Forum

Avisos
Borrar todo

Hacia la Vigilia

2 Mensajes
2 Usuarios
0 Likes
208 Visitas
Alegorn
(@alegorn)
Trusted Member
Registrado: hace 2 años
Respuestas: 43
Iniciador de tema  

Querido tío,

Realmente espero que esta carta quede sin enviar, pero si, tal y como temo, acaba llegando a tus manos te pido perdón y clemencia desde lo más profundo de mi corazón.
Recordarás a la chica por la que dejé el negocio familiar. Hace ya un año que empezó a tener problemas para conciliar el sueño. Al principio no era nada preocupante, una o dos noches por semana, nada grave, podíamos vivir con ello. Pero se ha ido agravando paulatinamente y ahora mismo, apenas consigue dormir un par de horas cada tres días y en éstas su sueño es tan ligero que en los últimos tres meses solo nos hemos podido encontrar cinco veces. La última, hace una semana, me dejó devastado. Está sufriendo, tío. Está sufriendo mucho, este insomnio la tiene al borde de la locura.
No aguanto verla en ese estado. Si ya de por sí el que la ilusión de volver a reunirnos quede destruida noche tras noche me mantiene en un constante mal humor; el hecho de que cuando conseguimos encontrarnos éste sea un encuentro tan efímero y ella se encuentre en un estado cada vez peor me destroza el alma. Y lo peor, lo peor sin duda, es mi incapacidad para ayudarla y estar a su lado cuando más me necesita.
Así pues, hace unas cuantas noches que me ronda una idea. Una idea estúpida, una idea inmoral, pero una idea que cobra cada vez más y más fuerza; y contra la que temo no poder resistirme en un futuro próximo. Si acabo enviándote esta carta, tío, lamento anunciarte que he sucumbido a ella.
Dada la línea de trabajo de la familia imagino que ya sabes a qué me refiero: "Podría tomar prestado un cuerpo y reunirme con ella en la Vigilia para ayudarla hasta que se recupere".
Sí, lo sé. Créeme que no hace falta que me sermonees. He tratado de usar contra está idea todos y cada uno de los argumentos que se te puedan ocurrir. "Es ilícito". "Es una deshonra para la familia, es justo contra lo que hemos combatido durante generaciones". "Ella no te reconocería, sabes que no recuerda nada cuando está despierta, solo cuando visita de nuevas tierras recupera por entero su memoria"...
Pero la quiero, tío. La amo y ella me ama hasta lo más profundo de nuestro ser. Y habiéndonos encontrado aún proviniendo de distintos mundos, no puedo permitir que nada nos separe de esta forma. Así pues, la idea sigue ganando terreno.
Si te acabo mandando esta carta, tío, adjuntaré los datos del durmiente al que robaré el cuerpo. Cuida de él hasta mi regreso y medita sobre un castigo adecuado para mi transgresión. Lo acataré por severo que sea. Pero por favor, no envíes a nadie a detenerme. No lo hago por soberbia o codicia como aquellos a los que cazamos, lo hago por amor.

Tu suplicante sobrino,
Thul


Citar
AlexdelaRosa
(@alexdelarosa)
Trusted Member
Registrado: hace 2 años
Respuestas: 27
 

Apreciado sobrino,

Te escribo con la máxima premura, rogando a los Grandes Dioses que te llegue la misiva antes de que te embarques en la locura de la que me has hablado. Supongo que nada de lo que te diga a estas alturas va a hacer que te replantees la empresa que pretendes acometer. No gastaré tinta, pues, en palabras vacías que no tendrán resultado alguno. Si que te haré saber, en cambio, ciertos detalles que te serán de gran importancia allá en el lugar al que vas. Te ruego encarecidamente que leas y sigas mis consejos con celo, pues sabes bien que, durante algunos años, en aquella época en la que solo era un impetuoso joven, insensato y temerario, hice algunos viajes hacia tu mismo destino.

En primer lugar, tienes que tener presente que, las reglas existenciales y lógicas que se siguen en mundo de la vigilia, son muy diferente a las que se siguen aquí, en las Tierras del Sueño. No uses tu intuición, no quieras buscar significados ni causalidades. Si lo haces, no harás otra cosa más que chocarte con una barrera de frustración y enajenación y lo peor que puede ocurrir allí es que te dejes llevar por pensamientos malsanos. Has de saber que estas tierras a las que vas, no han sido creadas por ni para gente como nosotros y que sólo algunos tenemos la capacidad de acceder a ellas, pero siempre con mucho cuidado.

De la misma forma que no impediré tu marcha, permíteme que te ofrezca, al menos, algunas directrices que creo que pueden servirte de ayuda en algún momento. Sé que nunca te ha gustado recibir órdenes de nadie y en eso eres un fiel reflejo de mí: pero lo que aquí te expongo no son más que meras observaciones de un viejo viajero que ya no tiene fuerza suficiente para acompañarte, pero cuya mente sigue igual de lúcida que de joven.

En primer lugar: la respuesta a casi todas las preguntas que te hagas, es Arkham. Una ciudad bien extraña, tanto por su arquitectura y disposición, como por la gente que la habita. Pero que su extrañeza no te obnubile la mente: allí, una vez cruces los rincones más recónditos y te adentres en la historia que cuentan sus vetustas edificaciones, fabricadas con algo que hacen llamar ladrillo, te encontrarás deslizándote entre los oscuros pasillos de antiguas salas flanqueadas por vetustos libros, donde el aire huele a tiempos inmemoriales y leyendas olvidadas…allí, mi querido sobrino, allí está la biblioteca de la Universidad de Miskatonic. Quédate bien con este nombre, pues los humanos que pueblan el mundo de la vigilia, guardan con celo muchos secretos entre aquellas paredes, generación tras generación. Si en algún momento necesitas de respuestas, ese es el lugar al que primero debes de acudir.

En segundo lugar y, en la misma ciudad, debe vivir todavía, si mis cálculos sobre los años de vida de los humanos del mundo de la vigilia no me fallan, un viejo amigo mío en el cuál puedes confiar y que, además, conoce el secreto de la comunicación entre sueños, lo cuál cobra especial relevancia para que podamos seguir hablando una vez que estés allí. Su nombre, o al menos uno de los muchos que usa y con el que yo lo conocí, es Randolph Carter. Sé que el corazón de un enamorado empuja y emborrona la mente del hombre, por muy racional que sea. Pero mi recomendación es que encuentres, en primer lugar, la ciudad de Arkham, te familiarices con ella y, a continuación, des con el paradero del señor Carter. Esto te facilitará mucho las cosas. De lo contrario, corres el riesgo de quedar atrapado en el mundo de la vigilia y créeme si te digo, que lo que allí acontece, no podrás soportarlo por mucho tiempo. Como ejemplo, solo te diré, que allí matan a los gatos.

No quiero extenderme más por ahora, puesto que es necesario que esta misiva te llegue cuanto antes. Espero que leas esto antes de cruzar al otro lado, mi querido e inexperto Thul. Sigue todos mis pasos y es muy probable que hablemos pronto. Espero la señal mientras tanto.

Mi más afectuoso abrazo de tu querido tío que cuida de ti,

Kuranes.


ResponderCitar
Compartir: