sido modificada el hace 7 meses 2 veces por Crodries

ResponderCitar
Crodries
(@crodries)
Eminent Member
Registrado: hace 8 meses
Respuestas: 24
 

Nota previa antes de la entrada.

Me equivoqué en la anterior entrada. Por un error de documentación en el informe del inspector Cabrera, la acción se situó en el Hotel Cortijo San Ignacio. Pero, en 1985, no se había construido tal hotel. Se ha cambiado la redacción del informe del Inspector Cabrera para dar coherencia a la acción. Para ello el hotel se ha transformado en el conjunto del cortijo y la ermita de San Ignacio, las construcciones que existían en ese momento.

Y ahora, la lectura.

 

Bloc de notas del subinspector Romerales. Entradas de los días 18, 25 y 27 de septiembre de 1985.

Con letra limpia y ordenada, el subinspector Romerales va tomando apuntes en su bloc de notas. Cada página lleva una fecha. Sin duda, se trata de una persona metódica.

En la página del día 18 de septiembre de 1985, se leen las siguientes notas:

  • Siete frascos hallados en la escena del crimen. En las etiquetas se lee: “Metenolona enantato. Solución inyectable. Usar solo bajo supervisión médica”. En la anotación figura subrayado “Buscar en la enciclopedia Larousse”.
  • Enantato de metenolona. Se trata de un esteroide anabólico derivado de la dihidro-testosterona, una sustancia dopante similar a la nandrolona, pero más dificil de detectar, que aumenta el rendimiento deportivo.
  • Diario Marca. 12 de septiembre de 1984. Artículo titulado “Escándalo en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles”. […] El corredor finlandés Marti Vaino pierde la medalla de plata en la prueba de los 10.000 metros al serle practicado un control antidopaje que resultó positivo para la sustancia metenolona.
  • Anotación subrayada: ¿Cómo han llegado esos frascos a la escena del crimen? ¿Son el móvil del asesinato? Yeray Torres era futbolista.

 

Página de 25 de septiembre. Notas:

  • Recibido informe de autopsia de Yeray Torres Hernández, jugador del C.D. Maspalomas. Se confirma la presencia de metenolona en el organismo. Vale, tiene sentido. Este año estaban corriendo como motos y disputaban el ascenso, pero ¿cómo consiguió la sustancia? ¿Y quién se la inyectaba? ¿El otro muerto quizá?
  • Autopsia del segundo cuerpo entregada. Menos de 45 años. Limpio de estupefacientes. Causa de la muerte: paro cardíaco por miedo extremo probablemente causado por la extracción violenta de los órganos internos a través de herida por desgarro en el abdomen. Joder, ¿y para esto han tardado tanto? Ya se lo podía haber dicho yo. Herida de 20 centímetros practicada por dientes. Especie sin identificar. Cabe la posibilidad de que sean humanos, pero de una persona deforme, como si tuviese hocico.
  • Fotografias del muerto. Se aprecian numerosos tatuajes, parecen identificar al sujeto como integrante de la mafia rusa. Creo que tienen un significado. Revisar archivos.

 

Página de 27 de septiembre. Notas:

  • El fiambre tiene dos estrellas en las rodillas. No se arrodilla ante nadie.
  • Tiene tatuada una iglesia ortodoxa en la espalda. Una sola cúpula. Es un ladrón con una única condena. En las muñecas se aprecian los tatuajes de sendas esposas. Eso es que la condena fue de diez años, cinco por cada grillete.
  • Hombro derecho: una Virgen María acunando un niño. Vaya, parece que entró de pequeño en la cárcel. Este debió llevar toda la vida delinquiendo.
  • Hombro izquierdo: una rosa. En efecto, cumplió 18 años en prisión. ¿Qué más nos cuentas ruso anónimo?
  • Mira, este tatuaje sí que es bueno. El careto de Stalin dibujado en el corazón. Así, los guardias de las cárceles rusas no le pegarían tan fuerte. Y aquí se ve un símbolo de las SS, las runas nazis que indican que el tipo nunca ha delatado a nadie. ¡Qué mezcla tan jodida lleva este!
  • Mi interpretación: no es un jefe puesto que no se ven cruces tatuadas. Tiene pinta de un intermediario de confianza: ladrón curtido en la cárcel sin delatar a sus compañeros a pesar de los castigos de los guardias. Desde luego, no es un médico. Parece más bien el proveedor de la mercancía. Entonces, ¿quién inyectaría la sustancia al futbolista?
Esta publicación ha sido modificada el hace 8 meses 2 veces por Crodries
Esta publicación ha sido modificada el hace 7 meses por Crodries

ResponderCitar
Crodries
(@crodries)
Eminent Member
Registrado: hace 8 meses
Respuestas: 24
 

Hemeroteca: “Eufemiano Fuentes”

Nota: para esta entrada se ha adaptado el contenido original de un artículo de "El País". El original se puede consultar se en este enlace:

 

En el expediente del homicidio archivado en la comisaría de Telde se halla un recorte de periódico anotado por el subinspector Romerales que dice así:

El País, 14 de febrero de 1985, “Los atletas españoles reciben ayuda médica para mejorar sus resultados” por el periodista Juan Mora.

Algunos atletas españoles disfrutan últimamente de una ayuda médica que les permite mejorar su rendimiento. Periódicamente se les administran determinados fármacos, generalmente por vía intravenosa, que no dan positivo en los controles antidoping y que les permiten soportar mayores cargas de entrenamiento. Ello se traduce en mejores resultados durante las competiciones.

Eufemiano Fuentes, de 27 años, es quien lleva los ensayos desde que entró a formar parte del cuadro médico de la Federación Española de Atletismo, hace poco más de un año. Cambió su acomodada situación de ginecólogo en Las Palmas por un sueldo de la federación.

El doctor Fuentes, ya tiene elaborados los métodos que permiten a los atletas mejorar su capacidad de entrenamiento sin necesidad de utilizar sustancias consideradas como doping por la Federación Internacional de Atletismo. Este hito ha sido logrado tras la revocación de la prohibición del acceso al laboratorio del Consejo Superior de Deportes causado por los cinco positivos en personas voluntarias que se habían prestado a los experimentos, pero “en ningún caso pertenecían a atletas de primer nivel” —aclaró el portavoz de la Federación Española de Atletismo.

La investigación interna del organismo se abrió por las sospechas de que el doctor estaba utilizando productos no autorizados junto con otros que sí pertenecían a la lista oficial. Pero ahora, relata el médico, “ya estamos convencidos de que no es posible dar positivo, entre otras cosas porque no suministramos ninguna sustancia prohibida”.

Eufemiano fuentes explica que “la sueroterapia no es la piedra filosofal. El campeón sólo se forja a través de los años de trabajo y de unas pequeñas ayudas que se le suministran en forma de suero inyectado en vena. Así, el individuo puede soportar mayores cargas de entrenamiento, con el consiguiente aumento de su rendimiento en la competición”. "Lanzar 18 metros en peso", dice el atleta Pascual Piqueras, "es posible dentro de las normales capacidades humanas. Pero para llegar más allá de 20 metros hace falta algo más que tener un buen brazo".

Las investigaciones realizadas por el doctor Fuentes son pioneras en el atletismo español. El investigador sólo tuvo que validar y aplicar en nuestro país las prácticas aprendidas durante su estancia en el centro deportivo de alto rendimiento de Novogorsk, a 25 km de Moscú, con cuyos responsables mantiene “una cordial y productiva relación" según sus palabras.

Anotado en el lateral, el subinspector Romerales escribe lo siguiente:

Yo veo aquí una relación entre el asesinato de Fuentes y el doble homicidio. Preguntar a Cabrera qué opina de la conexión rusa entre ambos.

Esta publicación ha sido modificada el hace 8 meses 7 veces por Crodries

ResponderCitar
CoquinArtero
(@coquinartero)
Estimable Member
Registrado: hace 2 años
Respuestas: 127
 

Este tipo de informe de régimen interno es el primero que se redacta en esta institución, por lo que aún no sé qué nomenclatura debo usar para informar a instancias superiores de un caso único a lo largo de mis cuarenta y cinco años de carrera.

Lo que es seguro, es la necesidad imperante de informar acerca de lo acontecido con el único paciente de la Unidad de Vigilancia Intensiva del Hospital Insular de Gran Canaria que no tiene nombre.

Llegó hace meses de urgencia presentando un politraumatismo generalizado. Un robo con ensañamiento o algún ajuste de cuentas, terminó con su cuerpo medio muerto enganchado en un saliente de la Sima de Jinámar. El lugar es conocido desde hace décadas como aliviadero de cadáveres pues se compone de un cono volcánico que viaja desde la cruz de la gallina, en la salida de Jinámar dirección Telde, hasta la Marfea, junto a la costa de la media luna. Tuvo la suerte de ser encontrado por un cabrero que pastaba por allí.

Desde entonces hasta hace pocos días, ha ido recuperándose satisfactoriamente de sus heridas pero nos fue imposible encontrar manera de sacarlo del coma o de simplemente identificarlo.

Nadie ha preguntado por él y las pruebas de huellas no corresponden con nadie en la base de datos de los detenidos.

Ahora bien; contra todo pronóstico, hace tres días despertó tremendamente alterado. Le costó menos tiempo del esperado tomar control de su cuerpo y cuando lo hizo estaba obsesionado con la idea de encontrar a su hija. Me atrevería a decir que la obsesión con esa idea era lo que impulsaba sus músculos y cargaba de energía sus nervios. A los pocos minutos de despertar, tenía la suficiente fuerza y violencia como para salir corriendo , agrediendo a todo el que encontraba en su paso hasta escapar por la ventana que limita con el techo del aparcamiento. Nos cuentan que se le vio corriendo por la avenida marítima y desapareció a la altura de la gasolinera de “La laja”.

Sabemos del sujeto que es un hombre que acostado mide 1,78 metros, de setenta kilos de peso, moreno y desentrenado. Por el acento diría que es canarión y las cosas que decía y cómo las decía daban a entender que suele moverse por los barrios, aunque no dijo en ningún momento cuáles. Lo que sí dijo es que alguien había matado a su hija y que todo el mundo apoyaba al asesino. Que quería vengarse de todos. Del psiquiatra, del madero y de sus jefes. Decía que tenía que encontrar a su mujer pero no encontramos a esa niña en los registros, tampoco el caso del que habla.

Omayra Sánchez se llamaba.

Adjunto con el historial del paciente sin nombre, el informe de la denuncia presentado en la Comisaría de Las Palmas aunque, por el momento no nos han dado una respuesta que poder añadir a este informe. Debo añadir en este aspecto que el exceso de trabajo no debe ser una excusa para dejar de investigar ni uno solo de los casos que se presenten en sus dependencias. La heroína no es una excusa para todo. Es un problema real. Tuve que insistir personalmente y en nombre del hospital para que dieran curso a una denuncia formal.

Al día siguiente, dos días después de la fuga, nos llegó al hospital el cuerpo del Doctor Fuentes. La policía lo relaciona con el paciente sin nombre y nos atosiga diariamente porque no tienen capacidad para abrir nuevas vías de investigación, sin darse cuenta de que el hospital es un callejón sin salida en ese aspecto.

Quisiera destacar al Comisario Romerales como principal artífice de tal hostigamiento. Acosa al personal, afectado cada día por alguna substancia diferente. Vestido de uniforme y de paisano se presenta a todas horas haciendo preguntas cada vez más absurdas y llegando a afirmar que lo que había pasado con esa niña que no encontramos, había sido una injusticia.

Las cámaras de seguridad lo han registrado todo y guardamos copias para cuando nos las soliciten.

Esperando que esta nota sirva de informe oficial que refleje la posición del hospital, se despide atentamente: Pedro Limiñana         Jefe de Medicina interna del Hospital Insular de Gran Canaria

Esta publicación ha sido modificada el hace 7 meses por CoquinArtero

ResponderCitar
Crodries
(@crodries)
Eminent Member
Registrado: hace 8 meses
Respuestas: 24
 

Análisis del caso, por el inspector Cabrera

====================================

 

Informe nº 33/1985, de 9 de octubre. Comisaría de San Juan de Telde.

Fecha: 9 de octubre de 1985

Asunto: Análisis y conclusiones de los informes recibidos en el caso del doble asesinato en el Cortijo San Ignacio.

Diligencias practicadas por:

  • Inspector D. Antonio Raúl Cabrera Santana (comisaría de San Juan).
  • Subinspector D. Luis Romerales Montoro (refuerzo de la Jefatura Superior de Las Palmas).

ANTECEDENTES DE HECHO

Habiendo practicado las diligencias previas en el caso de referencia recogidas en el informe nº 21/1985, de 8 de septiembre, y en el transcurso de investigación, se solicitó análisis periciales de los siguientes puntos:

  • Autopsias de los cadáveres al Instituto Anatómico Forense de Las Palmas.
  • Análisis de laboratorio de la sustancia contenida en los frascos (Unidad Central de Análisis Científicos de Las Palmas).
  • Análisis de los moldes de las pisadas (Unidad Central de Análisis Científicos de Las Palmas).

Asimismo, el subinspector Romerales insistió en visitar el consulado de la Unión Soviética, sito en la calle José Franchy Roca, número 5 de Las Palmas, para recabar información sobre la identidad del segundo cadáver.

Nota manuscrita. Le dije que se olvidase de esa supuesta “conexión rusa”, pero el subinspector se volvió como un martillo pilón en mi oreja. Si sigue así, tendremos problemas.

CONSIDERACIONES

El informe de las autopsias de los cadáveres se ha archivado en el expediente. Los forenses apuntan a la hipótesis de un animal de especie desconocida o un ser humano con marcado prognatismo o alguna malformación en la cara.

El informe de las pisadas tampoco es concluyente. Por el tamaño de las uñas (garras más bien) se diría que pertenece a un felino de gran tamaño, aunque también podría ser un lobo salvaje especialmente grande. Sin embargo, tanto felinos como cánidos son digitígrados y, por tanto, no apoyan el talón cuando caminan. Sin embargo las huellas presentan marcas evidentes de talones (o quizá espolones óseos traseros). Los analistas dudan entre un animal de la familia de los felinos o de los cánidos; pero también añaden que las pisadas podrían ser compatibles con un ser humano aquejado de graves malformaciones óseas en las extremidades.

La sustancia de la escena del crimen es metenolona: una sustancia dopante de ultima generación empleada en el deporte de élite, imposible de conseguir en el mercado legal. El informe del laboratorio se ha archivado en el expediente.

De la embajada soviética se ha recibido un fax con la identificación del cadáver. Los rusos (tachado con lápiz, Cabrera anota: perdón Señor Don Licenciado Romerales, se dice soviéticos). Los soviéticos nos han mandado la ficha policial del muerto. Hay fragmentos censurados.

Según ellos, el muerto es Dimitri Duguin. Reo de delitos menores, liberado por última vez en 1980 tras cumplir varias condenas en la prisión de Butyrka, en Moscú. El Ministerio de Asuntos Internos soviético desconocía su paradero.

El siguiente párrafo manuscrito a lápiz está tachado. Aunque se puede leer: La ficha policial del ruso (soviético, hostia) está censurada en algunas partes. Romerales pensó que con la llegada del nuevo Secretario General del Partido, un tal Gorbachov que venía con ideas nuevas de apertura y demás zarandajas, pues que las autoridades colaborarían más. Pero el listo de Romerales se equivocó. Al final no sabemos una mierda, marisabidillo. ¿Ves como era una linea muerta tontoloscojones?

CONCLUSIONES

PRIMERA. El caso es muy complejo.

SEGUNDA. Las evidencias sugieren que un animal salvaje podría estar implicado. Pero en Gran Canaria no hay criaturas de ese tamaño viviendo en estado libre. Se propone como linea de investigación comprobar los circos que han visitado la isla en el último año por si se hubiera fugado algún tigre o animal similar.

TERCERA. Las muertes también podrían haber sido causadas por un politoxicómano desquiciado y deforme. Se propone una segunda linea que consista en intensificar las redadas en el barrio de la Majadilla y en el polígono de Jinámar. También se debería presionar a los confidentes para lograr una identificación con los nuevos datos que tenemos.

CUARTA. El subinspector Romerales propone una tercera linea de investigación. La muerte de Eufemiano Fuentes y este caso podrían estar vinculados por el modus operandi y por las posibles conexiones entre Dimitri Duguin y el médico.

El siguiente párrafo aparece tachado.

Romerales piensa que el ruso muerto podría ser un intermediario en entre Eufemiano Fuentes y el futbolista. Lo más probable es que fuera el proveedor de la metenolona proveniente de la Unión Soviética e introducida ilegalmente en España.

Esta linea no nos interesa nada, ¿verdad Comisario?

Esta publicación ha sido modificada el hace 7 meses 6 veces por Crodries

ResponderCitar
CoquinArtero
(@coquinartero)
Estimable Member
Registrado: hace 2 años
Respuestas: 127
 

 Prueba 2: Extractos del diario personal de terapia del desaparecido en el caso 215/7.86

Quiero pensar que a partir del momento en que empecé a escribir este diario, las cosas se presentan más claras en mi mente. En realidad, lo que pienso es que de un modo u otro voy a terminar reconociendo una cruda realidad y el diario no es más que una excusa. Tengo que mirar hacia esa parte oscura de mi vida a la que he estado ignorando desde que todo esto empezó. Una parte encerrada en un agujero y taponada con toneladas de racionalidad.

Esto es lo que Fuentes quería. Que estallase con una confesión de mis oscuras intenciones para correr como una rata a contárselo al puto Yeray de los cojones.

Maldito funcionario desidioso y asesino. No sabe más que financiar putas y heroína con los impuestos que pago.

¡Hala doctor! Ya les puede ir con el cuento para que se vayan poniendo en guardia… Una pena que lleguen tarde.

Ya estallé. Lo hice hace tiempo y es precisamente ahí hacia donde no quiero mirar. Algo ha pasado y nadie se dio cuenta.

He realizado ejercicios de respiración, meditación trascendental, terapia de grupo, añadido a que desde niño conservo una predisposición natural a tragarme las desgracias. A contenerme para no perder los papeles.

La primera vez (porque ha pasado unas cuantas), fue cuando tuve que asistir al acto público donde el alcalde, el dueño de la promotora, las cámaras y su puta madre.

Mientras mantenía mi mejor cara de póker, luchaba por dentro por no reventar y matarlos a todos. En ese momento mi mente guardaba sentimientos capaces de pudrirme el alma de haberla tenido.

Por fuera todos elogiaron mi contención. La prensa rosa emitió imágenes mías jugando con mi familia, con mi hija, mientras elogiaban mi entereza ante tal situación.

Por dentro luchaba una batalla contra mis nervios que terminé perdiendo. Algo reventó pero permanecí inmóvil. Toda esa rabia salió por algún sitio. Pude sentirlo.

La intensidad del reventón destruyó todo a su paso y nadie se dio cuenta porque la presión escapó por otro lado que no sería capaz de identificar.

Ahora esa parte asesina y descontrolada de mí se me presenta en sueños. Evoluciona dando pasos de gigante. Cada vez con más rabia, cada vez con más fuerza. Mutando producto de una cólera asesina que parte de mí, escondida tras una sonrisa de resignación cobarde.

Ahora, después de mirar hacia el abismo temo ser responsable de desatar un horroroso desastre en el que me sumerjo al caer dormido. Despierto con el sabor de la venganza en el fondo de mi garganta y tiene el sabor metálico de la sangre.

¿Puedo acaso pensar que estoy bien, que esto es normal? ¿O no es más que otra frase sin sentido?

Cumplo con todo, soy responsable, autónomo y “normal” en todos los aspectos menos en “Eso”.

No creo que esto esté funcionando. Nada funciona si convivo cada mañana con la sensación de vivir inmerso en una pesadilla que no me corresponde.

Necesito salir de aquí...


ResponderCitar
CoquinArtero
(@coquinartero)
Estimable Member
Registrado: hace 2 años
Respuestas: 127
 

El Director ese del hospital nos ha jodido bien con su manía de ir quejándose de todo lo que le sale de los huevos. Lo que pasa es que esta vez además tenía razón. Ese puto loco no hay por dónde cogerlo y según mis cuentas habrá matado ya a... dos? tres? cuatro? Y encima empieza a apuntar alto. La opinión pública se nos va a echar encima después de la muerte de Yeray "El pata" cuando se enteren de que dejamos pasar la oportunidad de identificar al sospechoso. 

Al menos ahora tenemos una pista.

Porn la cinta, Romerales, Y escucha lo que tenemos ahí.

---------------------------------------------------------------------------------------

 

Pude verlo todo. De hecho, fui yo quien dio el aviso  para que viniese la “madera” a buscarlo. Cualquiera que lo oiga me dice que eso es imposible pero el tío salió de entre las tuneras, bañado en sangre, barro y el zumo de tuno indio ese que lo mancha todo. Yo estaba allí, en la ladera esa donde se ve la entrada a la casa-cueva de Juanito Malpaís.

Sacando a los baifos a limpiar el camino estaba.

¿Sabe usted que al principio pensé que sería uno de esos marigüanaos con el mono ese? Pero no estaba flaco, ni drogado ni nada de eso. Me dio por pensar que acababa de peliarse con otro y terminaron en medio del mar de tunera y picón porque salió de ahí cagándose en tó.

Que si su niña, que si el puto concejal, que si los rusos, que si a él no lo iban a callar más… Entonces se torció como una caballa.

Si… como una pescaílla, cojone. Se dobló patrás y pegó a gritar como las bestias.

Es que es difícil explicar, señor agente. Porque en seguida se puso tieso como un palo y se puso a mirar flechao pa donde yo estaba ¿Sabe usted lo que le digo? La cara le cambió y no le hablo de expresión ninguna. A esa distancia no se veía bien pero el cabezón se le puso más grande, como con más pelo y se echó a andar pa donde yo estaba.

Ni siquiera se fijó en el boquete de la sima que estaba delante justo de él.

Echó a correr pa donde yo estaba. Engrifao como un gato, agente. Fíjese que espanté a las cabras ladera arriba y saqué el naife pa que el tipo lo viera a lo lejos pero se cayó en el boquete antes de coger el camino de la piconera.

Ahí llamé a…

Mira coño… ¿y a usted qué le importa cómo los llame si ustedes son los picolos y no la madera? Cohone, que sí… a la nacional.

Al principio me pensé que sería el niño de la paca. Se le parece un poco. Vive en la parte del parque natural de La Higuera Canaria pero este se le ve como más alto y el niño de la Paca no tiene hijas que yo sepa.

¿Saben ustedes quien lo puede saber? Un taxista que suele darse sus paseos por el circuito. A veces coge tunos y a veces tira algún saco de histiércol a la sima. Se conoce esa parte de la Cruz de la Gallina mejor que yo. A lo mejor lo conocen.

Se llama Desiderio, creo. Es taxista de telde y resuelve asuntos.

Ya sabe… asuntos. Se pasa el día en la carretera, conoce mucha gente y alguna vez oí decir que le resolvió a este o al otro. Seguro que lo conocen.


ResponderCitar
Crodries
(@crodries)
Eminent Member
Registrado: hace 8 meses
Respuestas: 24
 

Carta del subinspector Luis Romerales

=================================

 

Hospital Asilo de San Juan de Dios

Calle río Tajo, nº1. 46011 Valencia

A la atención de Marisa Montoro del Real

Las Palmas, 1 de noviembre 1985

Querida mamá, espero que me perdones por no escribirte desde hace tanto tiempo. Contarte mis penas por carta me hacía mucho bien, aliviaba la presión que tenía dentro de mi cabeza. Pero dejé de hacerlo pues me causaba una ansiedad innecesaria la espera de las respuestas.

Últimamente las cosas están yendo a peor. Noto como algo dentro de mi pecho está creciendo, asfixiándome, e impidiéndome respirar. Y la culpa es de esa bestia, de ese cerdo… Perdóname nuevamente. Había olvidado que no te gusta que hable así de mi padre. «Un padre es un padre», me repetías sin descanso, una y otra vez.

En el fondo de mi corazón sé lo que es: un ser desalmado, pero me enseñaste a reprimir mis sentimientos, me enseñaste obediencia. Predicaste con el ejemplo… y míranos ahora.

Te aseguro que no me importa en absoluto tu silencio. Aunque no me contestes, yo te seguiré escribiendo porque necesito hacerlo. Desde que Padre me asignó el caso del doble homicidio en el Cortijo de San Ignacio, las cosas están yendo a peor. Apenas puedo contenerme cuando estoy en su presencia, y no son los desprecios a los que me somete siempre que puede. Ya conoces cómo se las gasta el muy… perdóname, madre; no debí pensar eso.

Lo que más me hace sufrir es que parece que esté ignorando pistas claras sobre la dirección en la que debe ir el caso. Todas vías que propone él, junto con el zoquete del inspector Cabrera, no tienen el más mínimo sentido. ¿Puedes creerte que me enviaron a visitar los circos que estaban en la isla?

Pensé que era una broma, pero no. Esos dos, mi padre y el cateto de Cabrera, me hicieron cruzar la isla. Allí, en el otro extremo, en Maspalomas, era donde actuaba el “Circo Mongol”. Al final era un espectáculo de contorsionistas; niños y niñas que mejor estarían en la escuela, pero no me corresponde juzgar eso.

Estoy seguro que esos dos debieron reírse mucho a mi costa con el informe: dos perros y cuatro gatos mal alimentados; imposible que fuesen los autores de la masacre. Aún así me obligaron a redactarlo. Como si los destrozos de los cuerpos pudiesen haber sido hechos por algún felino desdentado perteneciente a ese circo cochambroso.

Estoy empezando a pensar que los dos, mi padre y Cabrera, me están obligando a meter el caso en un punto muerto. No es normal, nadie es tan imbécil. ¿Por qué se negó a pedir datos sobre el ruso muerto? ¿Por qué no me deja ir a los muelles a interrogar a nadie?

Está clarísimo que el caso está relacionado con la muerte de Eufemiano Fuentes, pero Cabrera no quiere ni oír hablar del tema. Se niega en redondo a que progresemos en esa dirección, pero lo más sorprendente es que mi padre le apoya. Es como si quisieran que no averiguase nada.

Sin duda, esto es lo que más me duele. No me he ganado el respeto que merezco en la policía. Mi padre siempre me lleva con él a todos sus destinos, pero yo no quiero estar cerca suyo. Le odio… perdóname madre, pero es así.

En el Cuerpo tengo fama de enchufado por su culpa, pero soy mejor policía que los estúpidos como Cabrera. Y desde luego, soy más íntegro que el Comisario, el maldito Comisario que va metiendo sus sucias manos en todos los negocios turbios allí donde va.

Y con solo pensar en lo que me están haciendo me entran ganas de matarlos, de acabar con ellos igual que nuestro misterioso asesino ha matado a sus víctimas. A veces me imagino que me invade un espíritu animal que me hace cambiar de forma, me convierte en un monstruo deforme y me permite buscar la venganza ansiada. Si creen que voy a hacer la vista gorda con sus tejemanejes en esta isla, pueden esperar sentados. Cuanto más intenten apartarme del caso, más perseverante seré.

Esta sensación de opresión se vuelve tanto más intensa cuando más cerca estoy de él, del ser que me engendró, y que es el causante de todas mis desgracias.

Ojalá algún día halle la paz. Ojalá algún día contestes a mis cartas.

Tu hijo, que te quiere y te echa de menos,

Luis

Esta publicación ha sido modificada el hace 7 meses 3 veces por Crodries

ResponderCitar
CoquinArtero
(@coquinartero)
Estimable Member
Registrado: hace 2 años
Respuestas: 127
 

"A veces la vida hace brillar frente a tí, pequeñas perlas entre el fango".

Registro de pruebas en la desaparición del psiquiatra Eufemiano Fuentes Jr.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Ojalá me hubiese encontrado un caso así cuando redacté el grimorio de psicopatología clínica hace más de quince años. Es obvio que debería haber reaccionado. La presión que debe tener este hombre dentro, en mi caso habría llegado al colapso, a la pérdida de contacto con los sistemas de actuación y reacción emocional. Sí, ha sucedido una reacción notable, de contención sobretodo. Los medios de comunicación le están metiendo el dedo en el culo las veinticuatro horas del día y él sigue con su cara de póker esperando que todo pase. Tragando espuertas de resignación mientras mira en bucle los super-8 con los cumpleaños de su niña.

A ver… debo admitir que me entusiasma y preocupa a partes iguales pues estoy viendo una cara que sólo me muestra a mí… al menos hasta que me hizo llegar el diario.

¿Principio de desdoblamiento, quizás? ¿Está delirando en una sección de su mente? ¿Acaso ha conseguido aislar la locura a costa de sus emociones? Es un principio complicado el que dictamina el control de las emociones. Por eso no me atrevo a recetarle ansiolíticos ni antidepresivos. Desestabilizaría un control que podríamos llamar precario. Tirar la casa abajo y volver a construir se presenta como una opción cada vez más viable.

Ahora, la pregunta más importante es: ¿debería hacerlo mientras sigue sometido al ojo de la opinión pública?

La respuesta es que sí. Con algunos sacrificios por mi parte pero, sí.

Me encuentro ante un caso digno de ser estudiado, experimentado y llevado a sus límites en pos de la comunidad científica. Un caso único que podría ayudarnos a entender las vías del comportamiento humano en situaciones de estrés post-traumático y, lo más importante; Es un caso. Solo uno. No se trata de un colectivo que lleve siendo conocido desde hace tiempo. No se trata de un experimento por cuestiones de raza, sexo, razón social o motivo excluyente alguno.

Por otro lado, debo admitir que el sistema de salud público está soportando una serie de presiones por parte de diferentes entidades constructoras con respecto a este caso.

Sería beneficioso para muchos que se le considerase mentalmente inestable… Al menos es lo que se ha dejado caer por la consulta. Algo que se podría hacer sin problema si no fuese por esa misma presión mediática que podría hacerle estallar en mil pedazos de un momento a otro. Lo consideran un mártir por aguantar el chaparrón con pose hierática. El cabrón no llora y eso hace que lloren por él en cada programa. Cualquier paso que yo dé en una dirección confusa como psiquiatra, me pondría en muy mal lugar de cara al futuro. Un sacrificio que podría hacer sin problemas en nombre de la ciencia... pero no quiero... tampoco podría aunque quisiera.

No es ético que esté dispuesto a sacrificar su mente y no mi integridad moral pero, él ya lo ha perdido todo y yo aún tengo mucho que perder si no lo tengo bajo control. Le puede dar en un brote de rabia, por levantar una tremenda polvareda contra los constructores y éstos a su vez ahuecarían sin duda la alfombra.

Hay mucha mierda escondida bajo esa alfombra: mierda política, mierda urbanística, mierda rusa, y todo aderezado por montañas de desidia con algo raro que no sé identificar... Como mal fario...

Joder, este informe está quedando demasiado informal.

Será mejor que empiece otra cinta.

¿Cómo que ha desaparecido? ¡Este hombre no  se nos puede perder!


ResponderCitar
Donchaves
(@donchaves)
Eminent Member
Registrado: hace 1 año
Respuestas: 41
 

-Si, ajá, de acuerdo.

 

Colgó dando un golpe sobre el teléfono mientras encendía su enésimo cigarrillo de ducados frente a aquel guardia civil.

 

- Ya sé qué le trae hasta aquí, amigo Enrique, creí que usted olvida el por qué te tengo cogido por los cojones.- Amenazó mientras daba otra calada. -Sabes perfectamente si algo le pasase a mi persona o a cualquier familiar mio el gobierno caería por completo. Sé lo que han hecho tus hombres en las vascongadas y sabes que tengo contactos en el extranjero. No sólo te caería el marrón más gordo a tí, sino que todo este tema de la OTAN le explotaría a ese gilipollas de González. Y sabes que no quieres acabar como San Juan.

 

-Esto podría desencadenar un conflicto diplomático si no anda con tiento. Hay escoria comunista rusa de por medio en este asunto, por muy en la mierda en la que estén, un comunista sigue siendo peligroso.

 

-Lo sé tan bien como usted. Y créame, le he adelantado el trabajo. Diría que casi haciéndoles un favor. Lo del ruso hecho carne picada para los macarrones te es hasta beneficioso. -Señaló al militar con una mirada cómplice. Apagó su cigarrillo antes de encenderse otro. - En cuanto el populacho se de cuenta de la amenaza soviética volverá a la sensatez. Y lo sabes.

 

-Más te vale- Replicó.-Hay muchas cosas en juego y lo de ese matasanos lo complica todo.

 

El general salió airado de la oficina, intentando guardar las apariencias.

 

Contemplando la fugaz marcha del militar, descolgó el teléfono y con una sonrisa marcó pausadamente en la rueda del aparato.

 

-¿Martinez? si, soy yo. Busque a un tal inspector Romerales y vigílalo de forma discreta. Un contacto amablemente  me ha revelado que es el candidato adecuado para obtener más información del caso del doctor fuente conforme avance la investigación. Y no sea tacaño, la última vez que vino de Canarias nos trajo un cenicero para toda la redacción. 

 

-¡Sanchez! Dígale a imprenta que comience a darle, que tenemos un número que sacar

Esta publicación ha sido modificada el hace 6 meses por Donchaves

ResponderCitar
CoquinArtero
(@coquinartero)
Estimable Member
Registrado: hace 2 años
Respuestas: 127
 

Nadie es una isla, completo en sí mismo; cada hombre es un pedazo del continente, una parte de la masa. Si el mar se lleva un terrón, toda Europa queda disminuida, tanto como si fuera un promontorio, o la casa señorial de uno de tus amigos, o la tuya propia. La muerte de cualquier hombre me disminuye porque estoy ligado a la humanidad; y por consiguiente, nunca hagas preguntar por quién doblan las campanas: doblan por ti.      Jhon Donne 1624

 

--------------------------------------------------------------------------

Registro de prueba número 32/10 acerca de la desaparición de Eleuterio Sánchez. Caso 215/7.86

La pared principal del salón ha sido desalojada y parece ser la principal herramienta de un brote psicótico de tinte grafómano. No queda un solo palmo sin garabatear. Nombres, localizaciones, fechas, fórmulas matemáticas y una carta que ocupa la mitad de la pared, nos indican que sus intenciones son violentas. 

Hemos podido poner sobre aviso a gran parte de los mencionados acerca de un posible peligro para su integridad mientras el Señor Sánchez siga desaparecido.

Solo quedan dos nombres por identificar: Romerales y Desiderio. 

Es una cara conocida. Ha aparecido en todos los telediarios así que la primera recomendación será la de hacer un anuncio público para obtener colaboración ciudadana.

---------------------------------------------

Omayra, tesoro. Mi niña linda:

Perdóname pero no puedo más con esto. No puedo seguir pensando que soy una persona decente si he dejado que los restos de mi rabia, acaben con la vida de otros inocentes.

Ahora estoy seguro.

Esos sueños son cada vez más reales y en ellos destrozo a todos los que acabaron con tu cuerpecito, a los que permitieron que murieses; descuartizo a los que pretenden que nada ha pasado, los mato a todos con mis manos, con mis dientes. Como una bestia sin control que solo tiene un objetivo en la vida y es el de vengar tu muerte.

Te conozco, amor. Sé que nunca habrías aprobado todo lo que está pasando. Si pudieses verme me mirarías extrañada. Serías la única en darte cuenta de que ya no soy más que la cubierta de una masa informe de odio, muerte y destrucción en riesgo constante de reventar.

Hasta hace poco he podido lidiar con todo. Me lo he tragado esperando que pasara rápido. Hasta ahora los sueños no eran más que eso. Muy reales, si, pero sueños.

Lo que vi esta mañana en el espejo no tiene nada que ver con dormir.

Mi imagen me miró desde un sitio diferente. Un lugar oscuro, sucio, lleno de polvo y en ruinas. Era yo. Un Yo roto por dentro y por fuera, demacrado, sucio como el entorno. Repetía mis movimientos. La mirada en el espejo, desencajada y llena de locura replicaba mis gestos.

Me costó creer que fuese un simple trozo de cristal. Le eché el vaho y el espejo se empañó pero cuando puse la palma de la mano sobre la superficie, el del otro lado entrelazó sus dedos con los míos y ahí fue cuando me di cuenta. Algo terminó de colocarse dentro de mi cabeza. La pieza que faltaba.

Es una parte de mí que no soy yo y en el fondo deseo ser porque él sí tiene su venganza. Una realidad tan viva y real como esta, tremendamente parecida y quisiera pensar que es una especie de segunda oportunidad. Ese hombre del otro lado del espejo no tiene siquiera descendencia pero se alimenta de mi rabia. Ha destrozado al mismo psiquiatra al que visito varias veces en semana, al constructor, al maquinista, al concejal. Los vi morir en su memoria cuando agarró mi mano. Cuando me soltó, la boca me supo a sangre, la garganta, eternamente seca, se sació de golpe y por fin pude empezar a llorarte.

El llanto acumulado, la rabia y la frustración sedimentadas, endurecidas durante estos meses empezó a brotar y se cortó a los pocos segundos por la llamada del doctor Fuentes.

Aquí sigue vivo. Lo vi morir en la memoria de eso que estaba en el espejo pero sigue vivo. Él, ladino traicionero, lengua de serpiente al servicio de la constructora, sigue vivo. Aquí todos siguen vivos, libres y sonrientes como si no hubiese pasado nada pero eso hoy va a cambiar pues el odio continúa dentro de mí, suficiente como para expandirse a otra versión de mí y convertirla en una bestia. Yo también puedo ser una bestia, Omayra.

Ya no importa que no me veas como tu papá cariñoso porque estás muerta. Ellos viven y tú estás muerta. Aplastada, mutilada y deforme. Muerta, muerta, muerta, muerta.

Las matemáticas no me cuadran pero creo que he dado con la ecuación que podrá igualar las cuentas.

Ya no importa lo que me pase, amor.  Solo lamento una cosa: podría haber empezado mucho antes.

Estés donde estés: te mando compañía.


ResponderCitar
Página 1 / 3
Compartir: