Forum

Lo que escapa de nu...
 
Avisos
Borrar todo

Lo que escapa de nuestro control

1 Mensajes
1 Usuarios
0 Likes
69 Visitas
Thornedo
(@thornedo)
Active Member
Registrado: hace 5 meses
Respuestas: 2
Iniciador de tema  

Miedo, orgullo, incertidumbre, lealtad, ira, valentía... Final.

Dicen que en el último instante de vida tu subconsciente te muestra un reflejo de tu ser, de todo lo que has sido y deseabas ser, de tus orgullos y momentos más felices, de tu mejor imagen como persona, tu momento de gloria que va a hacer que descanses eternamente en paz... es todo mentira.

Ese resplandor final te recuerda tu mayor error, la razón de fondo por la cual todo acabó, ese engranaje ligeramente torcido de la compleja maquinaria que rueda... sentías que podías esconderlo, ignorarlo, que no influiría jamás en tu destino... Hasta que no tienes más remedio que descubrir que te ha llevado a la muerte.

Ojalá no fuese un líder natural, ojalá no se hubiesen fijado en mi don para sobrevivir en aquel mundo corrompido, ojalá simplemente hubiera dedicado mi vida a partirme la espalda y destrozado las manos trabajando como esclavo en aquella fábrica día a día, ojalá no hubiese tenido al cargo a tantos valerosos hermanos que sin pestañear hubieran dado su vida por la causa... Ahora simplemente podrían velarme y poder entregar con orgullo su existencia al imperio un día más...

En aquella instrucción previa a mi última guerra, nos reunieron a los cuerpos superiores de la milicia para advertirnos de todo ese horror que se avecinaba en forma de asquerosos cuerpos deformes sonrientes envueltos en llamas de colores. Esos demonios eran la representación terrenal de la herejía más viva, pura y poderosa que jamás podríamos llegar a ver. Como de costumbre la instrucción terminaba con una oración por nuestras almas encomendadas al padre de todos, nuestra segura despedida de la vida, un sincero pésame a nuestra propia muerte... Como de costumbre al finalizar la instrucción se nos dibujaba a todos esa pequeña sonrisa de confianza plena en la victoria...

 

No aquella vez.


Citar
Compartir: