Forum

Avisos
Borrar todo

El futuro Valle de Olid


Learntofly
(@learntofly)
Estimado Acólito
Registrado: hace 1 año
Respuestas: 181
Iniciador de tema  

Premisa: Un hombre salva a la humanidad de todos los futuros posibles, caóticos y apocalípticos, por los que se siente atraído como una polilla hacia la luz.

 

Evento clave: La desaparición del dinero y de cualquier sustituto probable o posible.

 

El hombre vive en una ciudad del futuro, probablemente en la Valladolid del siglo veintidós. Empezó a vincularse a las máquinas en los años sesenta, cuando aún era un niño, jugando a los primeros juegos de consola que salieron al mercado. Un contacto/familiar/conocido de sus padres, que trabaja para el servicio secreto militar en la base militar El Empecinado al noreste de la ciudad, le provee de los primeros modelos de videojuegos.

 

A mediados del siglo veinte, las corporaciones militares norteamericanas repartieron, de forma inteligente, sutil e insidiosa, una gran cantidad de nuevas tecnologías ―sospechosamente innovadoras y poco creíbles como salidas de la mente humana― por todos los países en los que mantenían un control militar mediante las bases estratégicas. Los materiales de construcción ultraligeros, los tejidos sintéticos prácticamente indestructibles, los microondas y demás parafernalia salieron de la nada en un periodo de tiempo infinitesimal, y fueron aceptados por la gente como algo tan natural como la idea de que el hombre viajó a la Luna en una lata de sardinas y volvió cruzando los aterradores y mortíferos cinturones de Van Allen sin daño alguno.

 

La humanidad se dio cuenta demasiado tarde de que aquellas ofrendas tecnológicas no eran más que golosinas para calmar momentáneamente el apetito por lo verdaderamente trascendente: la guerra se estaba luchando no por territorios, o por recursos naturales sino por la atención y el poder creador de los hombres. Por nuestras emociones puras, que ciertas entidades malignas habían aprendido a explotar sin piedad, ocultos bajo la capa de legitimidad de los gobiernos, de las instituciones como la realeza, de las administraciones públicas y de las grandes empresas y corporaciones.

 

Nadie había escapado a ese brutal control salvo Mario, que había conseguido crear varias capas de realidad virtual en las que dejaba una parte de sí suspendida, hasta que daba con las soluciones a los problemas que se creaban por cada nueva decisión que tomaba. Nuevos y completos mundos, copia y espejo del mundo original, en los que él actuaba como arquitecto-creador. Solo después de muchos intentos logrará liberar a la humanidad del yugo de su condición de esclava y de la prisión impuesta a su atención y a su conciencia.

 

Esta es la crónica del viaje que hace Mario a través de los múltiples niveles de existencia, que él experimenta simbiotizado con las máquinas más sofisticadas, y de la toma de conciencia de su propia libertad. De su voluntad de no dejar a nadie atrás y sin caer en la trampa del mesianismo: nadie verá en su persona un salvador.

 

La humanidad, inconsciente y mansa, será arrastrada por la marea de las múltiples e innovadoras ideas y los disparatados proyectos que Mario lleva a cabo desde su hogar en una de las torres de cristal y acero, que nacen como parásitos aberrantes de los viejos cimientos medievales del centro de la antigua Valladolid.

Este tema fue modificado hace 2 meses por Learntofly

Citar
Compartir: