Forum

Avisos
Borrar todo

Mystery Flesh Pit - El Grupo Glauber

Página 4 / 4

Peich
(@peich)
Acólito de Confianza
Registrado: hace 9 meses
Respuestas: 50
 

CARTA PARA ANNA

Hola peque, cuando leas esto ya estarás a salvo, Desiderio se habrá encargado de ello. Me dijeron que estabas en uno de los puestos de socorro y le pedí que se encargara de ti, es un tipo peculiar... pero me temo que te caerá bien, es de esas personas que te gustan desde que te metiste a lo tuyo.

 

Todo se ha ido de madre, no confíes en nadie que diga venir de algún organismo oficial… Aunque no sea nada nuevo que están corruptos hasta las trancas, no es lo que pensábamos. Tu jefe es uno de los líderes de una organización muy peligrosa que lleva años en el gobierno.

Hay varios intereses enfrentados por el parque de Calderona, es frustrante ver que las investigaciones llevadas a cabo durante años, sólo han rascado un poco de toda la trama… y me temo que nos toca tomar medidas desesperadas…

 

Siento decirte que no volveremos a vernos, por favor... no te enfades. Ve con Desi a esa especie de arca de Noé donde te lleva, yo me quedaré protegiendo el camino junto a otros compañeros. No os lo van a poner fácil... esos chiflados amigos de tu jefe, quieren que todo sea devorado por los pozos y os estarán buscando, creen que así seremos parte de un dios y viviremos eternamente... lo único que seremos es Nuggets humanos Anna, por favor, no mires atrás cuando llegue el momento ¿de acuerdo pequeña?

 

Te quiero germaneta,

 hasta siempre.

Esta publicación ha sido modificada el hace 4 meses 2 veces por Peich

¿Qué parte de"Cthulhu R'lyeh Ph'nglui mglw'nafh wgah'nagl fhtagn" no has entendido?


Learntofly le gustó
ResponderCitar
CoquinArtero
(@coquinartero)
Acólito de Confianza
Registrado: hace 10 meses
Respuestas: 66
 

Las cosas están dispuestas para la arrancada. Por fuera, en la superficie todo parece estar bien. La mayor parte de la población empieza a tomarse como un chiste el fenómeno del simbionte. Por alguna razón actúan como si todo esto no fuera con ellos. En el fondo importa más bien poco. Para que el simbionte pueda desplegar sus micelios necesita asimilar mientras más vida sea posible y entre el montón de Alejandros y el resto de los curiosos despistados que se están metiendo en el foso, el momento se acerca cada vez más. Esos clones parecen confundidos, hacen como que no saben lo que pasa pero ninguno abandona la zona. Todos están cerca de la entrada del simbionte esperando el momento para volver a entrar en masa. Apilados como la leña junto a la lumbre.

Desiderio está haciendo un gran trabajo en las tareas de reclutamiento y aunque sus condiciones son inapelables, en realidad no pide mucho. Solo un hueco para su esposa Carmen dentro del artefacto. Me pregunto si en el fondo le estará haciendo un favor. Cabe la posibilidad de estar arrebatándole una muerte rápida e indolora a un montón de gente. Es un riesgo, cierto pero si conseguimos llegar a un lugar donde poder volver a brotar como especie, este hombre va a ser un activo imprescindible. Es íntegro, efectivo como un reloj bien equilibrado y tiene la mirada de loco necesaria para poder dirigir grupos.

Por otro lado confío en el simbionte. Si, porque comparto parte de su camino pues somos los únicos seres vivos que se han enfrentado a la Entidad y seguimos con vida. Al menos que yo sepa. La diferencia es que yo no asimilo vidas, no evoluciono en una ofiura espacial ni salgo huyendo entre las estrellas. Me hago viejo como humano. Tanto que me pregunto si realmente marcaré la diferencia de algún modo en el viaje o solo seré un estorbo. Mi tiempo se acaba. Siento como dentro de mí hay muchas cosas que empiezan a fallar y la ciencia poco puede hacer ya, así que egoístamente voy a hacerle los honores a Riouk y retrasaré el avance de la entidad con una explosión interdimensional. Me quedaré esperando cuando empiecen el viaje, flotando en el espacio y abrazado a un núcleo de energía con la mano sobre el detonador.  Cualquiera diría que esta es la maldición que acompaña al artefacto. Terminar reventando ante un fenómeno que se lo come todo y nos vuelve Nada.

Lilu, lo siento mucho pero te toca llevar el testigo. Ojalá no fueras tan rarita, ojalá me equivoque… Ojalá sea todo un mal sueño… pero no. Esto no es el mal guión de una serie que necesita dar carpetazo. Esto es la vida real y aunque el final resulte explosivo, el camino ha sido la hostia. Al menos para mí.

Ahora tienes el mando de la nave y cuentas con el apoyo de Desiderio y el equipo de seguridad que está formando, parte de los científicos e investigadores del grupo Glauber, y un grupo seleccionado de activos importantes para el viaje.

La única duda es de cuánto está dispuesto a aguantar el artefacto.  Descubrirás que es mucho más grande por dentro de lo que parece. Puede generar espacio para acogerlos a todos pero al fin y al cabo, debemos permanecer enquistados dentro de un organismo que lucha por absorberte mientras viaja entre dimensiones a través de agujeros negros. Mejor no pedirle mucho a la máquina. Solo pueden viajar los suficientes como para asegurar un futuro a la humanidad.

Ya verás como al final todo irá bien. Llegarán a un nuevo mundo y se hartarán de copular y reproducirse como gremlins en una piscina. Y en medio de todo estarás tu con la mano en alto exclamando: “Lilu, multipase”

Perdona. A veces no sé lo que digo.

Despídeme de Desiderio y de Acaymo. Me han sido bastante útiles estos días.

Diles que su viejo, nuevo y eterno amigo les manda un abrazo. Farola Art


Peich y Learntofly les gustó
ResponderCitar
Learntofly
(@learntofly)
Estimado Acólito
Registrado: hace 10 meses
Respuestas: 159
 

Grabación de la comunicación entre Farola y Lilu Siete:

Lo haré, descuida, les daré recuerdos de tu parte a Desiderio y Acaymo en cuanto los vea, si es que llegan a tiempo. Nada indicaba que el Simbionte fuera a desarrollarse tan rápido. Todos estábamos atentos a Texas y a China, creyendo que eran los que madurarían primero por ser los más antiguos, y no tuvimos en cuenta el caso aquel de la cabra en la Valencia de la Guerra Civil; puede que el Flesh Pit de la Sierra Calderona sea el primero de todos. ¿Tendrá algo que ver con la extraña carta que encontró Riouk en la posta abandonada del Mundo Espejo?

Menos mal que contábamos contigo, Farola, sin tu previsión no tendríamos ni una oportunidad. Recuerda que hemos guardado todos tus recuerdos en el Almacén Estacionario, además de tu ADN: si encontramos un lugar adecuado para reiniciar la VIDA, así, en mayúsculas, no dudes de que te traeremos de nuevo con nosotras. Nos encanta escucharte decir: “Lilu multipase”, te habrás dado cuenta de la broma: somos un montón en realidad.

Avisaré a las demás para que se pongan en marcha, y vayan al resto de Flesh Pit y lleven a cuantos puedan a La Nave Central. Allí nos veremos todos. Nos uniremos a los 23 Niveles Restringidos, al equipo de seguridad del Grupo Glauber que estaba entrenando Desiderio y a los Agentes en activo. Si tenemos tiempo, facilitaré artilugios de modificación espacio-temporal al grupo que está conmigo para que puedan traer a sus familias; ya sabes, esos con forma de reloj analógico que solemos usar.

Voy a informar al equipo que está conmigo de estas novedades a ver qué quieren hacer. Espero que sepan reaccionar. Quienes no puedan con la cruda realidad deberán quedarse aquí dentro y ser carnaza o intentar salir por su cuenta. No va a ser fácil. En cuanto estén todos en su ubicación definitiva elegida, yo saldré a la entrada para guiar a quienes lleguen en el último instante —espero que tus amigos estén allí y quieran aventurarse en esta increíble empresa— y que el marasmo de gente atraída por los micelios-Alejandros no nos impidan concluir con éxito nuestra misión. Quienes se queden en la superficie estarán condenados, y quienes nos vayamos tenemos un futuro incierto.

No dejaremos que se olvide tu acto de heroísmo, mientras exista una Lilu, te recordaremos.

Hasta siempre viejo, nuevo, eterno y querido amigo.

QUE LA FUERZA TE ACOMPAÑE.


ResponderCitar
Peich
(@peich)
Acólito de Confianza
Registrado: hace 9 meses
Respuestas: 50
 

Esposado y magullado, Fernando era el único que quedaba en pie de todo el grupo que había plantado cara defendiendo “El Artefacto”, el plan estaba lejos de ir según lo planeado.

Fue llevado al laboratorio principal del complejo de Calderona, cuando abrieron las puertas, se encontró en una estancia llena de maquinaria donde algunos científicos del centro, trabajaban sin prestar atención a nada más que sus tareas. En el fondo de la sala, una tarima se erigía a modo de altar y detrás de este, un ventanal permitía vislumbrar el oscuro vacío del todavía desconocido pozo de carne.

- Han sido ustedes peores que… ¿Cómo se dice en…? “una puntada en els collons”, caballero.

- Bona vesprada, psicópata de mierda. Di a tus perros que me suelten y gustoso te arrancaré las pelotas.

- No tengo tiempo para este ignorante, lanzadlo con el resto…

Fernando se revolvió, propinando un cabezazo a uno de sus captores, pudo causar el suficiente revuelo para golpear repetidamente al otro que le agarraba, sin embargo, pronto se vio superado numéricamente… era imposible que saliera de aquella, esta vez, no había salida. Un golpe en la cabeza le dejó tendido en el suelo, se le nubló la vista y no vio a dónde le llevaron entre varios de los guardias.

Cuando recuperó el sentido, no sabía cuánto tiempo había pasado, se encontraba en una pasarela desde donde podía ver la cristalera del laboratorio, entonces… se dio cuenta que estaba en medio del pozo y una ola de vértigo le invadió.

Varias personas gritaban a su alrededor, pero no las entendía. Pudo distinguir a Kandinsky observándole desde el ventanal, Fernando escupió en su dirección y fue empujado al vacío.

 

Despertó sorprendido de no estar muerto, intentó levantarse, pero… fue incapaz, no estaba en el suelo, sino pegado a la pared; Lejos de ponerse nervioso, estaba incomprensiblemente  tranquilo.

Poco a poco empezó a sentir, podía ver el mundo exterior, podía oler la tierra y el aire… de pronto, fue consciente de que su cabeza no pensaba claramente y un coro de voces le habló.

-Tranquilo Fernando, ahora eres parte del todo… pronto lo entenderás.

Aunque quería sentir terror, sentía felicidad, así que hizo caso a las voces. Se concentró en buscar a su hermana, quedándose tranquilo al comprobar que todos estaban bien y preparados para despegar, pero… aún quedaba algo por hacer.

 

El pozo de carne empezó a convulsionar, los estertores hicieron temblar las estructuras del complejo y varios micelios surgieron como tentáculos; Estos agarraban todo lo que encontraban en su camino y lo lanzaban al vacío de carne. En el interior del laboratorio, los aparatos explotaban lanzando chispas, del techo caían cascotes y la cristalera se partió en pedazos al ser atravesada por un micelio gigante.

-¡Doctor!, no podemos control… ¡¡¡AAAARRRRGGGG!!!

-No… ¡no!, ¡yo soy el que te ha invocado!, ¡Nooooo!

 

Los micelios agarraron a Kandinsky y a su ayudante, arrastrándolos a las entrañas de la titánica criatura.

-¡Suéltame, hijo de...!

Kandinsky luchaba por zafarse, hasta que el coro de voces se dirigió a él.

-Pretendías controlarlo doctor y ahora... serás parte del todo.

Esta publicación ha sido modificada el hace 4 meses 2 veces por Peich

¿Qué parte de"Cthulhu R'lyeh Ph'nglui mglw'nafh wgah'nagl fhtagn" no has entendido?


Josco Zaro y Learntofly les gustó
ResponderCitar
Learntofly
(@learntofly)
Estimado Acólito
Registrado: hace 10 meses
Respuestas: 159
 

Grabación en vivo de los últimos momentos de Lilu Siete antes del despegue

 

—A Lilu central. Aquí Lilu Siete desde Sierra Calderona.

           »Todo se precipita.

        »Está siendo una locura. Si me hubieran dicho que esta situación terminaría pareciéndose a una película de terror de serie B, al estilo de “El ataque de los tomates asesinos”, me hubiese reído a carajada limpia, pero la realidad supera la ficción casi todas las veces.

     »He llevado a los componentes de la patrulla y a sus familias a La Nave con la ayuda de mi artilugio-reloj. Albretch ha sido fundamental para convencerlos. Como siempre, los que más han dado la lata han sido Iker y Nicolás, que no estaban convencidos de la veracidad de mis palabras, ni siquiera cuando el pozo ha empezado a rugir y convulsionar. Pero siempre son los escépticos, no sé de qué me extraño...

     »Les he tenido que explicar cómo funciona este ser de carne para convencerlos. Les he dicho que: “para que el abismo pueda transformarse en una nave orgánica estelar, debe obtener toda la energía disponible de los seres que habitan el planeta que coloniza. Que, para no ser absorbidos, hay que estar en comunicación con él, tal y como hemos aprendido a hacer nosotras. Que hemos hecho lo necesario para que el pozo crea que somos uno más de sus órganos y que nos necesita para subsistir. Que la creación de la feromona híbrida ha sido nuestra salvación. Y que es por esto que debemos partir desde el fondo de los pozos y no desde afuera; lo de afuera tan solo es comida para los Flesh Pit. Que los Alejandros-micelios se convertirán en los tentáculos con los que podrá navegar por el cosmos —cual medusa titánica— hasta el centro de la galaxia, y salir por el otro lado del agujero negro masivo hacia nuevos horizontes”.

     »Albertch y yo hemos tenido que utilizar el reloj para llevar a Iker y Nicolás a las instalaciones científicas que hay cerca de la entrada para que vean por sí mismos lo que sucede. Allí hemos rescatado a un hombre que estaba siendo asimilado pero que aún conservaba un hilo de conciencia. Ha sido imposible salvar a nadie más, estaban todos mesmerizados, sugestionados por la secta adoradora del Flesh Pit. Alguien ha estado jugando por allí con el espacio-tiempo, he olido el dulzor y la pesadez característicos del ozono...

     »Albretch se ha ofrecido a quedarse conmigo hasta el último minuto para rescatar a cuantas personas podamos. Ni que decir tiene que he aceptado gustosa su ofrecimiento.

     »Estamos en la entrada del pozo. Es una catástrofe. Llega gente a pie y en cualquier tipo de vehículo, están todos contaminados por ingerir carne y derivados del abismo. Se entregan voluntariamente para ser asimilados, igual que los acólitos de la secta del interior. Es una escena dantesca, truculenta hasta el máximo. Una estampa sacada de una guerra en la que uno de los combatientes se ha rendido antes de empezar. Es una carnicería. La humanidad arrastrándose como gusanos ante una entidad primigenia. Y a la vez es terriblemente hermoso. Este ocaso rojizo, sembrado de nubes púrpura, cruzadas a intervalos irregulares por el brillante anaranjado que emerge por donde el sol está siendo engullido por el horizonte, crea una atmósfera irreal, mágica, que hace que nuestros corazones se desboquen. Un hermoso y espectacular Fin de Los Tiempos.

     »Vemos acercarse un tractor. Desde el asiento del piloto asoma una cara sonriente: reconozco a Desiderio. En el remolque trae a cuantos ha podido rescatar: Carmen, Sara, Anna, Acaymo, tres bomberos, cinco adolescentes y nueve niños que han perdido a sus padres en los tumultos de Valencia capital. Los Alejandros-micelios, ya de un tamaño descomunal, los tantean, los acechan, pero no se atreven a succionarlos a causa de nuestra presencia. Por ahora solo son comida, así que nos apresuramos a meterlos dentro del pozo. Albretch y yo entramos en último lugar y desde allí saltamos todos a La Nave. Justo a tiempo. Las convulsiones orgásmicas han estado a punto de aplastarnos.

     »Nos hemos salvado por un pelo…

 

***

 

Debe de haber miles de personas aquí.

Me acerco al puente, donde me confirman que hemos sido los últimos en llegar.

Rodinia está en el Nivel Veintitrés desde hace un rato, y ahora solo podemos esperar que sepa pilotar La Nave. Lamento no haber podido despedirme de ella. Me gusta Rodinia, aunque no sea el señor con bigote que está escrito en la profecía del Apocalipsis de la Biblia Mondoshawan.

 

FIN

 

Rodinia: (del ruso родина, ródina, patria) fue un supercontinente que existió hace 1100 millones de años, durante el Proterozoico. Rodinia - Wikipedia, la enciclopedia libre

Esta publicación ha sido modificada el hace 3 meses por Learntofly

ResponderCitar
Página 4 / 4
Compartir: