Forum

Avisos
Borrar todo

La Entidad


CoquinArtero
(@coquinartero)
Acólito Eminente
Registrado: hace 5 meses
Respuestas: 40
Iniciador de tema  

                                Londres: veinticinco de Septiembre de mil novecientos trece.

 

Querido amigo Albert:

Me consta que ignora usted, a este humilde redactor que le sorprende en medio de su día a día llamándole “amigo”. Aún no me conoce y sin embargo, para mí, ya hemos atravesado océanos de teorías y miles de horas de encarnizados debates, acerca de cómo son realmente las cosas.  Déjame tutearte decirte algo amigo: los tejidos de la realidad se entremezclan formando intrincados diseños, que sólo humanos como tú son capaces de entender. Así, sin moverte siquiera de una silla.

Te escribo querido Albert, sin miedo a que el hecho de hacerlo pueda cambiar nuestro destino porque, como tengo más que demostrado, eres una constante necesaria en mi vida, y yo en la tuya. De manera normal, nos habríamos conocido dentro de un año. Justo antes de decidir subir al tren de vuelta a Zúrich. No obstante, necesito apresurar un poco las cosas. Sólo tú serás capaz de ayudarme a entender porqué el tejido se comporta de esta forma tan errática.

¿Acaso soy yo quien falla? ¿Será el artefacto?

Sé que acudirás en mi auxilio si te lo pido porque serás capaz de reaccionar, cuando leas que la frontera entre dimensiones fluctúa bajo los designios, de una entidad que no se rige por convencionalismos moralmente aceptables. Una entidad que habita en un espacio ignoto, oculto entre la vida y la muerte y a quien no le importa otra cosa que consumirlo todo a su paso. Un horror sin forma cuya única intención es crecer, romper las barreras de la realidad, abarcarlo todo con su mortecina sombra de infección, tragar, tragar y tragar hasta que lo único que quede, sea un  espacio vacío donde hacerse uno con la nada.

Cada vez que noto su presencia, me siento encerrado en una situación que no permite girar en dirección alguna. Sólo puedo contener sus embistes contra la fina frontera que separa las dimensiones. Con tan sólo asomar la mirada hacia las consecuencias de que algún día consiga su cometido, el aire escapa de mis pulmones y me siento caer en una oscura caja de irrealidad que me aprisiona e inmoviliza, las fuerzas me abandonan y la titilante bombilla de la cordura, se apaga durante unos instantes terriblemente eternos.

Como seguramente llevas pensando algún tiempo, la realidad en la que te encuentras no es más que una de tantas. El resto está tan cerca que con tan solo extender el brazo podrías traspasar sus fronteras. Obviamente, te preguntas cómo es que no sucede constantemente. Si lo que digo es cierto, debería existir algún elemento que con la suficiente inercia pueda traspasarlo, algún aparato capaz de detectarlo y medirlo.

Pues tienes razón. Por atención Albert y piensa bien en esto: la clave está en la vibración. Cada frontera entre realidades reacciona a una vibración armónica en concreto. Un concepto que pocos seres humanos podemos entender. Como tú, por ejemplo.

Cuando la vibración es adecuada la frontera se rasga, se rompe, se separa pero, es posible volverla a coser con ciertas intensidades de movimiento para así, crear un callo en el tejido y repararlo. Esta es la razón del apuro. Ahora no entiendo porqué, en ciertas zonas centradas en las islas británicas ha comenzado a disolverse, a volverse transparente para dejar entrever que al otro lado, siempre está “Eso”. Cierto es que hay que saber mirar para poder verlo esperando su turno. Con hambre y dominando en la distancia los actos de unos pobres incautos que consideran al fenómeno, poco más que alguna suerte de deidad.

Por favor Albert, sé que esto te interesa. No te hagas de rogar.

Te adjunto en el sobre un billete de ida para mañana por la tarde con destino a Londres. Iría a buscarte personalmente pero, la última incursión de la cofradía, nos ha dejado fuera de servicio al artefacto y a sus ocupantes durante al menos cinco días.

Así mismo, he hecho llegar a la oficina de patentes cierta cantidad que cubrirá con creces, el lucro cesante que pueda producir tu ausencia durante el tiempo que compartas conmigo en las inmediaciones de Crouch End.

 

Recibe un cordial saludo de tu viejo, nuevo y eterno amigo:

                                      Riouk Art               


kaleido0 y AlexdelaRosa les gustó
Citar
Alegorn
(@alegorn)
Acólito Eminente
Registrado: hace 5 meses
Respuestas: 23
 

Berlín, 26 de Septiembre de 1913

Mi muy querido amigo Riouk:

Apostaría, sin temor alguno a equivocarme, a que no podrías adivinar hasta que punto me ha alegrado recibir esta carta tuya. Y sin embargo, temo que a este arrojo que me has brindado, debo pagarlo con una angustia. Pues son malas noticias las que esta carta porta.
Te encontrarás confuso en este momento, tal y cómo has dicho, aun no debería tener ningún conocimiento tuyo. Y sin embargo, me temo que esta carta a llegado la versión de mi mismo que no esperabas. Sí, Ryouk, quién te escribe es aquel amigo al que conociste en ese tren a Zurich hace ya más de 30 años. Espero que no te sorprenda que, al igual que tú, he atravesado la frontera para reunir información sobre la entidad y he acabado en el pasado.
¿Y por qué esa carta ha llegado al Albert viajero si la dirección del de la época actual? Porque me temo que mi versión pasada ha desaparecido sin dejar rastro. Hace ya un mes que me colé en mi antiguo laboratorio en busca de instrumentales para volver a atravesar la frontera, cuando me encontré con rastros de un pelea de la que no tenía recuerdo alguno. Investigando más profundamente, descubrí horrorizado que alguien o algo ha secuestrado a mi yo alternativo.
Por eso me ha alegrado tanto descubrir un medio de contacto contigo, amigo. Mi propia existencia está en juego, y dudo mucho que las causas que te han obligado a intentar acelerar nuestro encuentro no estén relacionadas con mi anómala desaparición.
Tomaré tu tren con premura. Espero verte pronto.

Tu eterno amigo,

Albert Einstein


CoquinArtero le gustó
ResponderCitar
CoquinArtero
(@coquinartero)
Acólito Eminente
Registrado: hace 5 meses
Respuestas: 40
Iniciador de tema  

@alegorn Qué bueno pel amour de deux¡¡¡¡ mon amic¡¡¡


ResponderCitar
Javi MuDo
(@javimudo)
Nuevo Acólito
Registrado: hace 4 meses
Respuestas: 4
 

>> Comunicación del Viajante de la Cofradía Nivel 5.

>> Mensaje para Riouk Art - Nivel de cifrado EULAK3b.

>> Flujo espacio/tiempo 2247 para evitación de contracción, descartada fisura subtemporal.

Riouk Art, se le solicita que comparezca de forma urgente e ineludible en el andén temporal Xtlinack. No tiene permiso para comentar ni difundir ningún detalle sobre el último incidente, no revele información de ningún tipo sobre la Entidad. Hemos detectado residuos anómalos en el artefacto. Tenemos indicios de una fuga y contaminación de nivel X2, muy peligrosa y con riesgo de mutabilidad. Vibraciones armónicas descontroladas tendentes a la espiral caótica en escala inferior y plegado anómalo de existencias concordantes. Si se confirma este último punto las consecuencias puede ser imprevisibles.

Se le requiere informe pormenorizado dirigido sólo a Viajantes de nivel 5 y superiores. Nivel de cifrado para informe EULAK3a.

Resumen de directrices: acuda urgentemente y no revele datos.

Fin de la comunicación.

 


ResponderCitar
CoquinArtero
(@coquinartero)
Acólito Eminente
Registrado: hace 5 meses
Respuestas: 40
Iniciador de tema  

Hola Claire:

¿Recuerdas éstos cilindros? Si me estás escuchando, por supuesto que sí… Solo espero que llegue al lugar oportuno. Últimamente, el artefacto está haciendo cosas raras y, bueno… esto me lleva al motivo del mensaje.

Sé que quedamos en que tenías asuntos que resolver al otro lado y que por supuesto, debías hacerlo sola. No pretendo inmiscuirme en tu vida personal pero, creo que necesitamos tu ayuda.

Han pasado muchas cosas desde que te fuiste. Por ejemplo: como sospechábamos, parece que por fin los del despacho de investigación sur, han dado un golpe de estado en la Cofradía. Lo sé porque se han atrevido a mandarme una exhortación, refiriéndose al artefacto como si fuese de su propiedad. ¿Cómo es eso de que han encontrado una fuga en el artefacto? ¿En qué momento? Sabes que es el único artefacto que existe, y lo hice yo. ¿Acaso me han puesto rastreadores? Si al otro lado del hilo estuviesen los de siempre, no me hablarían como si no fuese el último de todos los Agentes de la frontera. De hecho, si que había una fuga y ya está arreglada. Otra cosa es saber cómo se produjo.

Tampoco es que me el politiqueo interno importe mucho, en serio. En otras circunstancias, sabes que me limitaría a hacer lo mío. Ya lo hacía antes de aliarme con ellos pero, justo ahora me pillan en medio de muchas cosas.

¿Recuerdas a Alma Errante? Aún no acierto a comprender cómo ha sido capaz de encontrarme después de tanto tiempo. Quiero decir que en el momento en que vino a verme ya tendría un montón enorme de años. Lo más gracioso es que … !Ahora es un gato, tú¡ JIaaajiajaiajia un gato¡¡¡ Como lo oyes. Un viejo animal de más de 20 años, tuerto y renqueante pero, sé que es él. Lo sé por Farola…. No lo conoces. Es un niño… no es mi niño. Sólo es un niño al que salvé de un desastre. Parece que lleva con cara de luna desde entonces. No hace gran cosa aparte de compañía pero resulta muy útil para comunicarme con el gato. Suele hacerle la cosa que hacía Alma con la mano en la frente. Fue él quien me recomendó la idea ésta del equipo.

Entonces me acerqué a hablar con Albert… Por cierto, Albert está también por aquí. Saluda Albert.

-Hola Claire.

Gracias a su ayuda hemos podido descubrir que el origen de la extraña forma en la que la frontera se está disolviendo, está relacionada con la entidad devoradora. La cosa es que no se encuentra esperando al otro lado, ni siquiera viene de esta dimensión. Viene de la frontera misma, habita en ella. La cofradía lo sabe pero ahora su nueva directiva va dando bandazos y me llama a capítulo. Te lo cuento porque me dijeron expresamente que no se lo contara a nadie.

¿Qué me dices? ¿Crees que podrías volver a echarme una mano? No se… por los viejos tiempos.

Se supone que mañana tengo reunión con alguien de la cofradía en el andén de Xtlinack. Me requieren para que elabore un informe para navegantes de nivel 5 o superior… de verdad… si sólo estoy yo. Solo un cambio de directiva me vendría con éstos formalismos. ¿Te parece si nos vemos allí?

Si te sirve de algo saberlo: no importa lo demás, nunca ha importado. Solo la frontera. Se me hace todo muy grande Claire; La radiación del desastre de Farola ha ido haciendo estragos por Londres. Alma ha estado abriendo y cerrando la frontera por donde no debía y está llena de callos. Ahora por último, esta cosa, esta entidad, amenazando con someter el orden de las dimensiones a una entropía devastadora y engullirlo todo después. El artefacto… joder…

Por favor, no faltes. Te espero a las 10.

Las 10 de aquí, réstale 3 a tu hora.                                Gracias Claire

Un saludo de tu viejo, nuevo y eterno amigo.  Riouk Art

Esta publicación ha sido modificada el hace 4 meses por CoquinArtero

Javi MuDo y Alegorn les gustó
ResponderCitar
CoquinArtero
(@coquinartero)
Acólito Eminente
Registrado: hace 5 meses
Respuestas: 40
Iniciador de tema  

Queridísima Mileva:                                Cinco de Julio de 1914

  Es obvio que las cosas no han salido como ambos esperábamos al conocernos en el Instituto Politécnico de Zúrich y, sé que al decirte esto estoy ahondando en lo evidente, que me repito cada vez que me comunico contigo pero, necesito reconocerlo una y mil veces, arrepentirme otras tantas y recordarte constantemente lo mucho que siento haber truncado tus expectativas. 

  Siendo así como están las cosas, podrás imaginar que si me pongo en contacto otra vez, es por un motivo que reviste extrema importancia.

La realidad, esta en la que nos encontramos tú y yo, y los niños… La realidad está por desaparecer. Si, nos hemos pasado la juventud, podría decirse que la vida entera estudiando los fenómenos que marcan las leyes del transcurrir en el espacio tiempo. Sin embargo Mileva, y esto es algo que sospecho te puede confirmar tu buen amigo Nikola, nos vemos limitados al no poder abarcar en nuestros estudios, el resto de realidades que nos rodean y que cada vez más, nos afecta de la más drástica de las maneras.

Como podrás imaginar, he vuelto a encontrarme con Riouk, ese extraño tipo de patillas y cara cuadrada, el del tatuaje en la barbilla. Por muy locas que puedan llegar a ser sus afirmaciones, noté que tú le creías. A mí me costó un poco más pero el Albert que te habla, no puede estar más de acuerdo con él.

Llevo 2 semanas investigando un fenómero inquietante. Tanto, que hasta a mí me cuesta explicarlo. Existe una membrana, como una fina tela que nos cubre, que limita nuestra realidad con otros mundos que existen al mismo tiempo que el  nuestro. Podríamos decir que, de alguna forma, ocupamos el mismo espacio de una forma paralela.

Dicho así, esa fina tela como única frontera, suena algo apocalíptico. A que en cualquier momento la tela se va a romper y ocuparemos el mismo espacio tiempo con otros seres de otra dimensión, suena a que sin venir a cuento, alguna extraña alimaña se fusionará con nuestros cuerpos y la naturaleza lo resolverá con mutilación y dolor pero no. Esa frontera hasta ahora, ha sido firme y desde hace muchos años está siendo controlada por personas como Riouk Art…. Bueno, no como él pero sí muy en su línea.

Lo que resulta inquietante es este nuevo fenómeno, inusual donde los haya pues: una cosa es controlar el tránsito en tre dimensiones, y otra muy distinta es que se pudra la frontera. Como lo oyes. La fina tela se desvanece por momentos para, de entre sus ebras dejar escapar a una entidad para la que aún no tenemos nombre. Su única función aparente es la de intoxicar, corromper y desaparecer todo aquello con lo que entra en contacto. Este ser amenaza no solo nuestra existencia. Amenaza todas las existencias, come realidades y aún no sé cómo detenerlo.

Esta carta Mileva, es para que le digas a los niños que, aunque no lo parezca, guardo un lugar para ellos en mi corazón y otro para ti en mi recuerdo que nunca se podrá borrar. Siento muchísimo que no sea una misiva de aviso con la que poder ponerte en guardia pues, si la entidad sale hacia este lado de la frontera, lo más posible es que acabe con todo lo que conocemos.

Lo siento mucho Mileva. De verdad. Lo siento mucho y ojalá me equivoque…. Sabes que no

Un abrazo enorme.  Albert


ResponderCitar
CoquinArtero
(@coquinartero)
Acólito Eminente
Registrado: hace 5 meses
Respuestas: 40
Iniciador de tema  

Estimado doctor Martin:                                    Londres 31 de Noviembre de 1913

Como podrá suponer, la situación de ansiedad actual me impide acudir en condiciones a la consulta prevista para hoy. Por suerte contamos con la posibilidad de seguir nuestra ¿Cómo lo llama, terapia? Pues eso: nuestra terapia por escrito. He de reconocer que me ayuda a poner forma a lo que me pasa por la cabeza.

En esta ocasión, el motivo que me retiene en casa, por primera vez son los sueños. Usted sabe por nuestras conversaciones que el constante consumo de narcóticos, privan de la capacidad de soñar. Al menos en mi caso. Por eso resultó tan extraño que además, fuese tan real. Aún dudo de si el boticario no se equivocó de frasco al venderme mis remedios.

Para no extenderme: desperté con la sensación de estar escuchando un estruendo pero al poner atención, me rodeaba el silencio de la noche. Era mi cuerpo el que reaccionaba como si algo estuviese retorciéndose, quebrándose y rasgándose al mismo tiempo y muy cerca de mí pero, otra vez todo parecía estar en orden.

Encendí el candil a media mecha mientras busqué a tientas el borde de la bandeja con el agua, las copas y la absenta. Otra vez la sensación de desastre inminente, asaltó desde las sombras y todo parecía seguir en orden. Le dí más mecha al candil y corrí la sordina por completo. La habitación dejó de estar bien cuando me di cuenta de que había un lugar hacía donde, de manera instintiva me negaba a mirar. La esquina superior derecha empezó a desvanecerse. Al principio creí que sería una sombra y no entendí hasta después de un rato porqué mi mirada hacía esfuerzos por no ver lo que allí pasaba.

Algo vibrante, algo que solo puedo comparar con millones de insectos diminutos, estaba haciendo desaparecer parte de la habitación. Es algo difícil de explicar porque uno se imagina que la ausencia de todo  es la oscuridad pero, no. Cuando intenté fijar mi vista en el espacio vacío, la mirada se perdió por completo al no saber hacia dónde enfocar, quise identificar alguna forma, color, textura, densidad pero nada. Lo que había en esa esquina era una exponencial ausencia de todo, que obligaba a desviar la mirada porque mi cerebro no podía asimilar lo que estaba pasando.

Giré la cabeza hacia la puerta de la habitación. Agitado y muy extrañado por lo grotesco de la situación. Entonces pasó la parte que me convenció de estar en un sueño: la manecilla de la puerta giró para dar paso a un niño con cara de pasmado y un viejo gato tuerto en el hombro que, como en un mundo al revés, acariciaba con su pata la cabeza del niño. Éste me miró y se sentó a mi lado, cogiéndome la mano y clavando su mirada, que de repente se había vuelto tierna y tranquilizadora, en la mía. Mientras, el gato se sentó a los pies de la cama, mirando hacia la esquina. Acto seguido, una extraña pareja vestida de negro, con correas y bolsillos por todos lados, cachivaches colgando del cinturón y gafas de relojero entraron sin hacer ruido para mirar también a la esquina.

No podía apartar la mirada del niño. Era tremendamente relajante. Incluso el tacto de su mano se me antojó embriagante.

Una fortísima vibración hizo retumbar la esquina de la habitación y aparté la vista un segundo del chaval para ver a la extraña pareja, apuntando con mamparas semiesféricas de metal hacia la esquina.El niño agarró con fuerza mi mano otra vez para llamar mi atención. Apretaba fuerte pero su mirada seguía siendo igual de tranquilizadora. Miré otra vez a mi mano, y descubrí con horror que el hijo de perra había clavado una aguja anclada a una ampolla de goma. Lo siguiente que recuerdo fue despertar otra vez en medio de la noche y todo estaba como antes de irme a dormir.

Por si se lo pregunta, tengo una picadura en la mano pero es por una chinche. Hay muchas en esta época de año.

No pude volver a conciliar el sueño hasta después de varias horas y eso me ha terminado agotando. ¿Qué cree usted doctor? ¿Puede estar relacionado con mis ataques de melancolía?

Eternamente a su disposición                         Gerard Malinoff

Pdt: sus honorarios serán abonados por el mensajero a la recepción de la carta. Hágame saber si no me he vuelto a equivocar.


ResponderCitar
CoquinArtero
(@coquinartero)
Acólito Eminente
Registrado: hace 5 meses
Respuestas: 40
Iniciador de tema  

Hola Riouk:                                         Las Palmas de Gran Canaria 1985

Supongo que te pillo por sorpresa al hacerte llegar mi carta desde un punto tan lejano del tiempo. Sobretodo si no cuento con el artefacto para ello. Permíteme, por favor explicarte como puedo entonces comunicarme contigo. Para empezar, te diré que después de muchísimas andanzas, terminarás muriendo en 1945 a la edad de… ve tú a saber. Ya me parecías ancestralmente antiguo cuando te conocí. Para abreviar, desde que me metiste en este extraño mundo de multiples dimensiones hasta el momento de tu muerte, por tu cuerpo y tu memoria pasaron más de 85 años. Volviste por unos días después de haber pasado según tus cuentas, más de 40 años anclado en la frontera, taponando el paso a la Entidad (No entiendo cómo no te diste cuenta antes). Ya habías desaparecido en otras ocasiones pero nunca habías vuelto tan envejecido. A los pocos días, intentando evitar el desastre nuclear del que te avisó Albert, tanto tú como él y Félix desaparecieron para siempre dejándome solo. Si algo hizo que me convenciese al fin de tu muerte definitiva, fue que el artefacto se quedó atrás y la cofradía, al intentar manipularlo, lo terminó de joder por completo.

De hecho, tuvieron que aceptarme entre sus filas porque a fin de cuentas ya sabía demasiado de la frontera, las otras tierras y sus habitantes. Sólo Claire y tú han saltado más que yo entre dimensiones y esa es una formación inestimable para cualquiera de los cantones. Actualmente dirijo la tercera Fase de Jinámar, la facción más importante después de que derrocases a los golpistas del Templo del Sur, como se hacían llamar por último.

Te preguntarás porqué te cuento tantas cosas de tu futuro y el de la cofradía. La respuesta es sencilla. No importa en absoluto lo que te cuente porque de seguro esta es la única línea de tiempo que consiguió frenar por completo a la entidad. En las que no se pudo conseguir, el paisaje más halagüeño  era aquel en que depredadores y emperadores malignos de otras dimensiones, terminan dominando tanto a el resto de los seres pensantes como a la misma entidad en si.

He logrado llegar a viejo gracias a ti y a las cosas que el señor Ochovidas me enseñó de niño, fuiste para mí más padre que el portero borracho del edificio Randschill y me gustaría que, al hacerte llegar esta carta (espero que en el momento adecuado de 1943), te atrevieses a dar los pasos oportunos para que el mundo que dejes detrás fuese libre de las ataduras de esa abobinable manifestación de lo putrefacto que hay en todas las cosas.

Ahora viene lo duro padre, Tienes que saberlo. La única forma de acabar con la entidad la descubriras cuando te convenzas de que en realidad, Claire, es la entidad.

Pasamos cerca de veinte años conjeturando cómo podía ser posible. Algunos apuntaban a que fue sustituida durante su periplo de venganza contra el Rey Roble, otros que seguía siendo ella, llena de rabia contra el resto de la humanidad que se había unido simbióticamente con este nuevo ser para darle corporeidad y conciencia de la tercera dimensión. En realidad no importa.

Algo que sí es seguro: si muere Claire, la entidad desaparece.

Siento ser yo quien te lo diga así porque, si en algún momento fuiste un padre para mí, Claire fue como una hermana mayor a la que por desgracia, en mi línea de tiempo, tuve que matar con mis propias manos. Lo único que podía pensar mientras lo hacía, era en cómo la maldita entidad disolvía medio reino unido en la nada más absoluta.

Se que será difícil pero… Vamos hombre… con cosas peores te habrás encontrado… No?

Pdt: debo confesar que aunque después de tu ausencia ya no tenemos manera de hacer viaje alguno, la vida con todos ustedes me otorgó valiosos conocimientos que me son tremendamente útiles para convocar a otros seres, que pueden hacerme recaditos como el de hacerte llegar la carta que ahora sostienes. Sin embargo, yo se que tú puedes venir hacia donde estoy porque tú no eres cualquier agente  de la frontera. Tú eres Riouk Art: noveno y ultimo agente de la Cofradía y aún despúes de tantos años, te echo tanto de menos…

Recibe un cordial saludo de tu siempre viejo, nuevo y eterno amigo.    Farola Art


ResponderCitar
CoquinArtero
(@coquinartero)
Acólito Eminente
Registrado: hace 5 meses
Respuestas: 40
Iniciador de tema  

Hola Riouk, mi viajero favorito:

Soy, Claire…. Jiejeijiej… claro que soy Claire.

Sé lo mucho que te gustan estos cilindros de cera. Realmente son muy útiles. No tenías que haber permitido que el Vivelavida de Thomas te copiase la idea.

Me acuerdo mucho de ti y de miles de anécdotas como esa. La emoción, el peligro, la euforia y el continuo desgaste que suponía darle respaldo a la Cofradía y de veras que lo echo de menos. ¿Qué porqué me fui? Es una pregunta loable y mereces una respuesta.

Cuando te conocí, fuiste algo como un visitante de las estrellas que vino a dar sentido a todo lo que había estado haciendo hasta ese momento. Podrías haber sido un perro o una estrella de mar y no habría importado. Quería aprenderlo todo de ti, saber lo que tú sabías y juntos salvar el conjunto de todas las realidades.

No fue hasta que me hablaste del origen del artefacto que no me di cuenta. En el fondo eres tan humano como lo podría ser yo en tu realidad. La anécdota del lago, en el lago un islote, en el islote un cofre y en el cofre una luz, fue algo que memoricé sin querer. Me impactó mucho saber que algún tipo de entidad desconocida te eligió a ti para verter los planos de esa milagrosa máquina. Una inteligencia superior que con esa acción estaba asegurando la estabilidad entre dimensiones, y cargando tus espaldas de la pesada responsabilidad que te seca el carácter y te convierte día a día, en un frío trozo de piedra negra e insensible.

Riouk: me fui porque también vi el lago.

Me contabas que antes de conocerme viajaste mucho por entre las dimensiones, buscando una explicación de porqué a ti o quién podía haber sido el responsable de los desvaríos de tu destino pero, nuca diste con la realidad adecuada. Es otra dimensión a la que no es posible acceder con el artefacto sino sumido en un profundo sueño.

Ni siquiera lo busqué pero cuando desperté ante esa situación, gracias a tí supe qué estaba pasando: crucé el lago, llegué al islote, abrí el cofre y la luz no me dio plano alguno. Me dio una misión que, desgraciadamente es incompatible con todo lo que hemos estado haciendo hasta ahora.

Esto no tiene nada que ver con lo del Rey Roble. Esto es importante de verdad. Ojalá existiese alguna manera de hacerte entender la importancia de lo que voy a hacer. Ojalá no me doliese tanto tener que volver a despedirme y dejarte otra vez solo, convirtiéndote en un insensible y duro trozo de wolframio, enfrentándote a la entidad que se ha llevado a casi todos.

De verdad Riouk, viejo amigo. Si aún recuerdas algún sentimiento y tu corazón no se ha vuelto un callo, creeme cuando te digo que tenerme que marchar hace que las entrañas se me encojan hasta dejarme completamente vacía por dentro.

¡Me da RABIA Riouk, mucha rabia que no importemos nada, que seamos simples instrumentos! Me da rabia…. y mucha pena… que encima no podamos hacer nada.

Por favor, cuídate y recuerda que siempre seré tu vieja, nueva y eterna amiga… pase lo que pase


ResponderCitar
CoquinArtero
(@coquinartero)
Acólito Eminente
Registrado: hace 5 meses
Respuestas: 40
Iniciador de tema  

Informe final de misiones para la Cofradía de la frontera:

Empezaré señalando una nueva muerte en mi entorno: Alma Errante, en su forma de Félix Ochovidas ha dejado de existir. Si bien es cierto que en el momento de nuestro reencuentro ya era un gato viejo y malogrado, en realidad tenía la vitalidad y la mente clara de un ser humano adulto.

¿Qué cuál ha sido la causa entonces? Pues ese terrible mal del que llevo avisando desde hace al menos dos años, ese del que llevo mandando informes, sin que encuentre por parte de la Cofradía un mayor apoyo que esa mierda de:“Evento registrado”.

A veces me pregunto porqué carajo sigo colaborando con una panda de eruditos comelibros de culo gordo que nunca han aportado gran cosa, más allá de registrar los eventos y dejar que los estudie aquel que venga detrás. Cuando ustedes se quitan la túnica y vuelven del trabajo, conservan sus familias, sus casas, sus vicios que me consta que están pagados en su mayor parte con los fondos de la organización mientras yo, he tenido que dejar abandonado en otra realidad a uno de mis más importantes colaboradores porque ustedes no tienen arrestos de darle una vida digna como la que yo en persona les he asegurado.

Me siento tentado a dejarles disolviéndose en esta realidad bajo el abrazo de la Entidad, y largarme con Farola a 1985. Por desgracia, dudo que eso vaya a detener la hecatombe que se nos viene encima.

Díganme: ¿De qué sirve sobrevivir a varios golpes de estado dentro de la organización, roturas masivas en el tejido de la Frontera, salvado varias veces tanto a esta como a cientos de realidades de las que tenemos constancia, si para la mayor parte de sus componentes, hablar de la frontera es como escuchar un cuento de Tolkien? ¿Dónde están los Catedráticos de la Cofradía? ¿Hacia dónde van las donaciones? La triste verdad de todo esto, es que la Cofradía ya no existe tal y como la conocemos y por ende, está abocada al fracaso.

Hace poco, una escisión que amenazaba con hacerse con el control de la casa central, se atrevió a llamarme a capítulo. Las acciones que llevamos a cabo la agente Claire y yo ese día, aseguraron con firmeza los cimientos que ahora estoy deseando destrozar a golpe de vibración. Uno a uno, delante de sus familias y recordando a todos en sus últimos momentos, que Alma Errante no tenía que haber muerto así, susurrarles al oído el nombre de Albert en el tiempo que exhalan sus últimos suspiros y guardar como recuerdo todas y cada una de sus orejas.

Estoy mayor. Siento las fibras de mi cuerpo apelmazándose con los años y ahora, es cuando por fin empiezo a entenderlo todo.

Saben perfectamente que sin el artefacto, a día de hoy la Cofradía no tiene sentido, así que aquí tienen mi ultimátum: Purguen a todos los efectivos y cargos medios de la organización, dispongan un equipo de operarios de limpieza, instalen un sistema de garantías y control en la frontera desde donde poder localizar posibles fluctuaciones y por último y más importante, ya no existe el Casa Central. En caso contrario, estoy dispuesto a abandonarlos a su suerte, abrir una brecha tan grande en la frontera, que su realidad termine sucumbiendo a los depredadores de la quinta dimensión mientras intento volver a recuperar lo más parecido que he tenido a una familia.

Dicho esto, me despido posiblemente por última vez.

Fin de informe de misión

Riouk Art: noveno y último agente de la Frontera.


ResponderCitar
CoquinArtero
(@coquinartero)
Acólito Eminente
Registrado: hace 5 meses
Respuestas: 40
Iniciador de tema  

Bueno: supongo que llegó el momento. Ya tengo una cierta edad y a mi modo de ver creo que… qué carajo, no los he puesto a salvo. Solo a Farola... solo a él.

Ha resultado ser un cabroncete avispado. No es que sea listo (que también), además es inteligente. En ese aspecto, Alma Errante hizo un buen trabajo. ¿Qué habría pasado si en vez de dejarse morir, hubiese aceptado la oferta que le hizo el niño de utilizar su carcasa? No lo sé… En ese momento ya me había acostumbrado a su mirada con ojos de huevo frito.

Ahora mírame, echando de menos a un gato viejo, tuerto y entrometido, a Albert... sobretodo al de éste último par de años. Era un Albert atrevido y que nunca miraba atrás.

Esa maldita entidad es imparable, indolente, cruel y me ha roto esa parte del cuerpo que sirve para experimentar sentimientos. No puedo permitirme sentir rencor por el fenómeno, ni pena por la forma en la que Albert y Félix empezaron a disolverse ante mí. Asombrados, asustados, sin poder despedirse…

¿Por qué Claire? ¿Por qué lo hiciste? ¿De verdad creías que no me iba a enterar?

Nunca quise nada a cambio. Ni las gracias esperé de ti. De hecho me pregunto en qué estaría pensando el oráculo de la Cofradía cuando me ordenó sacarte de una caja de locos. El punto es que si me pongo a pensar en el pasado, todavía entiendo menos que te hayas convertido en “eso”.

No entiendo qué clase de motivación hay escondida detrás de este juego de máscaras. Algo que está por encima del mismo concepto de la frontera, me otorgó una herramienta y una misión que ahora está mandando a tomar por culo, igualito a un niño que deja tirados sus juguetes por el suelo después de divertirse.

He vivido más que nadie y voy a morir lleno de dudas sobre el sentido de la vida. Jeijeijeijejei Están bonitos si se piensan que me voy a ir sin más… El artefacto no es mío pero sé cómo hacerlo reventar y vaporizar todo lo que me rodee. Así que si tengo suerte me llevaré por delante a la entidad, la frontera o en el peor de los casos, una o dos realidades… Me parece justo.

Lo siento mucho por Claire. Desde que se convirtió en esa oscura presencia que lo envuelve todo, no tengo ni idea de si podrá sentir algo o si tendrá algún tipo de conciencia. Si habrá sentido algo cuando se comió a nuestros amigos. A veces me asalta la idea de que dentro del baúl del islote en el centro del lago, al que sólo se llega por el sueño, de la misma forma que a mí se me reveló el secreto del artefacto, a Claire le enseñaron alguna forma de controlar la entidad y en el fondo, lo está viendo todo desde un rincón. Sonriendo para sus adentros.

¿Me oyes Claire? ¡Sé que estás ahí! ¡Y voy a romperte el juguetito!

En fin… se supone que esto es una despedida y no tengo ni idea de a quién dirigirla. Ya me despedí en su momento de Farola. Lo dejé en una realidad en la que estar relativamente a salvo (en esa dimensión, la tierra vive en simbiosis con una red miceliar cárnica de otro universo).  Así que la dirigiré a quien pueda interesar… estos cilindros aguantan bien el paso del tiempo.

Eso es… Ejem:

A quien pueda interesar, de su viejo, nuevo, y a partir de hoy, eterno amigo: Riouk Art.

Noveno y último agente de la Cofradía de la Frontera


ResponderCitar
CoquinArtero
(@coquinartero)
Acólito Eminente
Registrado: hace 5 meses
Respuestas: 40
Iniciador de tema  

Estoy seguro de que esta vez sí que pueden oírme. No creo que lleguen a darse cuenta de lo que están haciendo al retenerme justo en este momento, en este lugar. Lo que es seguro es que si pueden retener el artefacto de algún modo imaginable, no sólo saben quién soy yo, además conocen la labor de la  extinta Cofradía de la frontera.

Para ser más explícito, les hago saber que han retenido el artefacto en medio de una secuencia de transiciones que tienen por objeto, la destrucción del mismo, la frontera misma y la entidad que allí habita. Deben haberla notado. Tienen que haberse dado cuenta de los estragos que Clair… que ese ser está causando y he visto personalmente hacia dónde nos lleva y lo que vienes detrás. De nada sirve que les hable del Rey Amarillo pues nada entenderían. Lo que sí estoy seguro que entenderán es el reventón de trescientos quintillones de uranio haciendo PUMBA. Eso es lo único que van a conseguir si no me sueltan el lazo ahora mismo.

No es una amenaza. Es una realidad irrefutable. El artefacto va a reventar al terminar la secuencia o en medio de la misma. La diferencia entre una cosa y la otra es la que hay entre una precisa cirugía que arreglará todo o un balazo de cañón en el centro del pecho de todas las realidades, empezando por la suya.

Liberen el artefacto, repito…

Liberen el artefacto


ResponderCitar
Compartir: