Cthulhu «El Impronunciable»

Cthulhu "El Impronunciable" | Noviembre Nocturno 1

Cthulhu «El Impronunciable»

«Cthulhu» (Perfil) Versión que el propio H.P. Lovecraft dibujó para su amigo, el artista, historiador y antropólogo R.H. Barlow, el 11 de Mayo de 1934. En la dedicatoria se puede leer:

 

«To R.H. Barlow, Esq., whose Sculpture hath given Immortality to this trivial Design of his oblig’d of all Servants».
Cthulhu, H.P. Lovecraft, 11th May, 1934

 

Cthulhu

Cthulhu

 

 

Hasta donde revelan nuestros Grimorios, éste es el primer documento gráfico que da vida al Gran Durmiente, morador de la Ciudad Sumergida R’lyeh, que aguarda soñando el momento de resurgir para imponer de nuevo su dominio sobre la faz de La Tierra. La vocalización correcta de su nombre sigue siendo un misterio, Ya que el apelativo original de su Impronunciable Majestad Cthulhu no nació para ser proferido por gargantas humanas. Algunos expertos aluden al término «Innombrable» aplicado con frecuencia a esta Entidad, y lo refieren a un error de transcripción, ya que realmente se trataría de «El Impronunciable»

 

Sin embargo, con algo de entrenamiento y estudio del arcaico lenguaje de «Los Porfundos» concluímos que la expresión adecuada -recomendada también por el propio Lovecraft- sería: «Khlûl’hloo».

 

Esta eventualidad fonética ha dificultado en gran medida los rituales de invocación dedicados al Gran Tchulhu, ya que sin contar con alguno de sus adeptos mestizos, herederos o conocedores de las antiguas lenguas branquiales que lo adoraban, resulta difícil pronunciar debidamente el monstruoso nombre de Nuestro Venerado Horror Aletargado. Otras pronunciaciones mayormente aceptadas entre los adeptos serían: «kazulú»,«Chulu» o «katulú».
Si me preguntaran, yo les diría que es otro de los juegos macabros de los Primigenios, una burla blasfematoria con la que los Horrores Cósmicos se burlan de nuestra insignificante existencia.
¡Oh, Gran Tchulhu, vuelve y termina con esta impronunciable agonía!

Extraído de «El diario secreto de Zadok Allen».

No Comments

Deja un comentario

Uso de cookies

Los Primigenios nos obligan a advertir que este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de sectario. Si continua navegando está dando su consentimiento para la invocación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: