«Edge of Nowhere» un videjuego en las Montañas de la Locura

"Edge of Nowhere" un videjuego en las Montañas de la Locura | Noviembre Nocturno 6

«Edge of Nowhere» un videjuego en las Montañas de la Locura

La mitología lovecraftiana no deja de sorprenderme. Nadie daría crédito al aplomo con el que, paso a paso, relato a relato, entre las plumas de los más notorios y los más desconocidos seguidores y continuadores de su obra, el Horror Cósmico ha conquistado el mundo, con sus tentáculos aferrados a la cultura contemporánea y a las nuevas formas de entretenimiento. Sus muchas ramificaciones, variantes, mutaciones y fantasmagorías recorren ahora mismo las arterias de un mundo que se asoma a los abismos insondables del vacío existencial, la pérdida y el horror irracional.

 

No deja de sorprenderme y aterrarme incluso hoy, tras años de lecturas y análisis de la obra lovecraftiana. Quizá porque sigo siendo aquel joven ignorante que se topó casi por fortuna con un ejemplar de Los Mitos de Chtulhu (Alianza Editorial, 2008) un ejemplar deshojado, casi obsesivamente desgastado de tantas idas y venidas, y lecturas y relecturas, que aguardaba soñando entre otros grimorios olvidados de la biblioteca familiar.

 

Los Mitos de Cthulhu Alianza Editorial 2008 Noviembre Nocturno Lovecraft

Los Mitos de Cthulhu Alianza Editorial 2008

 

Decía Borges que una biblioteca es un cementerio en el que los muertos aguardan para contar sus historias. No hay descripción más sublime que esta para definir la literatura de los Mitos de Cthulhu. Porque no esta muerto lo que yace eternamente, y con el paso de los evos, aun la muerte puede morir.     

 

Recuerdo vívamente dos lecturas de Lovecraft que me acompañarán siempre: la primera fue La Sombra sobre Innsmouth, y tiempo después, tras leer varios relatos cortos y devorar la selección de Los mitos de Cthulhu de Rafael Llopis, un buen amigo me dijo que había llegado la hora. Una vez que has dado tus primeros pasos en el cenáculo lovecraftiano, es hora de atravesar el umbral de «Las Montañas de la Locura». Le hice caso, como a tantos otros que me decían que aguardase, que leyese unos cuantos relatos de los mitos antes de llegar a ese ejercicio rituálico que es el viaje de la expedición Pabodie. Sólo así saborea uno con todos los matices la magnitud del horror galáctico que recorría el entramado neuronal de H.P. Lovecraft. No puedo ni imaginarme lo que sentirían aquellos primeros lectores de Astounding Stories, cuando en 1936 abrieron las páginas de su revista para toparse con el relato de Lovecraft.

 

Astounding Stories 1936 Noviembre Nocturno Lovecraft

Astounding Stories 1936

 

Personalmente, he llegado a apreciar con cierta solemnidad este relato, al que muchos califican de «pesado»,  «lento» y «sobrecargado». Son calificativos que muchos atribuyen, en general, a la  obra de Lovecraft. Pero conmigo, afortunadamente, no se ha dado el caso. Siempre me ha resultado fácil entrarle al trapo, seguirle el juego y dejarme llevar por su prosa decimonónica. A pesar incluso de sus carencias, de las críticas que llueven sobre su estilo literario, creo que hoy debemos reconocer con justicia, que Lovecraft se ha ganado un puesto entre los grandes de la literatura fantástica.

 

Pero incluso así, incluso hablando de su obra como una de las más influyentes, seguimos teniendo muchas asignaturas pendientes en cuanto a sus adaptaciones al cine, la televisión o la industria del entretenimiento se refiere. Hay grandes obras maestras que tienen esa esencia lovecraftiana, que la respiran en su atmósfera, o que devuelven una mirada, un parpadeo primigenio en alguna de sus escenas («Alien, el octavo pasajero», «Horizonte Final», «Dark City», «Dead Space», «It», «Hellraiser», «Razas de noche», «La Cosa», «Evil Dead», «True Detective»… ). Pero no son adaptaciones directas de su obra, no son ni mucho menos versiones de sus relatos, tan sólo beben de esa fuente interminable de pavores que es el «Horror cósmico materialista»

 

Edge of Nowhere Insomniac games noviembre nocturno Lovercaft

Edge of Nowhere Insomniac games

 

No hace mucho tiempo, se hablaba de una posible versión cinematográfica de «At the mountains of madness» dirigida por Guillermo del Toro. Que contaba también con la presencia de Tom Cruise y James Cameron en la producción. Pero las desavenencias con el estudio terminaron con el entusiasmo del director. Se dijo también que del Toro había quedado decepcionado tras el estreno de Prometheus, que practicamente era una copia del guión que tenía en mente, y a esto se sumaron también los problemas con la clasificación de edad de la película, un quebradero de cabeza para todo director que se precie de querer estrenar una superproducción que no sea apta para el gran público.

 

Sobra decir que el que suscribe estaba entusiasmado con la idea de una superproducción Lovecraftiana, incluso ahora que todo parece perdido,  mantengo la esperanza en que del Toro encuentre su financiación algún día, y se le dé carta blanca para hacer su película. No obstante, también los hay que dicen que Lovecraft no está hecho para el gran público, al menos no el público a por el que van los grandes estudios de Hollywood.

 

Edge of Nowhere Insomniac games noviembre nocturno Lovercaft

Edge of Nowhere Insomniac games

 

Y así llegamos por fin a la obra que nos ocupa, una nueva adaptación que merece la pena rescatar de entre los múltiples estrenos relacionados con Lovecraft que se avecinan en la industria del videojuego (disponible además en el famoso Oculus rift). Ya que el cine no se atreve, los videojuegos han sabido aglutinar a ese público (que muchos dicen minoritario) pero que genera miles de millones de beneficios cada año. Una industria, la del videojuego, que promete revolucionar el mundo, y atravesar las fronteras de la ficción para convertirnos en protagonistas de las novelas que han marcado a varias generaciones de lectores.

 

«Jugar» lo llaman, me hace gracia la palabra, aunque esconde muchos prismas, pero algunos videojuegos son ya obras de arte de indiscutible valor, y The Edge of Nowhere promete estar a la altura de esta categoría. Su historia, claramente inspirada en las Montañas de la Locura, nos introduce el drama de Victor Howard, que tratará de encontrar a su prometida, desaparecida durante una expedición en las remotas y desoladas regiones del Ártico.

 

Edge of Nowhere Insomniac games noviembre nocturno Lovercaft

Edge of Nowhere Insomniac games

 

El juego ha sido desarrollado por el equipo de Insomniac Games , conocidos por la saga Ratchet & Clank y que ahora sorprenden con esta majestuosa y pavorosa obra de arte, que sin duda hace honor a todos aquellos fans del horror cósmico, que aguardan pacientemente en sus moradas la aparición de este tipo de títulos, para saborearlos y deleitarse, son las sensaciones inimaginables que sólo un buen relato lovecraftiano (sea cual sea su formato) puede ofrecernos.

 

Tan sólo hay que ver el trailer para hacerse una idea…

 

«Todos los incidentes de aquel vuelo de cuatro horas y media están profundamente grabados en mi memoria a causa de la posición crucial que ocupan en mi vida. Este viaje señala la pérdida de la paz y el equilibrio con que una mente normal considera la naturaleza y sus leyes. Todos nosotros íbamos a enfrentarnos a un mundo inmenso de acechantes horrores que nada podría ya borrar de nuestras mentes, y que nunca osaríamos compartir con la humanidad».

 

H.P. Lovecraft, En las Montañas de la Locura, 1931.

 

Que las babas del Gran Cthulhu caigan sobre nosotros y nos cubran de deleites.

 

Edge of Nowhere, Insomniac Games

Edge of Nowhere, Insomniac Games

 

No Comments

Deja un comentario

Uso de cookies

Los Primigenios nos obligan a advertir que este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de sectario. Si continua navegando está dando su consentimiento para la invocación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: