Forum

Notifications
Borrar todo

El mundo que soñamos

Página 1 / 2

NoviembreNocturno
(@noviembrenocturno)
Miembro Admin
Registrado: hace 5 años
Respuestas: 42
Iniciador de tema  

Primera carta escrita por Diana (perfil de Discord > Diana#3486)

Saludos estimad@ amig@.

Cuanto tiempo sin saber de ti, y a pesar de ello, que presente te he tenido siempre. Sé que al separarnos nos hicimos muchas promesas, promesas que he roto, pero déjame explicarte, verás que es todo por una buena razón.

La última promesa que rompo es ponerme en contacto contigo, pues necesito de tu ayuda, siempre estuvimos el uno para el otro, y no tengo a nadie más.

La primera promesa que rompí fue dejar nuestras investigaciones, tu creías que solo me llevarían a la locura, pero nada más lejos de eso, siempre supe que bajo esas piedras había mucho más que simples y viejos huesos.

Años después de que huyeras de aquí conocí a alguien, su nombre era James, y también era gran aficionado a la antropología y al estudio de viejos escritos y leyendas. Conectamos rápidamente y tras algún tiempo me decidí a compartir nuestros descubrimientos con él. James estaba entusiasmado, se volcó completamente en el proyecto y fue entonces cuando me sentí en tu piel y te comprendí amargamente. Debí pararlo en aquel momento, no ir más allá, marcharme, como hiciste tú, pero no pude, una vez más, mi corazón deseaba ver.

Preparamos el ritual tal como tú y yo lo hicimos en su día, pero James me dio la clave para que el portal fuera estable, las vueltas debían ser en deosil durante la noche de Mean Mag kireik, el solsticio de invierno, y en antideosil durante Mag Sauro, el solsticio de verano. Leímos los ensalmos y casi antes de terminar James se estaba colando por un pequeño hueco que había abierto en la base del túmulo sin que yo me diera cuenta, inmediatamente después comenzó a salir de allí un olor nauseabundo, bien saben los dioses que eso no me habría frenado y habría entrado yo también, pero tras golpearme la bofetada hedionda, eche hacia atrás uno de mis pies con tan mala suerte que me pise el maldito vestido, golpeándome en la cabeza con la piedra que James había arrojado momentos antes y quedando inconsciente.

Cuando desperté el portal estaba cerrado y no había señales de James, había signos de salida del túmulo, pensé que quizá no había funcionado, pero herman@, ¡el corazón me dice que si!

Hace casi seis meses de aquello ya, James no ha vuelto a ser el mismo, sigue con su vida habitual y cuando me he dirigido a él se ha mostrado violento conmigo, como si no me reconociera. Pero no es eso lo que me preocupa, dentro de nada será de nuevo Mag kireik, el solsticio de invierno, y podremos invocar de nuevo un portal estable, vuelve conmigo, por favor, es nuestro momento.

Siempre tuya.

Claire de Romanus.

Palmhill House, Kiltroge,

Claregalway, Co. Galway

Ireland.

Notas de pronunciación: Mean Geimhridh- Mag kireik. Mean Samraidh- Mag Sauro. Respectivamente son el solsticio de invierno y el solsticio de verano.

Este tema fue modificado hace 7 días por NoviembreNocturno

Iconikah le gustó
Citar
NoviembreNocturno
(@noviembrenocturno)
Miembro Admin
Registrado: hace 5 años
Respuestas: 42
Iniciador de tema  

Respuesta de Noviembre Nocturno como  Gerald Daw (antiguo amigo)

Estimada Claire,

Tu carta me ha dejado muy preocupado... No sabría por donde empezar, dejaré al margen
nuestro pasado, poco importa ahora todo aquello, y aunque sé que estas palabras no llegarán a tiempo a tus manos, solo te pido, por favor, si conserváis algo de cordura, por lo más sagrado, no os acerquéis a las ruinas. Persuade a James, al menos hasta que yo llegue.

Al menos hasta que os mande algo de ayuda...

Antes de escribir esta carta, he telegrafiado mi viejo amigo Walter, quizá lo recuerdes del
Queen's College. Está algo mayor, pero él ha pasado por cosas que nuestra más delirante
imaginación solo podría aventurar. En ella le pido ayuda para que os haga entrar en razón.
Queda menos de una semana para el solsticio, y solo puedo rezar a los dioses antiguos y a los nuevos para que Walter llegue a vosotros antes del solsticio. Hoy mismo me haré con un
pasaje hasta Galway, espero poder reunirme pronto con vosotros.

Siempre tuyo
Gerald Daw
Londres
15 de diciembre de 1911


ResponderCitar
NoviembreNocturno
(@noviembrenocturno)
Miembro Admin
Registrado: hace 5 años
Respuestas: 42
Iniciador de tema  

Respuesta de Adargathea (  twitch @adargathea )

 

A ver, sí, es cierto, soy un poco friki, mi idea era crear un programa en youtube tipo Cuarto Milenio. Para forrarme, tío, EL Iker se está forrando. si eso irme a Andorra para que no me cobre Hacienda. Jajaja

Sabes el problema de los documentos desclasificados?  Que son un huevo, tío. Los goviernos cogen, inundan la web de infinitos documentos aburridos y medio tachados y encontrar algo decente es la puta aguja en el pajar. Te quedas mirando así como idiota, con sus protocolos, las peticiones individuales, las esperas eternas hasta que te lo conceden. No tengo pelas para ir al puto Fort Knox a mirar papeles, si está en sitios oficiales de internet o en Wikileaks te lo bajas. Pero cuidao que ay mierda en Wikileaks. Tú te crees  que alguien hace caso del Wikileaks hoy en día?. Vaya marrón el del señor ese de la embajada, loco y encarcelado pa ná. Jajaja. Se creería que iba a canbiar el mundo

 

El caso es que cojo y así en plan expediente x encuentro una carpeta. Vale. La descargo,  paso el antivirus. Ok. A ver si con suerte va de ovnis y cosas por el estilo, o del asesinato de Kenedy.

 Quiero seguidores en Youtube, y suscraifs y que le den a la campanita. Necesito documentos jugositos, que me den seguidores.

Pero vaya rallada de documentos que me encuentro. Te envío un par así por encima, héchalos un ojo. Todos no, que me pisas el programa de Youtube. Estoy en ello. Si quieres saber más te lo ves. Y te suscraif y todo eso. Jajaja.

 

Documento clasificado 1

 

 
Documento clasificado 2
 
 
This post was modified hace 1 mes 3 veces by NoviembreNocturno

ResponderCitar
NoviembreNocturno
(@noviembrenocturno)
Miembro Admin
Registrado: hace 5 años
Respuestas: 42
Iniciador de tema  
Giro de trama, enviado por @Iconikah como Amy
 
Galway, 27 de Noviembre 1911

¿Te acuerdas amor, cuando caminábamos por la orilla, jurándonos permanecer unidos a pesar de lo que parecía inevitable? ¿Te acuerdas del pequeño bote?

Elegimos un día especial, el solsticio de invierno de 1890. Recuerdo que mis labios aún guardaban el calor de los tuyos mientras me sumergía en las gélidas aguas del Corrib. Mis ropas se hicieron pesadas, tanto que apenas podía bracear, y el corset se clavaba en mis costillas en un abrazo fatal, pero ¿qué importaba todo aquello si íbamos a estar juntos para siempre? Mi unión con aquel vejestorio escocés nunca tendría lugar.

Unas horas antes de bautizarme de eternidad me llevaste a la colina. Sabías que pasaban cosas extrañas en aquel lugar, que algunos forasteros realizaban rituales en los alrededores en fechas concretas. Decías que lo que había ahí abajo, nos uniría más allá del tiempo. Me dijiste «entierra tu medallón» y lo hice, a pesar del terror que sentí al observar aquellos cráneos vacíos que parecían denunciar nuestro sacrilegio. Observé la espiral grabada y nuestros retratos en el interior antes de acomodar la joya en el pequeño agujero que cavé con mis manos.

Quise aferrarme a aquel medallón unas horas más tarde, mientras apretaba tu mano bajo el agua, como si tenerlo pudiera apartar el miedo que sentía, mientras la vida huía en burbujas hacia la superficie. Miedo sí... un segundo de angustia que en un abrir y cerrar de ojos se convirtió en puro terror, al ver cómo tu figura se alejaba y alcanzaba el bote, mientras yo, con más frío que vida, me hundía hasta el fondo fangoso.
Pude vislumbrar la tierra atrapada entre mis uñas y sentí una extraña serenidad, como si algo se apiadara de mí, ya sólo podía confiar en el medallón y en aquel lugar guardado por huesos ancestrales.

De repente, mi amor, fue la nada... Pero eso no fue lo que más me entristeció, podía sentir cómo me soltabas la mano, como te alejabas dejándome ahí abajo, con la garganta llena de agua y de promesas rotas. Lo sentía una y otra vez, en un bucle infinito. ¡Qué eternidad tan terrible me esperaba visualizando tu traición! Sin embargo, por lo que he podido comprobar recientemente, sólo han pasado 21 años, exactamente la edad en la que perdí mi carcasa mortal.

Un día, me pareció escuchar tu voz, supuse que si algo habría de despertarme de aquella pesadilla eterna, serías tú, sin embargo, escuché la voz de una mujer pronunciando una oración incomprensible para mí .Y entonces, pude abrir los ojos y ver que me encontraba en aquel lugar ancestral. Seguí a una figura masculina, emocionada por si fueras tú, me pareció flotar durante el trayecto.También pude ver a una mujer inconsciente en el suelo, quise ayudarla pero fue imposible siquiera levantarle un solo dedo.

Intenté alejarme del lugar para visitar la casa familiar donde supongo que sigues residiendo, pero algo me impedía salir; no tardé mucho en entender que para hacerlo debía seguir a cualquiera que entrara, pegarme a su cuerpo y dejarme arrastrar donde quiera que fuera, como un ciego sigue a su lazarillo. Mi guía se llama James y es a través de sus manos desde las que te escribo esta carta. A veces, noto que mi corporeidad aumenta y me veo con fuerzas como para escribir e incluso para dejarte esta carta bajo la puerta, ignoro si él es consciente de que lo uso como a una marioneta, desde luego la mujer, Claire, sospecha algo.

Disfruto cuando hablan del solsticio y de un evento próximo sin precedentes, me recuerda tanto a tus frases...Cada vez que entran en el túmulo, yo pegada a él, como uña y carne, siento que mi fuerza aumenta de una manera que no podrías entender; un poder antiguo como la misma tierra, apenas contenido, a duras penas encerrado en lo más profundo del lugar, me alimenta y me provee de visión.

Hace varios días que me ha parecido ver al pequeño de los Adamson, ¿recuerdas? Se ahogó en el mismo lugar 10 años antes que yo, y no está solo, veo sombras que parecen cada vez más definidas, con vestimentas estrafalarias, como las que aparecían en tu libro de historia. Quién sabe qué más puede ocultar esta gruta, que torna a los muertos en vivos. Dentro de muy poco podré visitarte sin necesidad de ningún cuerpo que me traslade.

¡Qué eternidad tan hermosa nos espera mi amor! Por fin, podremos estar...  juntos

Amy Galvia O'Flahertys

__________________________________

Recorte de Prensa Adjunto
 
 
Carta 
 
This post was modified hace 1 mes 2 veces by NoviembreNocturno

ResponderCitar
NoviembreNocturno
(@noviembrenocturno)
Miembro Admin
Registrado: hace 5 años
Respuestas: 42
Iniciador de tema  

Respuesta enviada de Claire a Gerald 

El mundo que soñamos. 20 de Diciembre de 1910

Sláinte Gerald.

Te escribo estas líneas de madrugada, a modo de diario, pues los preparativos para el ritual me tienen realmente ocupada, si, voy a seguir adelante con ello, aunque no he recibido aun noticias tuyas. Puedo imaginar lo que estarás pensando, sé que aun puedo saberlo.

James sigue comportándose de manera extraña, le he seguido sin que me viera. Ha empezado a codearse con activistas políticos de nuestra ciudad, le he visto dando acalorados discursos sobre expulsar a los ingleses de, según sus palabras “la tierra que nos pertenece por derecho, la tierra de nuestros antepasados”, animando a los parroquianos del Kings Head a tomar las armas. No podría decirte hasta que punto es poco propio de James estas cosas, en los años que lo conocí jamás entro a un Pub, odiaba la política, y ahora es miembro de los Fenians. Además, la semana pasada murió su madre, con la que vivía. Apareció con la cabeza enterrada en el jardín, entre las escilas de primavera, se determinó que fue un suicidio. Naturalmente fui al velatorio, él no estaba allí, pero por orden suya el cadáver de su madre estaba boca abajo y cubierto de escilas, ya hay que tener mal gusto.

Esta noche, cuando ya había despedido a Ginny y me disponía a descansar alguien ha llamado a la puerta, el Doctor Walter Tressel se encontraba allí, y nada menos que de tu parte. Te agradezco profundamente que lo enviaras, me será de gran ayuda. Aunque lo mandaste para que me disuadiera, tras comentarle mis descubrimientos ha accedido a acompañarme mañana. Qué gran erudito es el buen doctor, me hizo notar que el mal olor que salió del túmulo al abrirse el velo, así es como él se refirió al portal que abrimos James y yo, pudo deberse a que durante el solsticio de verano la corte oscura debía estar levantada, al haber sido ya herido el Rey Roble y encaminarnos hacia la mitad oscura del año, el Rey Acebo se habría alzado victorioso de nuevo. El ciclo ha continuado, y es esta noche de luna nueva cuando el Rey Roble se alzará victorioso.

Walter dice que debiste coger el ferry sobre el 18 de diciembre, lo que quiere decir que con mucha suerte llegarás aquí el día 22, una presión se aloja en mi pecho al pensar en hacer esto sin ti, pero, no puedo esperar. Te enviare esta carta con el Irish Worker, para que te encuentre de camino y sepas de mis intenciones.

Ese mundo con el que habíamos soñado está solo a un paso, Anam Cara, te espero.

Siempre tuya.

Claire de Romanus.

Palmhill House, Kiltroge,

Claregalway, Co. Galway

Ireland.

Notas:

Sláinte es “salud” en irlandés, una forma de saludo o brindis.

Los Fenians fueron un grupo político fundado en 1790 contra la invasión inglesa de Irlanda.

El Irish Worker es un periódico de tintes republicanos fundado en 1910.

Anam Cara significa amigo del alma, un complemento espiritual y religioso en la filosofía celtica new age.


ResponderCitar
Iconikah
(@iconikah)
Acólito Activo
Registrado: hace 1 mes
Respuestas: 11
 

EXTRACTOS DEL DIARIO DE JAMES:

(Tal y como ha aparecido en ebay en la actualidad. Se adjuntan imágenes)

 

15 Noviembre 1911: Todo ha salido según lo previsto, he cruzado el portal. Muy pronto podremos cobijarnos bajo las ramas del gran Rey Roble que está apunto de cortarle la cabeza a su hermano. Hablando de cabezas, Claire golpeó la suya y se desvaneció, así que no pudo cruzar al otro lado, lo lamenté al principio pero ahora... Ojalá pudiera describir con palabras lo que vi ahí abajo.

 

17 Noviembre 1911: Claire no para de insistir en que le explique lo que sucedió. Creo que quiere arrebatarme mi posición... Si supiera que pude hablar con Él...Agacharía la cabeza ante mi presencia. Ahora, se abre un abanico infinito de posibilidades para mí y no quiero compartirlo. Empiezan a molestarme sus preguntas y el tenerla entrando y saliendo de la casa. Ojalá pudiera prescindir de ella para el solsticio, pero no puedo, ella es vital.

 

18 Noviembre 1911: El tablero está dispuesto, y las piezas se mueven según lo esperado. He organizado una reunión de Fenians en el King’s Head. Les he prometido armas y cierta cobertura; dado que aún me queda mucho por dilapidar y para ellos soy como un talón en blanco, acceden sin problema a mis deseos. No tengo que hacer demasiado teatro, odio a Jorge V e Irlanda debe de ser para los irlandeses, pero si supieran el origen de mi fervor me tacharían de loco, porque yo, le voy a dar un ejército irlandés al Rey Roble, levantaré a los muertos de sus tumbas y además, combatiré a los ingleses. Todo encaja... menos Claire...No puede haber dos generales... Me mira desconfiada y su carácter parlanchín ha pasado a un mutismo que parece señalarme. Los planes del solsticio continúan pero desde hoy, haremos vidas separadas. Volveré a casa de mi madre, seguro que le agradada tenerme cerca de nuevo.

 

22 Noviembre 1911: La reunión en el King’s Head fue todo un éxito. Nada mejor que hablar de revolución con una buena cerveza en la mano. Si quieren que colabore con mi fortuna a la causa, si quieren sus armas... ya saben dónde acudir el 21 de Diciembre...

 

26 Noviembre 1911: Espero que Claire no me dé más problemas. Ha escrito a un viejo amor, un tal Gerald Daw, que vive en Londres, espero que no sea uno de esos perros traicioneros que llevan a gala el collar de Inglaterra. He visto a muchos que... ¡menudos idiotas! Cortan las raíces con su madre patria creyendo que los ingleses les van a respetar apellidándose O’Connel. Tendré que avisar a los chicos de Sam Tres Dedos, para que le vigilen de cerca en cuanto ponga un pie en el muelle.

 

27 noviembre 1911: Hoy he tenido un sueño muy raro. Sentía un frío terrible y no podía respirar. Tenía los oídos taponados como si estuviera sumergido en el agua. Me desperté de un alarido, tosiendo y sin aire...

 

10 diciembre 1911: La compañía del Doctor Walter Tressel ha resultado ser un bálsamo. Es un hombre diligente y amable, y ha mostrado todo su apoyo de cara al ritual del solsticio. Hace más llevadero el contacto con Claire ya que nuestras reuniones se centran únicamente en el portal, o como él dice «el velo». Tiene vastos conocimientos sobre la Corte Oscura y grandes ideas sobre cómo liberar y amplificar el poder que yace en el túmulo. Por otro lado, las pesadillas de ahogamiento han cesado. Tuve fiebre un par de días pero mi salud parece totalmente restituida, salvo por algunos momentos que parecen borrados de mi mente por completo y que inexplicablemente cada vez abarcan más horas de mi jornada.

 

19 diciembre 1911: ¡Oh amor mío! Nunca me había sentido con tanta vida como ahora, ni siquiera cuando vivía... Al parecer mi anfitrión, James, tiene ciertas reticencias con los ingleses. ¿Te suena? Si tuviera sangre propia me herviría como a él, ya sabes la opinión de los O’Flahertys sobre Inglaterra... El escudo familiar lleva el lema Fortuna Favet Fortibus, la fortuna favorece a los audaces, así que me lo he tomado al pie de la letra. James, necesita más medios para que la revolución sea posible. Su madre, una beata medio ciega apenas entendía lo que está por forjarse; decía que la herencia de su padre era más que suficiente para mantenerle a él durante años, que no pensaba cederle un penique más y que quizá, lo más adecuado hubiera sido que ella gestionara esa herencia ofreciéndole una renta mensual. Y luego... luego tuvo la ocurrencia de decir que los ingleses salvarían Irlanda del hambre. ¿Te lo puedes creer? Adulando el zapato inglés bajo el que Irlanda se hunde en el fango. No tuve más remedio... Tenía que callarle la boca, tenía que conseguir más fondos porque ¿sabes? James planea la creación de un ejército revolucionario, puede que muchos otros dormidos, como yo, despierten y ocupando carne mortal liberen nuestro país de la rata imperialista. ¡Pobre mujer! Apenas un golpe en la cabeza hizo que cayera en el acto, mientras arreglaba su propio jardín...

Me apenó mucho conocer que huiste de Galway como marino tras tu traición. Bajo la piel de mi marioneta me hice pasar por un conocido tuyo y fui preguntando por ti, ahora sé que mis cartas no eran leídas por nadie, así que fantaseo garabateando el diario de James. También me entristeció lo que me contaron: que perdiste una pierna en la India y que trabajas para la corona como informante y a saber qué más. Sólo puedo decirte mi amor, que nos volveremos a ver, cara a cara, en el bando que cada cuál decidió. Mi destino ya fue cumplido y yo, he de sellar el tuyo.

Tuya, Amy Galvia O’Flaherty

This post was modified hace 1 mes 5 veces by Iconikah

...ᴠ ᴇ ɴ ᴅ ᴏ . ᴏ ꜱ ᴄ ᴜ ʀ ɪ ᴅ ᴀ ᴅ...


ResponderCitar
Iconikah
(@iconikah)
Acólito Activo
Registrado: hace 1 mes
Respuestas: 11
 

¡Buenas noches desde Epístolas de la Guerra! El podcast que analiza los conflictos bélicos desde las cartas de sus protagonistas. Tomen asiento en su trinchera y pónganse los cascos que ¡empezamos!

(Música)

Hoy inauguramos la serie «Irlanda» y lo hacemos con una misteriosa carta remitida al líder del Alzamiento de Pascua irlandés de 1916, Patrick Henry Pearse. La misteriosa narración fue enviada por Cornelius Colbert, ejecutado también tras el alzamiento.

(Música)

Galway, 15 de Enero de 1912

 

Estimado Patrick,

Ojalá el mundo siguiera siendo como hace unas semanas, ojalá no tuviera que darte estas terribles noticias y arriesgarme a que dudes de mi cordura. Pero todos los que estuvimos allí, lo pudimos ver...y oír. Sé que tú, querido amigo, que eres conocedor de los mitos de nuestra tierra, y que sabes que no albergo otra intención que hablarte con franqueza, tendrás a bien darme tu opinión sobre lo que me ha pasado.

Deja que te describa a James, un joven nacido aquí, en Galway, perteneciente a una de las familias más poderosas y que se unió a nuestra causa hace semanas. Al principio, le veíamos como al típico jovencito con ganas de aventura y dinero que gastar, así que le dimos la bienvenida a nuestro círculo de fenians esperando que se deshiciera de algunos cientos de libras. Trabó amistad con algunos, y lejos de ser un señorito más, nos sorprendió para bien. Su discurso se volvió más incendiario que el nuestro y hasta organizaba reuniones en el pub. Nos dijo «os entregaré unas armas sin igual el 21 de Diciembre, ningún ejército podrá batirse con el bando que las posea». Parecía una frase un tanto pretenciosa la verdad, no contento con nuestra lógica desconfianza, afirmó que ocurriría un alzamiento en Pascua y más tarde llegaría la Cogadh na Saoirse, la guerra de la independencia irlandesa. «Seréis llamados a su debido tiempo» nos decía y alardeaba de que sus armas desafíaban las leyes humanas y las divinas.... Sin duda nos pareció que su apasionamiento secuestraba su discurso, pero después de lo ocurrido, creo en cada una de sus palabras.

Sigo aterrado desde entonces, tengo sueños extraños, como si fuera otra persona y como muchos de los nuestros, aparezco en los alrededores del túmulo en plena noche, sin saber porqué, sin saber cómo he llegado allí. Nos miramos los unos a los otros estupefactos, y sin mediar palabra cada uno vuelve a su casa, temblando. Yo ya no sé si llamar a un médico o a un cura. Pero deja que te cuente lo ocurrido aquel 21 de diciembre, quizá tu puedas ver algo que a mí se me escapa.

Nos reunimos según lo acordado en los alrededores del túmulo, James nos indicó que en la medida de lo posible no llamáramos la atención, que le esperáramos allí y que si en algún momento actuaba o hablaba de manera distinta no se lo tomáramos en cuenta. Si queríamos tener ventaja sobre los ingleses y sobre todos los traidores que poblaban nuestra santa patria, deberíamos seguir sus órdenes. El grupo se dividió, ¿las órdenes de un recién llegado? Varios se marcharon y probablemente fueron ellos los que avisaron a la policía de nuestra «reunión especial de fenians». Muchos confiábamos en James, así que le esperamos cerca, escondidos, sentados en corrillos, fumando y maldiciendo a Jorge V.

Pude ver a lo lejos como James entraba al túmulo con una mujer que acaba de llegar junto a otro hombre, de vestir muy elegante y que tras un breve charla se quedó fuera. No se oyó nada durante un buen rato, ya estábamos a punto de irnos o de entrar de sopetón cuando llegó la policía. La mujer salió del túmulo con la cara desencajada, despeinada y nerviosa... No le dieron mucha tregua ya que uno de los policías, azuzado por un cura, le dio con la culata del arma en la cabeza dejándola inconsciente. Se la llevaron en volandas y no he vuelto a saber nada más.

Lo que sucedió después, puede que te hiele la sangre, pero ¡te juro por mi madre que es cierto! James salió cuando ya no quedaba ni un solo policía, como si supiera perfectamente qué estaba ocurriendo fuera. Se quedó de pie junto a un árbol, y esperó a que le rodeáramos. Empezó a hablar muy crípticamente y todos entendimos que cuando se refería a «su hermano» quería decir «Inglaterra». Abrió los brazos y pude ver su mirada terrible, nunca he visto tal gravedad en los ojos de nadie, y esa voz... era como si hablaran las entrañas de la tierra y hasta los mismos cielos parecían oscurecidos. «Vuestra carne mortal servirá a un fin mayor del que estaba destinada» nos dijo. «Hoy, nos bañamos con la sangre del rey Roble y le damos visión al que yacía dormido, y espada al de manos vacías. La estación del rey Acebo pasa a ser Eternidad. Me pertenecéis todos... Los que yacían y los que camináis. Sois las armas de este nuevo reino que se alzará victorioso. Muchos os dispersaréis por el mundo, otros caeréis en una gran guerra que está por venir, pero no temáis, pues volveréis a mis brazos y yo, os despertaré de nuevo.» En ese momento, los más viejos se arrodillaron y bajaron su cabeza. James miró al resto desafiante, puso los ojos en blanco y profirió un alarido que nos desgarró el alma.

Me vino una imagen terrible a la mente, sólo duró un segundo pero se me quedó grabada, como todo lo que aconteció aquel día... Vi la figura de una criatura con cuernos o ramas no sé, de piel blanquísima y brazos desproporcionadamente largos, estaba en una especie de gruta, un lugar oscuro que resaltaba su blancura sobrenatural. El caso es que la criatura me miraba con sus ojos negros como el azabache y me señalaba... Por alguna razón me sentí inevitablemente atraído. He tratado de buscar referencias en mis libros, en cuentos infantiles y no he encontrado nada que se le parezca. Sé que no estoy loco, porque todos los que estuvimos allí, vimos lo mismo...

Después de gritar, James cayó al suelo como una piedra, como si la vida le hubiera abandonado súbitamente. Unos compañeros le cogieron con intención de llevarlo al médico. No me he atrevido a preguntar por su estado, si vive o... Hace días que no salgo de casa, que cierro con llave, que evito dormir para no tener esos sueños, para no encontrarme de nuevo con esa criatura. Pero una y otra vez, vuelvo a aparecer en el túmulo junto a los demás, sin saber cómo he llegado... Como si algo nos llamara y quedáramos sin voluntad. Te ruego me acojas por unos días en tu casa de Dublín, ya que la vida aquí en Galway se me está haciendo insoportable.

Tu amigo,

Cornelius Colbert

(Música)

Para charlar de esta carta y muchas otras cosas tenemos a la autora del superventas «El Mundo que Soñamos», buenas noches Diana. ¿Cómo estás?...

...ᴠ ᴇ ɴ ᴅ ᴏ . ᴏ ꜱ ᴄ ᴜ ʀ ɪ ᴅ ᴀ ᴅ...


CoquinArtero y AM-69 les gustó
ResponderCitar
Iconikah
(@iconikah)
Acólito Activo
Registrado: hace 1 mes
Respuestas: 11
 

Abrimos este segundo bloque de Epístolas de la Guerra, centrándonos en un informe médico que al parecer pertenece a ese personaje, ese tal «James» del que hablaba Cornellius Colbert en la carta que acabamos de leer y comentar.

(Música)

 

-Hospital Psiquiátrico de Santa Brigida-

INFORME MÉDICO:

Fecha: 28 de Diciembre de 1911

Nombre del paciente: James. Al menos según el grupo de hombres que lo trajo, aún se desconoce su verdadera identidad, ningún familiar ha contactado aún. He revisado sus ropas, no había nada salvo un pequeño folleto de los fenians que probablemente olvidaron retirar antes de su ingreso.

 

Descripción del caso:

Día 1:

El individuo recobra y pierde la consciencia constantemente, intercalando balbuceos con conversaciones más o menos coherentes. Ha pedido ver al Dr. Walter Tressel y a Claire de Romanus, que fue ingresada hace un par de días y descansa a tan solo un par de habitaciones de él. No responde a mis preguntas salvo con una sonrisa maliciosa que me hiela la sangre. He optado por atarlo por seguridad.

 

Día 3 :

Le hemos permitido disponer de tinta y papel ya que parece no responder ni los estímulos, ni a mis preguntas. Transcribo literalmente:

 

«¡Qué ingenuos mi amor! Creen que éstas hebillas y estas inyecciones me pueden doblegar... Ni te imaginas a quién he visto en la gruta, a quién siento junto a mí, con quién comparto mi lucha... Las historias son ciertas y su poder infinito. Oigo cómo llama al resto de dormidos en la noche y les siento caminar. Muy pronto nos alzaremos, seremos el espíritu libertario guiando la carne mortal de los soldados, un ejército sin igual contra la corona imperialista. Nada nos puede volver a dormir, nada puede evitar que tomemos a quién queramos, solo estamos sujetos a SU voluntad. El velo, está roto.»

 

Día 4:

El paciente pasa las noches despierto, con los ojos en blanco, farfullando en una lengua incomprensible. Las extremidades están completamente rígidas cuando el paciente se encuentra en ese estado, los celadores no son capaces de doblarle las articulaciones, como si poseyera una fuerza inhumana. Sólo parece descansar cuando le suministramos opiáceos vía intravenosa, y a pesar de ello, su sueño no es plácido, se agita y a veces se despierta, algo totalmente imposible dada la dosis suministrada. Cuando esto ocurre, el sujeto grita con una voz terrible, inalcanzable para una garganta humana.

 

Día 5:

Su escritura se ha vuelto incomprensible, rayas, espirales... Los desvaríos de alguien que ha perdido la cabeza por completo. Apenas podemos alimentarle y los psicofármacos ya no le hacen efecto. Y la sesión de hidroterapia le ha producido tal risa que los celadores le han tenido que encapuchar para llevarle de nuevo a su habitación.

 

Día 6:

Nunca había visto tal fracaso tras una sesión de electroterapia, a pesar de la intensidad, el sujeto ni pestañeaba.

Este caso se me escapa, ningún colega puede darle sentido, incluso he llegado a temer por mi vida a pesar de que el individuo esté atado de pies y manos por correas de cuero y doble hebilla. Posee una fuerza fuera de lo común, que no se corresponde con su físico. Me sostiene la mirada y sonríe a pesar de seguir con los ojos en blanco. ¿Cómo es capaz de saber cuándo alzo la cara para observarle? El resto de pacientes parecen especialmente alborotados desde su llegada, hemos tenido que doblarles las dosis, sobretodo por la noche ya que los alaridos, las autolesiones y los problemas se han multiplicado inexplicablemente. Cantaban villancicos y pedían adornar sus habitaciones con acebo, todos pedían lo mismo.

 

Tratamiento recomendado:

Dado mi fracaso al tratar a este sujeto y para evitar problemas mayores con el susodicho y con el resto de pacientes, transfiero el caso a las autoridades competentes y envío sus escritos con alusiones a ese ejército y con todos esos símbolos extraños al señor Vernon Kell, que quizá pueda discernir si se trata de algún código fenian que se me escapa.

 

Firmado: Dr. John Mills

 

(Música)

Diana, sin duda, lo que aquí acontenció fue terrible. Lo que me llama la atención es que éste doctor, del hospital psiquiátrico de Santa Brigida en Ballinasloe, envió los escritos de James, con todos esos símbolos, que a él le parecía una suerte de código secreto de los fenians, aunque a mí, lo que me parece es que se quería quitar al paciente de encima....al mismísimo Vernon Kell, es decir, al primer director del MI5...

 

This post was modified hace 4 semanas by Iconikah

...ᴠ ᴇ ɴ ᴅ ᴏ . ᴏ ꜱ ᴄ ᴜ ʀ ɪ ᴅ ᴀ ᴅ...


CoquinArtero le gustó
ResponderCitar
CoquinArtero
(@coquinartero)
Acólito Eminente
Registrado: hace 1 mes
Respuestas: 23
 

Diario de misión: Entrada número dos mil treinta

Según órdenes directas del comité central de la cofradía (tip: 35/ 1911, sec: 2.1), me infiltro en el Arkham Asylum haciéndome pasar por el siguiente reemplazo de parte de su personal médico. Me indican claramente los pasos a seguir para la recuperación de un importante activo en el trabajo de campo pues, resulta ser una de las pocas personas que ha podido traspasar la frontera por propia voluntad. Además, a través de uno de los peores puntos de acceso que podía haber elegido: los dominios del rey Roble.

Entrar en el edificio ha sido bastante sencillo. Diría que esa panda de sádicos endogámicos no tienen más formación que la del uso de la tortura terapéutica.

¿Les arrancaría las uñas con gusto y lentamente es algo apropiado para el informe?

La seguridad era peor de lo indicado. Se reduce a una serie de estructuras metálicas que envuelven el edificio en grotescas volutas puntiagudas y formas sin sentido en las ventanas. Por momentos, la diferencia entre internos y personal, radica en el uso de la indumentaria.

Una vez en el calabozo, de fría, dura  y gruesa piedra de cantera, hago uso de los cilindros de cera y el aparato fonador para obtener un buen registro de la primera toma de contacto.

-Buenas tardes, con permiso.

Eres Claire…. ¿Verdad?  …. ¿Me equivoco? Por supuesto que no me equivoco. Tú eres Claire y yo soy Riouk Art. No Riúka, ni Riurka. Eso suena muy feo. Al principio cuesta un poco pero con el tiempo lo vas pillando.

Según parece, todo esto te debe haber afectado. .. Vaya, qué despiste. Verás, esto de la bata es sólo para hacerme pasar por uno de éstos cafres, en realidad no soy médico ni nada.

No me mires así, ahora te explico. Ni siquiera es necesario que digas nada por ahora. El punto es que existen algunos detalles que, a nuestro entender, deberías conocer.

En primer lugar: si yo estoy aquí es porque hay gente muy importante que quiere que salgas de este pozo inmundo pero, debes hacerlo tú misma, por tu propio pie. No creas que es difícil.

Algo que resulta sencillo es ignorar todo lo que te rodea, quedarte en estado de letargo y dejarte ir. ¿Verdad? Una extraña zona de confort, si me lo permites.

 No me malinterpretes. Entiendo perfectamente tus motivos…. Sé dónde has estado… Sé porqué callas y tratas a esta realidad como si sólo fuese un mal reflejo de la otra, esa aterradora región donde habita el rey Roble. Es normal que pienses incluso que te vigila desde un agujerito, oculto en la penumbra, que cualquier cosa que hagas puede hacerlo volver. Pero si te sirve de algo saberlo, te equivocas.

No pasará nada si vuelves a tomar las riendas de tu vida. Eso que viste ni siquiera es una pequeña parte de todo lo que hay a nuestro alrededor. Tan sólo es la parte oscura de un mundo que no es bueno ni malo… sólo es.

Espero que sabiendo esto, te resulte todo menos inquietante… Aunque, ve tú a saber… no tienes buena pinta.

Volveré a buscarte dentro de un mes… Vaya, ahora si reaccionas. No me mires así. Sé que hay curiosidad aún en ti, solo que arrastras una sombra de pena y confusión que hace que tus días de investigación parezcan muy lejanos.

Desde aquel día hasta ahora, para colmo de males, no tienes en quien confiar porque nadie ha querido entenderte… Bueno, hasta ahora.

-Yo…-

Precisamente: Tú. No esa Claire que pasó media vida buscando la manera de abrir una de tantas puertas como si fuese un gran tesoro. No esa que hace creer a todos que está estropeada por dentro cuando en realidad, sólo está muerta de miedo. Sólo tú: la de ahora. La que me mira con ojos como platos. Tú vas a salir de aquí, conmigo, dentro de un mes.

Dentro de un mes porque de otro modo, llamaría demasiado la atención. Sería conveniente que todo esto pasase desapercibido. Hay algo que me huele a cangrejo en este sitio. ¿Te has fijado? Alas enteras en ruinas, con gente deambulando sin rumbo y mirada perdida, cambios constantes de personal. Nadie aguanta siete días seguidos. Cambian tanto de equipo médico en general, que se me antoja más una tapadera que un sanatorio mental.

¿Te parece bien empezar dando unos paseos cerca de la puerta? Que se acostumbren a ver como despiertas poco a poco del letargo. Cuando cambien de enfermera, háblale. Debe creer que puedes pasear libremente. De esta forma, en un par de cambios volveré y saldremos tranquilamente por esa puerta. Créeme. Merecerá la pena.

Lo que viene a partir de ese momento, va a cambiar completamente el mundo que conocemos. Y te va a gustar.


ResponderCitar
CoquinArtero
(@coquinartero)
Acólito Eminente
Registrado: hace 1 mes
Respuestas: 23
 

Un pequeño esbozo de Claire entrando en la locura, perdiendo el contacto con la realidad antes de encontrarse con el rey Roble


ResponderCitar
Diana
(@diana)
Acólito Activo
Registrado: hace 3 semanas
Respuestas: 5
 

Gerald, sé que acabas de llegar a mi casa, Ginny habló con uno de los celadores. Ya sabrás de los acontecimientos del día del solsticio, por lo visto mucha gente estaba enterada de nuestras intenciones.

Supongo que querrás saber si funcionó… si, querido mío, si, funcionó. Desde luego no fue como yo esperaba, fue mucho mejor. Dimos las vueltas alrededor del túmulo, 3 veces 3 en el sentido contrario a las agujas del reloj después de entonar la llamada a la tierra, rasgamos el velo que Mannanan levanto para separar los mundos, Walter no quiso entrar, por si había algún problema, dijo, pero yo si me arrastré al interior del túmulo, primero entre barro, luego entre huesos, y cuando por fin me encontré de nuevo bajo el cielo no era el nuestro.

Grandes aves negras surcaban el cielo plomizo cubierto de nubes sin sol, bajaban en picado para alimentarse en el suelo cubierto de cadáveres; que hermosos cadáveres eran, los cuerpos de nuestros dioses, ni vivos ni muertos, sus agotados ojos se volvían a mirarme mientras intentaba caminar hacia la única figura que se alzaba a lo lejos. El ser me miraba con su faz animalesca, de grandes ojos con la esclerótica negra y la pupila rectangular, coronado estaba por unos inmensos cuernos, a pesar de ello, el resto de su cuerpo era humano y estaba desnudo. No me avergüenzo de contártelo a ti, pues me conoces mejor que nadie, la lujuria me invadió entre aquellos cadáveres que se retorcían y podría haber hecho de mi lo que hubiera querido. Más no era esa su intención, por el momento. Puso su mano en mi hombro y una melodiosa voz resonó en mi cabeza: “¿Dónde está mi hermano?” Le mire sin comprender, pero su mente irrumpió en la mía y ató los cabos de lo que había ocurrido desde el verano. “No hay nada para ti aquí, pues este ya no es el mundo que soñasteis, vete”. Aterrada me di la vuelta y corrí mientras los dioses se aferraban a mis piernas y me pedían clemencia, fue una suerte que esta vez llevara pantalones. Antes de llegar al túmulo vi a James, de pie, junto a la entrada, su rostro triste me miraba con reproche, intente abrazarle, pero fue inútil, no era mas que humo, el volumen de los quejidos de los dioses heria mis oídos, le grite que volviera conmigo, pero negó con la cabeza.

Los cadáveres me sujetaban cada vez con más fuerza y amenazaban con hacerme caer, cubriéndome de sangre, vísceras y restos en descomposición, me arrastre de nuevo por las entrañas de la tierra con todos los conocimientos que el Rey Roble había dejado al sondar mi mente.

Cuando llegué al otro lado unos policías sujetaban a Walter, un cura se acerco a mi y me golpeó en la mandíbula, dejándome una vez más inconsciente entre las piedras.

 

Cuando me desperté estaba en el sanatorio de Ballinasloe, el cura que me golpeó ya ha venido a verme varias veces, su nombre es Padre Byrne, me habla de salvación y pecado, que gran necio es, pero en una cosa tiene razón, Gerald, creo que James, o quien quiera que maneje sus manos ahora está haciendo demasiado ruido y eso es lo que quiere, desde que volví de Magh Mor puedo ver muchas cosas, nosotros no sabíamos que debíamos cerrar el velo tras el ritual, puedes imaginar las consecuencias de esto, ¿verdad, amigo mío?

 

No temas por mí, mi estancia aquí será breve, afortunadamente el nombre de mi padre significa mucho en esta comunidad, tengo todas mis pertenencias y esta carta te llegará sin problema mediante los celadores y Ginny. Hablando de mis pertenencias, al salir del túmulo se engancho en una de mis manos un guardapelo que ha permanecido conmigo, hay dos fotos en el interior, no reconozco a la dama, pero el caballero de la foto es tu padre.

 

 

Siempre tuya.

 

Claire de Romanus.

the Ballinasloe District Asylum

Claregalway, Co. Galway

Irlanda.

 

Notas de pronunciación:

Magh Mor: Moy Mor


ResponderCitar
Diana
(@diana)
Acólito Activo
Registrado: hace 3 semanas
Respuestas: 5
 

Aun hoy cuando cierro los ojos cada día puedo sentir tu mano tibia agarrada fuerte a la mía, tu estrecha cintura rodeada por mi brazo, suspendidos en la bruma, en un momento de felicidad eterna. El único lugar en el que deseaba estar. Entonces llegó el dolor, agujas clavándose en mi pecho cada vez que trataba de respirar. Que cobarde fui, el dolor me venció, y te dejé en la profundidad del lago sabiendo que tú, con tu precioso vestido, no podrías salir.

Si, además te hice enterrar el medallón que te había regalado unos días antes por si alguien descubriera tu cuerpo sin vida que no te relacionaran conmigo, pues mi heredero ya estaba en camino, mi vida tenía otra rama y yo tenía una obligación mayor que deleitarme en tu compañía, debía casarme, y lo haría esa misma semana.

Sé que has vuelto, te siento mirándome desde unos ojos extraños, y ya estoy preparado para ir contigo, mi fría amada, para estar…juntos…

 

Gerald Daw II.


ResponderCitar
Diana
(@diana)
Acólito Activo
Registrado: hace 3 semanas
Respuestas: 5
 

Querido Gerald.

Siento enormemente tu pérdida, aun no puedo hacerme a la idea de que esto haya podido pasar, y siento aún más no haber podido acudir ayer a su funeral, nadie debería vivir la muerte de un padre así, pero ¿Suicidio? No puedo creerlo. Después de que te fueras a menudo acudía a verle, dábamos largos paseos por el bosque y la ribera del río, buscando huellas de ti el uno en el otro. Yo siempre evitaba el túmulo, y los pasos de tu padre nunca nos llevaban allí. ¿Qué cómo me he enterado de lo de tu padre? Ayer pasó la tarde conmigo, en mi habitación.

Desde la ventana que da al lago veo cada noche, en la hora entre horas, un desfile de seres que llegan desde el túmulo, grotescas y hermosas criaturas salidas de los mitos y de profundos pozos de pesadilla donde no cabe otra cosa que la desolación. Otros locos pueden sentirlas, y el psiquiátrico se llena de aullidos y de llantos hasta altas horas de la madrugada. No tengo ninguna duda de a dónde van y de con quién van a reunirse, no con James, hace un par de días escuché su voz llamándome, pensé que era debido a las drogas, pero al asomarme al pasillo le vi pasar atado a una camilla, casi todo su cuerpo presentaba quemaduras por el frío, y estaba tan demacrado que apenas levantaba un palmo las sabanas que le cubrían, esta mañana uno de los celadores me ha comunicado su muerte. 

El cura ha seguido viniendo a verme, ahora me habla de los enemigos de la tierra de Irlanda, ¿es mi medicación o tiene ahora un discurso mucho más acalorado? ¿Recuperar lo que es nuestro? ¿La tierra de nuestros ancestros? He escuchado eso antes, dice su nombre pero ya no habla de Cristo. Entre discurso y discurso se le escapa que se planea un levantamiento contra el invasor, con un ejército digno de la batalla de Mag Tured.

Esta es la última carta que te escribiré, mi estimado amigo, porque la próxima vez te veré en persona, aunque me temo que no será pronto, hace unos momentos se ha marchado de aquí un hombre muy extraño, en un mes saldré de aquí con él, pues él guarda la llave de mi destino: el saber, el conocimiento y la capacidad de luchar contra las fuerzas extrañas que puedan amenazar la tierra. ¿Alguna vez imaginaste un destino así para nosotros? Yo sí, yo siempre. Como ves sigo contando contigo, porque este si es el mundo que soñamos.

 

Eternamente tuya.

Claire de Romanus.

Más allá del tiempo y el espacio.


ResponderCitar
Iconikah
(@iconikah)
Acólito Activo
Registrado: hace 1 mes
Respuestas: 11
 

Bienvenidos una noche más a La Nave del Misterio.

Ustedes, los que nos siguen, sabrán de qué les hablo si menciono el nombre de Galway y lo relaciono con un ejército fantasmal y una posterior investigación del Mi5. Una investigación, hasta ahora en la sombra, encerrada en el hermetismo de un departamento de imágenes a las que hemos podido acceder, poniéndole mucho esfuerzo, ustedes nos conocen, y mucho corazón.

Una historia que a mí personalmente, me heló la sangre cuando me la contaron, y que aunque nunca había sido demostrada, hoy se la presentamos con archivos oficiales y reales, con cartas, ¡con fotos de sus protagonistas!

Nos situamos en los albores del siglo XX. Un activo del Mi5, que al parecer, tras lo que podría ser un accidente en un lago, un suicidio de amantes pactado, o quizá una terrible traición, encuentra en los ojos de un loco, de un hombre ingresado en un sanatorio mental, los ojos de su amada... Esa, que falleció bajo las aguas muchos años atrás y que parece haber regresado bajo una forma inimaginable para pedirle cuentas. Y no sólo eso amigos, sino que este hombre, este pobre hombre que como describe la carta que vamos a proceder a leerles, no es más que un «saco de huesos» logra hablar con este espía o investigador del Mi5, y lo hace, cruzando el velo que separa la vida de la muerte.

Les dejamos con el caso del Túmulo de Galway...

 

(Entra la recreación, la voz en off y las imágenes)

 

Galway, 5 de Enero de 1912

Querido Gerald,

Espero que algún día puedas perdonarme, por dejar sola a tu madre, por irme sin despedirme de ti... Pero los acontecimientos que me envuelven me obligan a redimirme, me obligan a cumplir este sacrilegio por el que muy probablemente acabe de condenar mi alma.

Quizá en alguna ocasión hayas llegado a esta conclusión por ti mismo, eres un joven despierto e inteligente y para ser francos, yo nunca he sido muy hábil disimulando, el caso es que realizo tareas de investigación para el MI5, es parte de mi compromiso con la corona y lo que a fin de cuentas nos permite mantener una economía holgada sin que mi integridad o la vuestra se vean afectadas, hasta ahora...

Recibí un mensaje del director del MI5, Vernon Kell, exigiendo mi presencia en Galway de inmediato. Se me hizo un nudo en la garganta al tener que explicar a tu santa madre que debía regresar a la casa familiar, a ella se le ensombreció el rostro, sin duda, porque ese lugar no le trae buenos recuerdos... Lo que pasó, cómo me comporté...

Vernon me citó en el hospital psiquiátrico, allí había un joven llamado James, que gritaba mi nombre hasta quedar exhausto. Fue un escándalo dentro del departamento ya que se trataba de un revolucionario Fenian y mi identidad supuestamente es secreta, así que supongo que me llamaron para aclarar qué tipo de vínculo podía unirme a ese desgraciado.

Cuando llegué estaban practicándole una sesión de electroterapia, así que me pasee por los pasillos, observando a los pacientes... ¡Qué visiones tan terribles hijo! Por suerte, encontré una cara amable en aquel limbo de dignidad: tu amiga, Claire de Romanus. Hablamos sobre ti y sobre su situación, me contó lo ocurrido: me habló de un ejército y de dioses paganos...Tuve que regresar a la casa familiar para aclarar mis ideas y escribir un informe sobre ese ejército. Quisiera creer que toda esa historia es fruto de la medicación y del estado lamentable de las instalaciones. Pobre Claire...

Regresé al día siguiente por la mañana, cuando entré en la habitación de ese tal James, pedí quedarme a solas con él, y no empezó a hablar hasta que salió la última enfermera y ese perro de Vernon, el padre Byrne que me miró de soslayo al salir con su típico aire de superioridad eclesiástica.

James...Sin duda aquel hombre estaba en las últimas, era un esqueleto apenas animado por una sonrisa burlona. Sus ojos hundidos, velados, y su piel macilenta anunciaban la llegada de la parca. Estaba tan consumido que me costó trabajo creer que me estuviera hablando. Me miró a los ojos y dijo mi nombre claramente, pestañeando muy lentamente mientras a mí me recorría un escalofrío de terror. Había algo en él que rebasaba mi miedo, algo insondable, algo que nunca había visto, ni siquiera entre las atrocidades de la guerra en la India hijo mío.

«Por fin, estamos juntos» su voz que comenzó siendo un susurro se elevó, «me dejaste sola, amor mío, sola en la oscuridad de aquel lago...». Alzó ligeramente la cabeza, «no te imaginas, lo mucho que me dolió tu traición... Los peces devoraron mi corazón destrozado.» Di un paso atrás, aterrado, le pregunté quién era, y de qué hablaba.... Aunque bien sabe Dios que sabía perfectamente a qué se refería. Continuó susurrante «Ningún rey, podrá jamás con un ejército que no puede morir.» Y empezó a reírse a carcajadas, con los ojos desorbitados, haciendo unos aspavientos que destaparon su torso esquelético. ¿Cómo era posible que aquel saco de huesos pudiera hablar?

«Mi amor» prosiguió «Este cuerpo que ocupo ya está en el listado del infierno, no falta demasiado para que el hilo que le une a la vida se rompa, así que voy a ser clara antes de que esta lengua quede fría: Yo no puedo morir, nadie me puede arrebatar ya la vida que tú me robaste. Voy a seguirte amor, puede que ocupe el cuerpo de tu mujer, aquella por la que me entregaste a las aguas, o puede que ocupe el cuerpo de tu hijo ¿quién sabe? A no ser... que liquides tu cuenta pendiente hoy mismo...» Me abalancé sobre él y hundí mis manos en su cuello, apretando con todas mis fuerzas mientras sorprendentemente, ¡se reía! Y así se quedó, mirándome con los ojos fijos y una gran sonrisa hueca. Abandoné la habitación corriendo sin dar explicaciones, a esta hora el MI5 estará elucubrando hipótesis sobre mi vínculo con ese hombre, no tardarán en llamar a la puerta... Su muerte por estrangulamiento sin duda no me deja muchas opciones de inocencia. ¿Cómo les podría explicar todo esto sin acabar en la misma habitación del sanatorio?

Entré en la casa y escribí una carta a tu madre, pidiéndole que me perdonara y que algún día, te hablara de Amy... Subí al viejo despacho de tu abuelo, arrastrando la culpa de matar a un hombre indefenso y moribundo, de matar por segunda vez a mi amor de juventud... Amy, Amy... Su voz suena en mi cabeza como si estuviera dentro de mí, me dice «moriremos juntos, pero yo, no pasaré la eternidad contigo, la compartirás con todos tus pecados». Me afano en escribirte esta carta hijo mío, porque tengo la impresión de que esta entidad maligna podría arrebatarte a tu madre, hacerte daño a ti, u obrar bajo mi apariencia. No sé cómo, pero el informe que escribí ayer sobre el ejército que me relató Claire, ha aparecido chamuscado en la chimenea y la vieja pistola de tu abuelo ha aparecido cargada en mi mano... En algún momento he debido de traer el espejo de pie de la habitación de al lado y lo he colocado en el centro del despacho, quiero creer que es la única salida que me ofrece Dios, contemplarme mientras ejecuto este acto terrible. Pagar por mis pecados, pero me tiembla tanto el pulso... No creo que sea capaz... Perdóname hijo por favor, te ruego que cuides de tu madre...

Huid de esta maldita ciudad, y no regreséis jamás.

 

Os quiero, siempre os querré.

Tu padre,

Gerald Daw II

 

Adios, mi amor,

Amy Galvia O’Flahertys

 

 

This post was modified hace 3 semanas by Iconikah

...ᴠ ᴇ ɴ ᴅ ᴏ . ᴏ ꜱ ᴄ ᴜ ʀ ɪ ᴅ ᴀ ᴅ...


Learntofly le gustó
ResponderCitar
Learntofly
(@learntofly)
Acólito Eminente
Registrado: hace 1 mes
Respuestas: 46
 

@iconikah Maravilloso, un amor trágico y misterioso. Las imágenes son espectaculares ♥


ResponderCitar
Página 1 / 2
Compartir: